Páginas

martes, 12 de diciembre de 2017

Procrastinador en serie

Últimamente tengo mucho que hacer porque me he metido en una supermovida* que me tiene atorado del todo. Sin embargo me he medio enganchado a Netflix y he (des)aprovechado cada momento que he tenido para ver series de esas llenas de cliffhangers. Hoy quiero hacer una brevísima reseña de lo que he visto gracias a ese pozo sin fondo de tiempo libre:

Daredevil. Después de una magnífica primera temporada de presentación, Daredevil ya tiene uniforme definitivo justo a tiempo de combatir a La Mano, una oscura y antiquísima organización secreta de criminales que planean dar su golpe más mortal. Invitados especiales: Elektra (espectacular), Stick y The Punisher.
Lo mejor: Actores, tono, ritmo, historia... Toda la serie es excelente.
Lo peor: El tono adulto va en detrimento de los aspectos más coloridos y espectaculares del género superheroico (pero personalmente no me ha molestado nada).

The Defenders. Los heroes urbanos de Marvel/Netflix (Daredevil, Luke Cage, Jessica Jones y Puño de Hierro) se ven obligados a unir fuerzas para luchar en la batalla final contra La Mano. No se conocen ni se gustan, pero saben que deben colaborar para tener una oportunidad contra la organización y su líder (interpretada por Sigourney Weaver).
Lo mejor: Si has visto las series individuales (sobre todo la de Daredevil, que es donde se presenta a La Mano y sus características principales), te parecerá chulo ver a los héroes juntos.
Lo peor: No tiene gran ritmo ni hay mucha química entre los protas. La serie es prescindible.

Mindhunter. En los años 70 una pequeña unidad del FBI especializada en el estudio del comportamiento inicia un estudio acerca de varios de los criminales más peligrosos del momento.
Lo mejor: La ambientación y el parecido de los criminales de la ficción con los que realmente existieron (buscad en Google y alucinad). Grandes interpretaciones. El desarrollo del prota a lo largo de los episodios.
Lo peor: Se habla de delitos horribles, absténganse personas con estómago sensible (a mi solo con algunas descripciones que daban se me ponían los pelos de punta).

The Punisher. Después de su presentación en la serie de Daredevil, Frank Castle continúa su historia de violencia y desesperación en solitario mientras busca a los responsables de la muerte de su familia. Por el camino descubrirá una conspiración que involucra a altas esferas políticas y económicas.
Lo mejor: Buena interpretación del personaje. Historia interesante y absorbente. Buenos secundarios y villanos temibles.
Lo peor: Probablemente sea inevitable tratándose de Punisher, pero me ha paecido muy violenta y con un punto ultraconservador que a mi no me mola mucho (muy pro-armas y esas cosas).

Helix. Una extraña infección se ha extendido por una vanguardista base científica aislada en el Ártico, así que un equipo de expertos del Centro de Control de Enfermedades se desplazan hasta allí para investigar. Pronto descubrirán que la base oculta más secretos de los que esperaban y que la infección es más peligrosa de lo que imaginaban.
Lo mejor: Aunque en un primer vistazo puede parecer la típica historia de zombis/infectados, el enfoque más propio de la ciencia-ficción que del terror la vuelve más original. Intriga y conspiraciones guays.
Lo peor: Quizá sobra algún que otro enredo sobre ex-mujeres, novias y líos de esos (pero tampoco es que se pongan pesados). Aún no he visto la temporada 2, pero no parece tan chula como la 1.

Stranger Things. Después de que un niño desaparezca, su familia y sus amigos comienzan a buscarlo. Pronto descubrirán que detrás de la desaparición hay un peligro sobrenatural. Mientras tanto una nueva y misteriosa amiga se unirá al grupo.
Lo mejor: Nostalgia ochentera bien llevada. Los niños son muy simpáticos, nada repelentes. Es una historia de terror (con sus escenas oscuras y sus sustillos) pero la presencia de los niños y demás personajes majos del pueblo relajan el ambiente para que no dé tanto miedo.
Lo peor: La temporada 2 ya no sorprende tanto.

Y eso es todo por hoy. Espero que vosotros estéis bien... ¡y que no caigáis en la trampa de ver series! (se tragan un montón de horas). ¡Hasta pronto!

______________________________________
*"Supermovida" es un concepto con copyright de Speedygirl, pero es muy maja y seguro que me deja usarlo. ;P

sábado, 28 de octubre de 2017

Thor: Ragnarok

Recientemente he decidido tomarme un descanso de la actualidad (porque últimamente la actualidad es agotadora) y he ido al cine a ver Thor Ragnarok, la tercera película en solitario del vengador asgardiano de Marvel.

Thor se ha pasado los últimos tiempos combatiendo con enemigos y resolviendo problemas por el universo así que ya le toca regresar a Asgard y poner orden en su propia casa. Pero las cosas se complican con la llegada de Hela, la temible diosa de la muerte, que reclama para sí el trono de la ciudad dorada y envía a Thor a un planeta salvaje y desconocido donde será apresado y esclavizado. El dios del trueno se verá involucrado en una batalla contrarreloj para escapar de sus captores y derrotar a la prácticamente invulnerable Hela.

Thor Ragnarok es una película curiosa. Nada más empezar descubrimos que el tono elegido huye de la grandilocuencia a la que nos tiene acostumbrados el personaje para optar por un estilo que oscila entre lo aventurero y lo cómico. Esto resulta a la vez bueno y malo: es bueno porque garantiza un ritmo ágil y diversión continua, y es malo porque roza demasiado a menudo la tontería y el payaseo. De todos modos, y visto con una perspectiva global, puede decirse que el resultado es bueno. La película entretiene a todos los públicos, cuenta una historia relativamente interesante, presenta personajes carismáticos y fáciles de querer, y hace de Thor un héroe simpático.

Hela es una rival poderosa y despiadada
En lo relativo a los actores, Chris Hemsworth hace un buen trabajo (aunque no sé si se debe a que actúa mejor o a que yo me he acostumbrado a verle como Thor) y esta vez sí que consigue llevarse el protagonismo de la cinta (no como en anteriores pelis, en las que Loki se adueñaba de la función). Tom Hiddleston sigue en su linea, con un Loki muy interesante. Y la revelación ha resultado ser Cate Blanchett que interpreta muy bien a la oscura Hela (aunque tampoco tiene que esforzarse mucho, puesto que el personaje es bastante plano). Completan el reparto Jeff Goldblum interpretando a un villano con una divertida vis cómica y Mark Ruffalo como Bruce Banner/Hulk, que está aceptablemente bien.

Thor tendrá que luchar por la supervivencia de Asgard
En resumen: Thor Ragnarok no es que sea una maravilla, pero es una peli divertidísima si te permites disfrutar con unos cuantos chistes chorras y muy entretenida si te gustan las aventuras espaciales y fantásticas para todos los públicos. Además el film tiene un estilo y una música ochentera que, a ratos, la vuelve ridículamente divertida.

Lo mejor: Villanos molones (todos ellos) a pesar de ser un poco simples. Una aventura entretenida. Un par de referencias divertidas que los aficionados a los cómics sabrán apreciar.

Lo peor: Algún que otro momento cómico que roza el ridículo.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Blade Runner 2049

Después de haber visto críticas de lo más diverso me decidí (no sin algunas reservas) a ver esta secuela tardía de Blade Runner, esta vez protagonizada por Ryan Gosling y con Harrison Ford como secundario de lujo.

Han pasado 30 años desde la aventura de Deckard. Los replicantes se rebelaron y fracasaron, y con ellos también se hundió Tyrell, la empresa que los fabricaba. En la actualidad un nuevo genio de la genética ha tomado el lugar de Tyrell y ha vuelto a fabricar estos esclavos artificiales, esta vez más modernos y más obedientes. En este mundo, un oficial replicante trabaja para la policía dando caza a los últimos de su especie que aún se rebelan contra los humanos cuando, investigando un caso, se verá involucrado en una conspiración con la que se sentirá especialmente concernido.

Con tanta gente diciendo que la peli se hace larga, y con Ryan Gosling a la vista (un actor con cierta tendencia a la sosez), la verdad es que mis expectativas sobre esta peli habían bajado considerablemente. Craso error por mi parte puesto que me ha encantado.

Cabe en primer lugar destacar el apartado visual y "ambiental". Blade Runner 2049 está fantásticamente ambientada para trasladar al espectador al futuro oscuro que describía Philip K. Dick en la novela original, pero al mismo tiempo sabe ser innovadora para que nada suene repetitivo respecto a la primera peli. Acompañando al protagonista descubrimos un mundo futuro que envuelve y absorbe al visitante, y que resulta terrible pero hermoso.

Las escenas de acción son breves pero bonitas y motivadas
La trama de la peli, con el estilo noir y futurista de la saga, está llevada con un ritmo pausado que parece que ha sacado de quicio a algunos críticos. A mi sin embargo me parece que todo sucede como tiene que suceder: con una cadencia de los acontecimientos que invita a la reflexión y ayuda a buscar lecturas entrelíneas e interpretaciones personales de lo que ocurre, pero con un buen uso del tiempo que también nos ayuda a empatizar con la manera de ver la vida que tiene el replicante protagonista. Con esto no quiero decir que la peli sea lenta (de hecho yo tuve la sensación de que siempre estaban pasando cosas) pero sí que hay que advertir que no es una peli de acción (aunque tiene algunas escenas de acción estupendamente rodadas y, además, con importancia argumental).

Hay escenas muy potentes visualmente que contribuyen a crear
una atmósfera muy especial
Ryan Gosling lo hace de maravilla. De hecho convierte sus limitaciones en virtudes y da vida a un ser duro, valiente y calmado pero en el que se pueden adivinar profundos sentimientos cuando se le sigue con atención. También es notable el desempeño de Ana de Armas, eso sí, en un papel más sencillo y amable, y el de Sylvia Hoeks, con un personaje tan capaz de provocar empatía como de provocar terror. Por desgracia el punto débil ha resultado estar en Harrison Ford, que no logra alcanzar el nivelazo que esta vez tienen Gosling y la mayoría de los demás intérpretes.

En resumen: gran película que parte del universo Blade Runner de la primera parte pero lo amplía y explora de manera novedosa y atractiva. Además cuenta una historia intrincada e interesante, llena de mensajes y recovecos filosóficos para que el espectador los rellene a su manera y, en todo caso, con una espléndida trama policíaca. Muy recomendable.

Lo mejor: La ambientación. Trama de investigación cargada de matices que te deja pensando después de salir del cine. Muy bien Ryan Gosling.

Lo peor: Un decepcionante Harrison Ford.

lunes, 2 de octubre de 2017

Negocios poco saludables

Echadle un ojo a esta viñeta de Laura Pacheco para la campaña No es sano. Los precios de los medicamentos están sufriendo una escalada insostenible (e injustificable) en todo el mundo, lo cual supone una seria amenaza para la salud pública. 


viernes, 15 de septiembre de 2017

Un mundo salvaje

Últimamente ha llegado a mis manos un cómic muy especial del que quiero hablaros. Se titula Aldebarán y está guionizado y bellamente dibujado por el historietista brasileño Leo.

Aldebarán cuenta la historia de los colonos del planeta Aldebarán 4, abandonados allí por los terrícolas hace más de 100 años. Durante este tiempo los colonos han formado ciudades y se han organizado para crear una nueva sociedad autosuficiente en este nuevo mundo que bulle de exóticos animales y plantas. En este contexto dos jóvenes de pueblo se verán envueltos en una gran aventura que les llevará a conocer enigmáticos personajes, a luchar contra las altas esferas del gobierno opresor de la colonia y a investigar el misterioso tesoro que esconde el planeta.

Aldebarán es una historia de ciencia-ficción poco corriente. Se aleja de la parafernalia clásica del género, caracterizada por las tecnologías imposibles y los futuros extraños, y se centra en mostrarnos un entorno natural muy original, exhuberante y atractivo. La ecología, la vida rural y la exploración se converten en motores fundamentales de la narración, ayudados por el espectacular dibujo de Leo. Con un asombroso nivel de detalle, el autor presenta personajes singulares que se desenvuelven entre animales imposibles y paisajes hermosos llenos de playas, selvas, mares, etc.

Estructura de página bastante sencilla pero
con dibujo detallado y mucha información.
Quizá el punto débil de la obra se encuentre en el guión. No es que la historia sea aburrida, de hecho cuenta una aventura muy interesante que engancha enseguida al lector y le invita continuamnte a seguir descubriendo el planeta y sus misterios. Sin embargo se nota cierta falta de destreza en algunos diálogos y en la sucesión de algunas situaciones. Hay momentos en que las subtramas románticas se alargan más de la cuenta o surgen de manera precipitada, otras veces ocurren "casualidades" demasiado oportunas o se explicitan más de la cuenta situaciones o pensamientos que podrían quedar claros sin tanta explicación. Nada de esto es suficiente para estropear una historia tan interesante y tan bonita, pero si se hubieran pulido estos extremos hubiera quedado una obra maestra.

En resumen, Aldebarán es un cómic para aquellos que sepan disfrutar de la belleza de esta naturaleza imaginada, para los que no tengan inconveniente en adentrarse en un cuento en el que prima la exploración y la investigación sobre la acción, y para los que aprecien un ritmo narrativo más propio del cómic europeo que del americano.

Lo mejor: El bonito y detallado dibujo de animales, paisajes y personajes. La intrigante historia de fondo.

Lo peor: Más deux ex machina (casualidades en el guión) de lo que hubiera deseado.


Nota: Aldebarán forma parte de una trilogía de tres libros semi-independientes: Aldebarán, Betelgeuse y Antares.

martes, 4 de julio de 2017

Wonder Woman

Dada la gran espectación que ha causado la nueva peli de Wonder Woman entre los aficionados no me ha quedado más remedio que verla. A continuación, una reseña con mis impresiones.

Diana ha nacido y crecido en la isla de Themyscira, hogar de la amazonas, la raza mujeres guerreras creadas por Zeus para ayudar a la humanidad a combatir el odio y la discordia de Ares, dios de la guerra. Cuando un soldado americano a bordo de un avion se estrella frente a su paradisíaco hogar, Diana descubrirá que hay una cruel guerra en curso en el mundo de los hombres (la I Guerra Mundial) y se sentirá obligada a intervenir...

Wonder Woman es una de esas pelis de orígenes que cuentan los comienzos de los superhéroes. Como suele ocurrir en este tipo de pelis, todo el metraje es una especie de introducción al personaje. Esto significa que no debemos esperar una peli con gran originalidad porque las presentaciones de personajes, lugares y situaciones no dejan mucho sitio para un argumento complejo y sorprendente. El problema es que en el caso de Wonder Woman estas limitaciones se hacen especiamente evidentes porque su argumento es el mismo que el de la primera peli del Capitán América (a saber: guerra en curso, aparición del superhéroe para cambiar las tornas, comando de simpáticos soldados ayudando al héroe, intrépido personaje del sexo opuesto que acaba enamorándose del héroe...).

Pero no todo son decepciones en Wonder Woman. Tal como ha courrido en las últimas pelis de DC, en esta ocasión han sacado músculo en lo visual, dejándonos algunas escenas de acción la mar de resultonas. Así, por ejemplo, la batalla de las amazonas en la isla de Themyscira o la representación de prácticamente todas las escenas de lucha con Wonder Woman resultan espectaculares, casi excesivas (aclaro que, en este contexto, "excesivo" no es nada malo). Si a esto le añadimos el trabajo y, sobre todo, la presencia que aporta Gal Gadot, tenemos una peli que puede resultar bastante aprovechable.

En resumen, no creo que esta peli de Wonder Woman le vaya a cambiar la vida a nadie, pero es innegable que ofrece un rato de buen entretenimiento visual y sienta las bases para la introducción de una nueva superheroína en el universo cinematográfico de DC con potencial para sorprender muy gratamente y despertar más simpatías que sus sosainas compañeros de la JLA (el Batman interpretado por Affleck y el Superman de Cavill).

Lo mejor: Gal Gadot. Los superpoderes, explosiones, tollinas, etc.

Lo peor: Un villano regulero y un argumento poco original. La oscuridad y el polvo de la guerra no ayuda al lucimiento de la prota.

domingo, 30 de abril de 2017

La (hipotética) historia del calamar

¿Alguna vez has pensado en el primer ser humano que comió calamares? 

Un hombre primitivo solitario y cansado se pasea por un planeta Tierra aún virgen y salvaje. Después de un largo día en el que ha tenido que huir de un oso, sufrir unas 30 picaduras de mosquito y rozar un montón de ortigas, el pobre homo flacuchus ha hecho un alto en el camino para recuperar fuerzas. Se sienta en una roca, sobre un pequeño acantilado en el que las olas de un mar tranquilo rompen con desgana. Mientras el sol se pone, un crisol de colores tiñe el mundo dándole un nuevo aspecto casi irreal. Nuestro protagonista disfrutaría de la estampa si no estuviera tan hambriento que solo puede pensar en el rugido de su estómago. "Jo, ahora mismo me comería cualquier cosa". 

El universo (que es un cachondo) escucha la llamada y provoca una ola más fuerte de lo normal, que deja pingando al pobre viajero y descarga un montón de pequeños seres viscosos, blanquecinos y llenos de tentáculos. "Debería haber dicho que ahora me comería un solomillo de ternera, cagüen...", piensa el homo flacuchus. Pero esto es lo que hay: calamares. Así que nuestro héroe prepara una olla, se busca unas hierbas y elabora un plato de calamares cocidos sobre lecho de diente de león con un sutil toque de sal marina natural. ¡Y resulta que sabe bien!

Bien alimentado y más descansado, el homo no-tan-flacuchus se da cuenta de que sus problemas aún no han terminado. Ahora debe volver al poblado y convencer a sus vecinos de que el bicho-moco llamado calamar no solo es comestible, sino que además está bueno. Así que idea una elaborada treta para introducir este nuevo manjar en la dieta de sus conciudadanos. Pero esta historia quedará para otro día...

domingo, 2 de abril de 2017

Almibarado

Ya llega la primavera. Se nota porque hay más horas de sol, porque el tiempo esá loco y a veces hace calor y otras veces frío, y sobre todo porque en la tele lo dicen todo el rato. Pero en mi caso también se nota en la dieta. 

Physalis. Parecido a una uva exótica y un pelín ácida
envuelta en un saquito de hojas.
Últimamente creo que en vez de sangre debo tener almíbar. No es culpa mía: es el universo, que me pone cosas exquisitas por todas partes. Y, claro, ¿cómo voy a decirle que "no" al universo?

En primavera hay una gran variedad de frutas riquísimas a nuestro alcance. Todavía estamos en tiempo de naranjas y sin embargo los fruteros también empiezan a llenarse de kiwis, uvas, physalis y fresas. ¡FRESAS! Qué cosa más rica, muchachada.

A todo esto se suma la aparición repentina de varios bizcochos y tartas caseras en mi entorno. (Os recomiendo encarecidamente la Tarta Tatin: una sencillísima tarta de manzana y hojaldre que está espectacular cuando se hace bien).

Tarta Tatin. Modesta pero buenísima.
Y por si eso fuera poco, los supermercados siguen aprovisionándonos de yogures variados y empieza a abrirse la veda de los helados. 

En fin, supongo que tendré que ponerme comer ensaladas y cosas sanas antes de que me dé un pampurrio. ¿Y vosotros qué tal?