Páginas

viernes, 22 de abril de 2011

Energía solar fotovoltaica

Bien sabido es que el sol es una fuente inagotable (a efectos prácticos) de energía. La energía del sol se puede aprovechar de muchas maneras, y una de ellas es mediante la obtención de energía solar fotovoltaica. Se trata de una manera de obtener energía eléctrica a partir de la luz solar. Para ello son necesarias células fotovoltaicas, que son dispositivos hechos de metales (principalmente silicio) que desprenden electrones cuando los fotones procedentes del sol chocan con ellos. De esta manera, una vez que un panel solar (que contiene varias células fotovoltaicas) entra en funcionamiento, produce un suministro continuo de energía eléctrica. Con un acumulador y transformador apropiados, se puede recoger, transformar y utilizar esa energía eléctrica cuando sea necesario. Además, puesto que lo que necesitan estos sistemas es sólo luz, funcionan incluso en días nublados o fríos.
Imágen: Instituto de Energías Renovables

No hay comentarios:

Publicar un comentario