Páginas

martes, 26 de abril de 2011

Series de los viejos tiempos

No sé si es que me he puesto nostálgico, pero me ha dado por recordar las series que veía de pequeño. Seguro que muchas te suenan.

Por ejemplo recuerdo la serie de Conan el aventurero, en la que Conan y sus amigos el príncipe Zula, Llasmin y ¿alguien recuerda cómo se llamaba el vikingo del hacha? luchaban contra los hombres-serpiente con sus armas de metal estelar.



También estaban las aventuras de Batman, una serie de animación de gran calidad, siempre llena de acción, suspense y villanos retorcidos. Puedes ver la intro (espectacular) desde este enlace.

Por otra parte, también me traen gratos recuerdos los T-Rex, un grupo de dinosaurios cantantes la mitad del tiempo y justicieros la otra mitad. Siempre me hicieron mucha gracia los malos, que eran el Jefazo y el Jefecillo. Puedes ver la intro desde este enlace.

Y por supuesto todos recordamos La Vuelta al mundo en 80 días, con personajes como Willy Fog, Rigodón y demás. Por cierto, a quien no se haya leído la novela original de Julio Verne, se la recomiendo (y, por cierto, en la novela el protagonista se llama Phileas Fogg, que me da un poco la risa cuando veo a gente adulta decir que Willy Fog dio la vuelta al mundo en 80 días).



Otro día sigo la recopilación, que todavía quedan muchas series para recordar.

3 comentarios:

  1. Jolines me recuerdan a las sobre mesas de los sabados... jajaja que yaya estoy hecha... ^.^

    ResponderEliminar
  2. Aisss a mi este tipo de post me encantan. Me encantaba Willy Fox, "Son 80 dias son, 80 nada más...", jajajajajaja. Eso si que era una aventura.

    La verdad es que es imposible no sentir nostalgia con estas cosas. Inevitable el tiempo pasa, pero nos deja bellos recuerdos como estos.

    Un besote.

    ResponderEliminar
  3. Madre mía, los T-Rex, ya ni me acordaba de que habían existido. Si es que nos hacemos mayores poco a poco.
    Gracias por haberte paseado por mi blog, espero que no te importe que haya entrado aqui sin llamar antes a la puerta.
    Un beso

    ResponderEliminar