Páginas

domingo, 5 de junio de 2011

La centrifugadora

Uno de los entrenamientos más famosos y más temidos que deben afrontar los pilotos de pruebas y los astronautas es el de la centrifugadora. Se trata de una máquina que hace girar al piloto entorno a un eje sometiendo su cuerpo a una aceleración cada vez mayor. La sensación subjetiva es la de un aumento repentino de la gravedad en el interior de la cabina, que prácticamente aplasta a la persona. Debido a esto, la sangre del cuerpo va a parar a los miembros inferiores y el cerebro corre el riesgo de quedarse sin oxígeno, lo cual provoca mareos e incluso pérdida de consciencia. Para evitarlo, los pilotos deben aprender a tensar los músculos de piernas, abdómen y tórax, de manera que la sangre permanezca donde debe a pesar de las fuerzas G. Recuerdo un documental que vi hace tiempo en el que enseñaban a hacer esto; uno de los ejercicios más sencillos consiste en sostener una pelota de tenis entre las dos rodillas mientras estamos sentados ejerciendo la mayor presión posible. Ya puedes empezar a entrenarte...


Video: Sacatraca

No hay comentarios:

Publicar un comentario