Páginas

domingo, 15 de abril de 2012

La cita

Una gruesa gota de sudor resbaló por la frente de Mario. Tenía el pulso acelerado y la respiración entrecortada, pero no podía evitar que se le escapara una especie de media sonrisa de satisfacción. Era una ocasión especial porque por fin se había atrevido a proponerle una cita a Marta. No era gran cosa, de hecho era más bien poco: sólo la había invitado a acompañarle a recoger suministros a la ciudad, labor que podía definirse de muchas maneras pero no como actividad romántica. Pero serviría para que pasaran un rato a solas y... ¿quién sabe?, podría ocurrir cualquier cosa. Como mínimo disfrutarían de una conversación agradable. Porque esa era una de las mejores cualidades de Marta: que siempre se podía hablar con ella. Siempre tenía alguna anécdota que contar, o alguna idea revolucionaria o algún chiste. Aunque el resto del mundo se viniera abajo, Marta mantenía su optimismo y su imaginación.
Mario se pasó la mano por la frente para quitarse el sudor, arrancó la estaca del pecho de un monstruo cuyos colmillos alargados ya no suponían una amenaza y se acercó caminando hacia atrás a Marta, hasta que sus espaldas se tocaron. Marta agarró con fuerza un viejo bastón terminado en punta, y se puso en posición de ataque mientras se apoyaba en Mario y le dedicaba una sonrisa más que reconfortante. Ahora que estaban preparados para protegerse mutuamente, podía empezar la “fiesta”. Ningún ejército de vampiros iba a impedirles tener su excursión a la ciudad a los últimos humanos del mundo.

8 comentarios:

  1. De no ser por la última frase habría asegurado que ambos residían en Villaverde ;P

    ResponderEliminar
  2. Doctora, ¿por qué? ¿en Villaverde también hay que pelear espalda con espalda? :D

    ResponderEliminar
  3. Me ha gustado mucho, jamás imaginé que el tema iba de vampiros, ¿es obra de tu imaginación esto que nos has mostrado?, de verdad que me ha gustado mucho :D

    Eres un estuche de monerías

    ResponderEliminar
  4. Alezhi, pues sí, es obra de mi imaginación. Gracias, me alegra que te haya gustado.

    ResponderEliminar
  5. Me encanta!!! Quiero más relatos :-))) (por pedir...). Cómo consigues meter romance, vampiros y sorpresa final en tan poco espacio? Es genial!!!
    Un beso :-)

    ResponderEliminar
  6. Lili, gracias, me alegra que te haya gustado. Siempre es agradable recibir buenas críticas de una escritora profesional ;D

    ResponderEliminar
  7. Pensaba que los vampiros iban a ser ellos... ;P Muy bueno, como dice Lili, no es fácil meter mucho contenido en poco espacio, y tú lo has conseguido a la perfección.

    ResponderEliminar
  8. Speedy, pues hubiera sido buena idea que los vampiros fueran ellos...
    Gracias Speedy, eres muy amable. ;)

    ResponderEliminar