Páginas

martes, 20 de noviembre de 2012

20 años de X-Men animados

Después de leer el artículo que la gente de Zona Negativa le ha dedicado a la serie de animación de la Patrulla X de los años 90 con motivo de su 20º aniversario, no me he podido resistir a redactar mi propia entrada de homenaje.

Para ponernos en situación empecemos como debe ser: con el opening de la serie.



Al escuchar esa música y ver esa introducción vuelvo a ser aquel pequeñajo de 10 años (más o menos) que veía la serie siempre que podía. Vuelvo a jugar a salvar el mundo imitando a Lobezno (y a Gambito). Vuelvo a sentir la aventura, la emoción, la intriga. Vuelvo a ser un niño que se siente mayor viendo una serie en la que se tratan temas tan profundos como el racismo, la libertad, la importancia de la educación, el amor, el miedo...

Está claro que no puedo ser objetivo cuando hablo de esta serie, porque fue una de las que más me gustaron cuando era pequeño. Pero hay que reconocer que estaba muy bien hecha. A pesar de contar con nada menos que 8 personajes principales y multitud de secundarios, cada episodio tenía su introducción, nudo y desenlace (o to be continued) perfectamente hilvanados. Había mucha acción pero también había cierta profundidad en el argumento. Los personajes eran variados y tenían personalidad propia.

Porque esa era parte de la gran fortaleza de la serie: sus personajes. Normalmente, en las series infantiles de acción de aquella época sólo había dos tipos de personajes: los buenos y los malos. Sin embargo, en X-Men, el blanco y negro argumental había dado paso a una rica escala de grises que parecía querer demostrar a los niños que el mundo era más complicado de lo que parecía. Así, veíamos cómo Lobezno (uno de los buenos) sentía celos de la relación entre sus compañeros Cíclope y Jean; Gambito (también de los buenos) había tenido un turbio pasado como ladrón; el villano Magneto era también un hombre educado y respetable que mantenía discusiones intelectuales con el Profesor X (el jefe de los buenos)...  En definitiva, aquellos personajes, lejos de ser simplemente un puñado de tipos raros que vestían uniformes de colores chillones y lanzaban rayos raros (supongo que así los verían nuestros padres "desde fuera"), eran también metáforas de algunos de los problemas humanos más relevantes.
Y además, "molaban" ;)

En fin, que esta es una de esas entradas en las que me dejo llevar por la nostalgia. Si no veías la serie de pequeño tal vez te haya parecido un poco sosa (si la veías, espero que te haya gustado), pero quiero pensar que no está mal dedicar un rato de vez en cuando a rememorar "tiempos más sencillos". ;D

7 comentarios:

  1. Ni he visto los dibujos, las pelis ni comic ni nada. No se porque, pero lo relativo a los X-men nunca me ha llamado la atención
    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Yo era fan de esta serie animada
    Me gustaba sobretodo ciclope


    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hmmm... sentimientos contradictorios se amontonan en mi interior ahora mismo... empezaré por lo bueno.

    Mi padre era fan de X Men desde pequeño y nos lo metió a nosotros también, así que cuando nos enteramos de que iban a echar una serie de dibujos fue un acontecimiento en casa, grabamos la serie en vhs y el vídeo que has puesto me trae muy buenos recuerdos de mi infancia.

    Ahora pasemos a lo malo. A mí la serie nunca llegó a molarme del todo. El dibujo me pareció siempre muy regulero comparado con los cómics y con otras series como la de Batman o Spiderman y el menda que ponía voz a Cíclope era el que dobló al puto Bob Saget en "Padres forzosos" (la primera vez que le oí me llevé un chasco muy gordo). Además las historias me parecían ya entonces bastante infantiles, muy light, creo que si ahora viese un episodio se me caería todavía más el mito. Pero vamos, que ha estado muy bien que recordases la serie, me moló oír la musiquita :)

    ResponderEliminar
  4. Pimiento y Tomate, a mi los cómics de La Patrulla X tampoco me llaman demasiado la atención, y las pelis me han parecido reguleras (bueno, la última si que me gustó más), pero esta serie era muy entretenida. Pero ya se sabe que sobre gustos no hay nada escrito :)

    Manuel, es que era muy divertida!. Cíclope estaba muy bien, y además era el jefe. Pero a mi me atraían más Lobezno y Gambito.
    Saludos mon ami.

    Doctora, buena idea la de grabarla en video!
    Sobre las comparaciones... es que pones el listón muy alto: la serie de Batman y la de Spiderman eran muy buenas! A mi también me encantaban. (Si tuviera que elegir, la que más me mola es la de Spiderman).
    Sobre la voz de Cíclope, jaja, nunca me había fijado en esa coincidencia. De todos modos no me parece mala voz (eso sí, ¡yo no pensaba en Padres Forzosos cuando veía X-Men!) :D
    En todo caso, me alegro de haberte recordado viejos tiempos (y viejas musiquitas) ;)

    ResponderEliminar
  5. Una de las mejores series que he visto en mi vida, mi favorito obviamente es Gambit.

    ResponderEliminar
  6. Curioso, a mí también se me amontonan recuerdos de la infancia. Me acuerdo sobremanera de Gambito. Esta serie me hizo pasar muy buenos ratos. Sí señor. Buen aporte nostálgico.

    ResponderEliminar
  7. WarrioR, estoy de acuerdo: era una serie muy entretenida. Y Gambit tenía mucho carisma, a mi también me gustaba mucho!

    Isra(el), qué series más buenas teníamos antes ¿verdad?. Gambito molaba mucho con sus cartas explosivas y su labia :D
    Me alegra que te haya gustado la entrada y te haya recordado viejos tiempos!

    ResponderEliminar