Páginas

domingo, 27 de mayo de 2012

Dibujos animados... raros

He preparado una lista de dibujos animados que he visto en algún momento y que tienen algo especial que hace que sean, cuanto menos, chocantes. No son dibujos animados especialmente profundos, ni especialmente bien dibujados, y son todos para todos los públicos. Pero son extraños, inclasificables. Que te diviertas... :D

1. Samurai Jack. Esta serie tiene ya unos años, y es la más seria de la lista. Cuenta la historia de un samurai antiguo que debe vencer a un malvado monstruo mágico llamado Aku. En su época, Jack casi había logrado vencer a Aku gracias a su espada mágica, pero en el último momento el monstruo envió a Jack al futuro, donde Aku es el rey del mundo. En la serie acompañaremos a Jack en su viaje por un mundo extraño y futurista mientras busca una manera de regresar a su época. Una serie extraña y llena de silencios, pero con momentos que tienen ese no-sé-qué que la hace especial (aclaro que con lo de "llena de silencios" no me refiero a que sea muy compleja ni nada de eso, es una serie para niños). Si tienes ocasión de ver el capítulo titulado "Jack y el escocés", no te lo pierdas (es muy divertido). Eso sí, ten en cuenta que es de esas series que a alguien le pueden gustar pero otra gente va a pensar "vaya truño: es aburrido y está mal dibujado".


2. Hora de aventuras. Uno de mis últimos descubrimientos. Tiene el aspecto de una historia muy infantil, que se desarrolla en mundos de casas de caramelo, ciudadanos-dulce (vamos, que son pastelillos parlantes y cosas así), unicornios, vampiros, caracoles gigantes... pero al mismo tiempo todo es muy raro. Por poner un ejemplo, los protagonistas son un niño y un perro, y recuerdo al perro diciendo "yo no soy mono, soy sexy". No sé si me explico: es todo como muy pasteloso pero de repente pasan cosas extrañamente divertidas. En resumen, otro claro ejemplo de serie que debe estar en esta lista de cosas curiosas.


3. Historias corrientes. Otra serie que sólo puedo describir como "rara". Sus protagonistas son Mordecai y Rigby, un pájaro azul y un mapache. Son un par de amigos un poco gamberretes que trabajan en un parque a las órdenes de Benson (un tipo con el aspecto de una máquina expendedora de chicles). Los dos amigos se pasan el día intentando escaquearse del trabajo, y suelen encontrarse con problemas y situaciones completamente absurdas. Lo dicho, otra serie rara para la lista.

Avance: The Amazing Spider-Man

Traigo una previa larga (4 minutos) de la nueva película de Spiderman, que llegará a los cines el 6 de julio. Se trata de un reboot de la saga cinematográfica del personaje, con otro equipo creativo al frente encabezado por Marc Webb y con el actor Andrew Garfield en el papel protagonista.

De todos modos, veo que siguen con la misma manía de desenmascarar al personaje a la mínima...

domingo, 20 de mayo de 2012

Curvas

Un "terrorífico" corto sobre un hombre que encuentra a una misteriosa (y un poco despistada) autoestopista en una curva...


Y, de paso, enlazo otro corto de David Galán, titulado El Cristal de la Eternidad. Este hombre hace unos cortos muy frikis, pero tiene momentos muy divertidos.

La casa-árbol

El HemLoft es una casa-árbol secreta que Joel Allen (el hombre del video) ha construído en un bosque. Desde 2009, su novia y él la utilizan como casa de fin de semana en plena naturaleza. Legalmente no le pertenece, puesto que se encuentra en un bosque (que no es suyo), pero él insiste en lo respetuosa con el entorno y lo ecológica que es esta casa-árbol.


domingo, 13 de mayo de 2012

Celebrities: Pedro Duque

Pedro Duque nos cuenta su experiencia como astronauta en un celebrities de Muchachada Nui.

Dormir con los peces

Me he encontrado con este curioso proyecto para construir un hotel submarino. Se trata de una estructura de un mínimo de 2000 m2 ampliable con varios módulos más de entre 1000 y 1500 m2. Además, al estar construida en módulos, existiría la posibilidad de trasladar parte del hotel de un sitio a otro. 


El concepto es curioso, pero no me seduce mucho la idea de que destrocen un ecosistema marino para hacer un hotel para ricachones. Espero que si el proyecto se lleva a cabo, se haga cuidando el medio ambiente.

domingo, 6 de mayo de 2012

Una semana con Clint Eastwood

Clint Eastwood siempre me ha caído bien. Como actor ha hecho buenas y malas películas, pero siempre logra emocionar con su aspecto de tipo duro pero con buen corazón. Y como director, nos ha regalado algunas auténticas joyas como Gran Torino o Million Dollar Baby. He preparado una lista con 7 películas de Clint Eastwood, una para cada día, para pasar una semana llena de emociones con este grande del séptimo arte.

1. Harry el sucio (1971). Una de las más emblemáticas películas del jóven Eastwood, en la que interpreta a Harry Callahan, un policía duro, serio y bruto que se tendrá que encargar de encontrar a un misterioso asesino en serie. No tiene el argumento más complejo del mundo, pero es todo un clásico.


2. Fuga de Alcatraz (1979). En esta ocasión Clint Eastwood pone cara a Frank Lee Morris, un preso de la cárcel de Alcatraz que tiene el firme propósito de fugarse de la penitenciaría más segura del mundo. Una de las mejores películas carcelarias que he visto, con todo el plan de fuga de Frank y sus amigos paso a paso.


 3. El jinete pálido (1985). Probablemente sea uno de los títulos más flojos de esta lista, pero sigue siendo un gran western para pasar la tarde. Tiene todos los ingredientes del cine del Oeste para atrapar al espectador: un grupo de colonos honrados y trabajadores en busca de oro, una banda de rufianes que se dedican a hacer la vida imposible a los colonos, y la llegada de un misterioso predicador que parece manejar mejor el revólver que la Biblia...

4. Sin perdón (1992). Una de las mejores películas del Oeste que he visto. Clint Eastwood forma equipo con Morgan Freeman para ofrecernos una historia épica, emocionante e inspiradora, en la que un pistolero retirado tendrá que volver a la acción junto a un viejo amigo y un joven novato para cobrar una recompensa.


5. En la línea de fuego (1993). Es una de esas películas que me gustan mucho. Soy consciente de sus fallos y de que es una americanada más, pero en mi opinión sigue siendo una gran película. Clint Eastwood interpreta a Frank Horrigan, un viejo agente del Servicio Secreto que lleva protegiendo las vidas de los presidentes de EEUU desde los tiempos de Kennedy. Ahora, cuando está a punto de retirarse, se ve obligado a regresar al servicio activo al enterarse de que un peligroso asesino (interpretado magistralmente por John Malkovich) planea matar al presidente.


6. Space Cowboys (2000). He leído todo tipo de críticas de esta película, y algunas no la ponen muy bien. Pero el caso es que a mi me ha gustado. Cuenta la historia de un grupo de viejos astronautas retirados que deben volver al espacio para reparar un antiguo satélite de comunicaciones que se ha averiado, y que tiene una tecnología obsoleta en la que ellos son expertos. Después de un duro (y en ocasiones, muy divertido) entrenamiento, podrán volver al espacio, donde encontrarán más peligros y dificultades de las que esperaban.


7. Gran Torino (2008). La última película de Clint Eastwood como actor. Cuenta una conmovedora historia sobre un anciano anticuado y malhumorado, al que le cuesta adaptarse a los cambios, especialmente a la llegada de inmigrantes asiáticos a su barrio. Pero las circunstancias le harán replantearse muchos de sus prejuicios. Una película divertida, dura y tierna al mismo tiempo que logra emocionar.


Me he dejado en el tintero algunas buenas películas de este gran actor y director, pero creo que con estos títulos se puede hacer un buen viaje por la obra de Clint Eastwood y pasar algunas horas de cine muy agradables. ¿A ti cuál te ha gustado más?.

La curiosa lógica de las reformas

Normalmente no trato temas serios de actualidad en La Terraza porque concibo este espacio como una zona de entretenimiento y relax alejada de las preocupaciones cotidianas y los grandes temas políticos, económicos y sociales. Pero quisiera aprovechar una pequeña entrada para compartir una columna de Juan José Millás, que apareció en el diario El País el pasado 27 de abril, que trata sobre las últimas reformas económicas y las explicaciones que se dan al respecto.

"Desde que los ministros de Rajoy, en especial Montoro y Ana Mato, decidieron explicar didácticamente los porqués de la demolición del Estado, entendemos las cosas mucho mejor. He aquí un resumen, claro como el agua, de sus argumentos: Se pone precio a la sanidad para que continúe siendo gratuita y se expulsa de ella a determinados colectivos para que siga siendo universal. Se liquidan las leyes laborales para salvaguardar los derechos de los trabajadores y se penaliza al jubilado y al enfermo para proteger a los colectivos más vulnerables. En cuanto a la educación, ponemos las tasas universitarias por las nubes para defender la igualdad de oportunidades y estimulamos su privatización para que continúe siendo pública. No es todo, ya que al objeto de mantener el orden público amnistiamos a los delincuentes grandes, ofrecemos salidas fiscales a los defraudadores ambiciosos y metemos cuatro años en la cárcel al que rompa una farola. Todo este programa reformador de gran calado no puede ponerse en marcha sin mentir, de modo que mentimos, sí, pero al modo de los novelistas: para que la verdad resplandezca. Dentro de esta lógica implacable, huimos de los periodistas para dar la cara y convocamos ruedas de prensa sin turno de preguntas para responder a todo. Nadie que tenga un poco de buena voluntad pondrá en duda por tanto que hemos autorizado la subida del gas y de la luz a fin de que resulten más baratos y que obedecemos sin rechistar a Merkel para no perder soberanía. A no tardar mucho, quizá dispongamos que los aviones salgan con más retraso para que lleguen puntuales. Convencidos de que el derecho a la información es sagrado en toda democracia que se precie, vamos a tomar RTVE al asalto para mantener la pluralidad informativa. A nadie extrañe que para garantizar la libertad, tengamos que suprimir las libertades."