Páginas

jueves, 3 de octubre de 2013

Pelotas en juego

El otro día llegué a casa después de clase y me puse a ver la tele (ya sabéis, la típica hora de la siesta en la sobremesa). Estaban poniendo una peli que se titula Pelotas en juego, título que ya da una idea del nivel que se puede esperar del film (nivel mierder, para entendernos). Pero que no se diga que no le dí una oportunidad... :P

El argumento es más o menos el siguiente: un ex-campeón de ping-pong que actualmente se dedica a hacer espectáculos de habilidad en un bar-teatro de poca monta, es reclutado por el FBI para asistir a un campeonato secreto internacional de tenis de mesa y destapar una peligrosa red criminal que se esconde detrás del torneo.

Antes de continuar debo avisar: Pelotas en juego es una peli muy mala. Es una de esas comedias rematadamente malas que te hacen pensar "¿por qué estaré perdiendo el tiempo viendo esta chorrada?". Sin embargo a mi me debió pillar con el día tonto, porque me reí bien a gusto en varias ocasiones.

Realmente no hay mucho que decir sobre esta peli. Se trata de una parodia de las típicas películas de deportes en las que el héroe debe entrenarse para ganar la competición final contra un rival maloso. De hecho no falta de nada: tenemos al héroe (que en esta ocasión es un fracasado pero con increíbles aptitudes para el ping-pong), al venerable maestro que le enseñará a creer en sí mismo y a ganar a toda costa (una suerte de señor Miyagi ciego y gamberrete) e incluso a la chica (una bella jugadora de ping-pong y karateka de caracter algo voluble). Y para rematar el reparto, también tenemos a un agente del FBI que sueña con convertirse en una especie de 007, pero al que han asignado la misión más ridícula que existe.

La historia no da para mucho, pero si estás receptivo cuando la veas, te puedes partir de risa viendo imposibles partidas de ping-pong a velocidad de vértigo contra los rivales más extraños.

Lo mejor: La mayoría de los chistes no son tan sumamente previsibles como parecen, y cuando lo son, no se regodean en ellos excesivamente. Las "cortesanas" de la mansión de Feng (expertas en artes sensuales y eróticas). El maestro ciego y sus "¿qué me he perdido?" en los momentos más inoportunos. Las ridículamente épicas partidas de ping-pong.

Lo peor: Al final la peli se hace larga porque se vuelve "más de lo mismo" con tanta tontería. Es una peli muy simplona: todos los chistes son en plan payaso, no busques humor inteligente.

En definitiva, que si tienes uno de esos días tontos en los que te da la risa por cualquier cosa, puedes pasártelo pipa con esta peli. Pero advertidos quedáis de que es muy mala (no lo digo por decir), así que no me responsabilizo de que os quedéis con cara de "¿qué leches estoy viendo?".

8 comentarios:

  1. Cuando estoy de guardia, pongo la TV en la madrugada. No veas la cantidad de películas que hay de ese nivel, pero como debo mantenerme despierto, me engancha, Aunque a veces...

    Igual me río ;D

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Hola

    Jajajaja, muy buena descripción has hecho! No me suena para nada la película.

    Yo a veces he visto pelis que son malas no, lo siguiente.... por aquello de "no hay otra cosa que hacer" o "mientras espero a que los amigos me llamen para quedar". Y luego, me digo a mí misma: Uuuf, que rollo infumable he visto, jaja.

    Pero bueno, a veces por echarse unas risas... al final ve un peli de ese tipo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Christopher Walken se mete en cada berenjenal que no es normal.
    No creo que me guste.

    ResponderEliminar
  4. Madre mia si es que con ese titulo, da hasta miedo ponerla...

    Siempre me sorprende que actores que han hecho buenas peliculas hagan estas cosas tan malas.
    Imagino que es porque hay que comer... y si en un tiempo no le sale nada interesante se hacen anuncios o pelis malas lo que salga...

    Gracias por la critica, asi ya sabemos a que atenernos.

    ResponderEliminar
  5. Manuel, a las horas en que tenéis que hacer guardias la gente de la sanidad, creo que si consigues encontrar algún canal donde no haya teletienda o pitonisas de esas que adivinan el futuro, deberías darte por satisfecho. :D
    A este tipo de cine no podemos exigirle demasiado: hay que verlo con ganas de reirse y de no pensar demasiado.

    Eowyn, eso es, hay que ver estas pelis con ganas de reirse un rato, pero teniendo en cuenta que hay altas probabilidades de que sean malísimas. :D

    Doctora, jaja, pues sí, es un berenjenal que no está a la altura de un actor como él. O de Robert Patrick, que también sale unos minutos al principio de la peli.

    Celia, pues sí, ya desde el título deja claro que es una chorrada. :D
    No sé, yo creo que los actores también se lo deben pasar bien rodando estas tonterías. Si hay buen feeling entre ellos, tienen que reirse bastante. (Pero todo influirá, claro).

    ResponderEliminar
  6. ¿campeonato secreto internacional de tenis de mesa? original ya es, oye

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Raúl, jaja, bueno... no sé que decirte. Desde luego hay que reconocer que es una buena tapadera: a nadie se le ocurriría buscar una intrincada red de criminales en un campeonato de ping-pong. :D

    ResponderEliminar