Páginas

lunes, 29 de abril de 2013

Viejos tiempos

Estos días he estado echando la vista atrás, recordando los viejos tiempos, cosas tan antiguas que ya apenas las recuerdo. No, no estoy pensando en los orígenes de la Tierra ni nada por el estilo, estoy pensando en el año 2011 (d.C.).

Si no me equivoco fue hacia 2011 cuando empecé este blog. Yo todavía era un jovenzuelo despreocupado que tenía suficiente tiempo libre (ese tiempo que se obtiene cuando dejas para mañana lo que deberías estar haciendo ya) como para hacerse un blog de chorradas. Porque esa era la intención desde un principio: poner chorradas a montones. Por aquel entonces me dedicaba a subir videos de tonterías que me encontraba por internet, a hablar de comics y demás frikismos, y poco más. Nada de grandes parrafadas ni temas trascendentales.

Sin embargo con el tiempo el blog ha ido perdiendo el rumbo, y ahora se ha convertido en una cosa más indefinida. No es tan gracioso como antes, pero tiene más variedad (creo). Más o menos, la lógica que sigo para escribir entradas es... bueno, no hay ninguna lógica, sencillamente hablo de cosas que me llaman la atención y, si hay suerte, al día siguiente me encuentro con algún comentario diciéndome "a mi también me ha llamado la atención" o "sí, eso mola" o "bussiness energize financial gamer" (este último es de los que se suelen encontrar en la bandeja de spam).

En fin, que no sé qué pretendía con esta entrada, pero la cosa es que en marzo el blog cumplió 2 años y se me olvidó poner una entrada en plan cumpleblog, así que supongo que quería decir que me gusta mucho el grupillo de amiguetes virtual que nos hemos formado con esto de los blogs: estamos todos lejos, somos todos diferentes pero, al igual que los Fruittis, "estamos muy unidos".

Y ya que recordaba el año 2011, ahí dejo un remix muy marchoso con lo que escuchábamos a todas horas (quisiéramos o no) por aquel entonces. ¡A bailar!:

viernes, 26 de abril de 2013

Iron Man 3

Pues ya está: ya he visto Iron Man 3. Así que voy a contar mis impresiones sobre la película procurando no desvelar ninguna sorpresa del argumento (que las hay) para no estropearle el espectáculo a nadie. Pero, eso sí, debo advertir que después de ver la peli me ha quedado un sabor, digamos, agridulce.

La historia que cuenta Iron Man 3 es... dificil de resumir sin destripar partes importantes del argumento. Así que me limitaré a decir que en esta ocasión el superhéroe tendrá que hacer frente a una nueva amenaza que viene repleta de recursos, de mala leche y de una nueva tecnología biológica que permitirá a los villanos enfrentarse de tú a tú a las armaduras de Stark. Por su parte, "el bueno" también tiene novedades, como un nuevo sistema que le permite controlar su armadura a distancia y ponérsela y quitársela con gran facilidad (sin necesidad de todo el aparataje que requería anteriormente).

Si me preguntas mi opinión, debo decir que en Iron Man 3 encontramos algunas luces y bastantes sombras. Las luces vienen de la mano de la interpretación de los actores: Robert Downey Jr. hace de Tony Stark de manera sobresaliente, logrando crear un personaje interesante incluso cuando el guión se lo pone realmente difícil para lograrlo. También conviene destacar el trabajo de Ben Kingsley (me refiero al trabajo del actor, otra cosa diferente es lo que han hecho con su personaje, pero mejor me callo...), también el de Guy Pierce e incluso me permitiría decir que también Gwyneth Paltrow y Jon Favreau en los roles de Pepper Potts y "Happy" Hogan, respectivamente. Además el ritmo de la película se mantiene todo el tiempo a un nivel lo suficientemente frenético como para que los 130 minutos que dura se hagan relativamente cortos, lo que no es un logro menor.

Pero Iron Man 3 tiene muchos pinchazos. En primer lugar, el argumento es como una montaña rusa y no en el buen sentido: a menudo plantea algunas ideas que podrían resultar interesantes, pero también las acaba dejando en nada, dando una sensación de improvisación y de desperdicio que le hace a uno preguntarse si esta o aquella situación no se podría haber resuelto de una manera mucho más espectacular, divertida o sorprendente. Otra cosa que debería estar en la parte los "pros" pero que ha acabado en el cajón de los "contras" es el sentido del humor de esta cinta, que en muchas ocasiones resulta simplón e incluso cansino. Por ejemplo, se abusa de manera desmedida de los chistes "estilo gatillazo" (esas situaciones en las que parece que va a ocurrir algo grandioso pero luego no pasa nada o muy poco). 

En una película como esta, justo después de haber descrito algunos de los fallos que en mi opinión tiene, llegaría la hora de alabar los efectos especiales. Ahora es cuando debería decir que, pese a estos problemillas, uno siempre puede ir al cine y disfrutar de la peli gracias a las escenas maravillosas y espectaculares que nos brindan los informáticos de Hollywood. Pero lo cierto es que incluso en este extremo la peli me ha dejado un poco frío. No negaré que hay escenas bonitas, muchas explosiones y demás espectáculo de colorines pero, sinceramente, no es nada que no hayamos visto ya en las anteriores entregas de Iron Man y, sobre todo, en Los Vengadores. Sin embargo sí que hay algunos errores, a mi juicio, de novato. Por ejemplo, la física de las armaduras no está tan lograda como debería: da la sensación de que sean armaduras de plástico, en vez de pesadas armaduras de metal. (Pero, en vista del ritmo de destrucción de armaduras que hay en esta peli, tal vez sea eso lo que querían transmitir: que Stark ha pasado del titanio al plástico...).

De todos modos espero que nadie se deprima viendo esta crítica: debo reconocer que tenía unas expectativas bastante altas con esta peli, acrecentadas por alguna buena crítica que leí de ella antes de ir al cine, así que en parte es normal que no haya alcanzado los niveles que yo iba esperando. Por otra parte, es una aventura de superhéroes con bastantes escenas chulas de acción (el rescate en el avión, aunque corto, ha resultado mejor de lo que parecía en los trailers) así que, en el peor de los casos, tampoco es probable que te aburras.

Lo mejor: La interpretación de Robert Downey Jr.; los malos.

Lo peor: Varias situaciones supuestamente graciosas (no todas); altibajos en el guión (por ejemplo, ¿no debería haber pasado algo con el reloj del niño?, ¿no está todo lo relacionado con el presidente un poco cogido por los pelos?, ¿no es un poco chorras hacer que Stark vaya a por El Mandarín en plan MacGyver?, y otras cosas).

miércoles, 24 de abril de 2013

Cine de superhéroes 2013

Este año promete traernos una buena ración de cine de superhéroes, así que, aprovechando el estreno del primer trailer de la nueva peli de Thor, voy a dejar una retahíla de ellos aquí debajo:

Iron Man 3. (26 de abril). Pasado mañana llega a los cines por tercera vez el vengador dorado. Esta vez se enfrentará a El Mandarín en una aventura con un estilo más serio y oscuro que las anteriores.



El hombre de acero. (21 de junio). La nueva película de Superman intentará combinar al personaje más adulto y reflexivo con el superhéroe más activo y vistoso. Probablemente, el plato fuerte del año en lo relativo a cine superheroico.


Lobezno Inmortal. (26 de julio). El regreso del mutante de las garras de adamantium a la pantalla grande. Esta vez la historia le conducirá a Japón y al temible Samurai de Plata.



Thor: el mundo oscuro. (31 de octubre). El regreso (este año son todo secuelas) del Dios del Trueno, que esta vez se enfrentará a la amenaza de Malekith.



viernes, 19 de abril de 2013

Manual femenino de ligue

De vez en cuando leo blogs de chicas por ahí (¡puedo dejarlo cuando quiera! ¡que yo controlo!) y me he dado cuenta de que hay mucha fémina en busca de un príncipe azul con quien emparejarse para luego poder despotricar de él con sus amigas. Sin embargo, y aunque esto parezca inaudito, algunas de ellas dicen tener muchas dificultades para llamar su atención. Así que, en un alarde de generosidad y aburrimiento sin parangón, he decidido dar algunos consejos a estas chicas para que por fin sean capaces de atraer a su lado al hombre de sus sueños. Pasen y vean estos sencillos trucos 100% efectivos y salidos de una mente masculina (y un poco grillada, en vista de la entrada que ha quedado).

1. La dama en apuros.

Hace tiempo escuché a alguien decir que "nada le gusta más a un hombre que rescatar a una damisela en apuros". Me hizo gracia porque tuve que reconocer que algo de razón sí que tenía. A los hombres nos gusta sentirnos útiles. De algún modo, cada vez que colaboramos con una chica sentimos que estamos haciendo algo realmente importante y que somos necesarios, aunque la situación sea de lo más vulgar. Así que, si eres una chica, una buena forma de establecer un vínculo con un hombre es pedirle que te eche una mano con algo. Hay muchos ejemplos de tareas cotidianas en las que un hombre puede ayudar: desde alcanzarte algo que está en una balda demasiado alta de una estantería (si el chico es más alto que la chica) hasta abrirte un bote de mermelada, pasando por ayudarte a hacer alguna gestión. Puedes agradecerle estos rescates dándole una conversación agradable, siendo amable con él o simplemente sonriendo.

Precauciones: En primer lugar, asegúrate de que el chico en cuestión va a tener éxito al ayudarte, puesto que lo que quieres es que te ayude y se sienta bien al hacerlo. Por ejemplo, pídele que te abra el bote mermelada sólo si sabes con seguridad que va a ser capaz de abrirlo (y por tanto de demostrarte su hercúlea fuerza). Recuerda que quieres que se sienta útil, que tenga éxito. Por otra parte, recuerda que "la virtud está en el término medio". Es decir, que una cosa es que le pidas algún favor de vez en cuando, pero tampoco es cuestión de tener al pobre muchacho todo el día trabajando para tí. Queremos que él se sienta útil, pero no queremos que tú parezcas incapaz de hacer nada.

2. Piropos femeninos.

Las mujeres estáis acostumbradas a ser receptoras de piropos. Vuestros familiares, vuestras amigas y vuestros pretendientes os dicen cosas bonitas sobre vuestro aspecto físico, vuestra forma de moveros o vuestra ropa continuamente. Es algo muy arraigado en nuestra cultura. Sin embargo los hombres estamos menos acostumbrados. Esto hace que cualquier piropo, aunque no sea demasiado creativo ni demasiado interesante nos resulte llamativo. Por eso, si tienes cerca a tu objetivo parejil, tal vez quieras decirle en voz alta alguna de esas características que le hacen tan "irresistible". La buena noticia con esto es que vas a tener éxito incluso aunque seas una chica tímida, porque no se trata de que le digas nada espectacular. Se trata de decir las cosas con sencillez, sin complicarse (por ejemplo, "me gusta tu forma de andar, jeje"). No hay que romperse la cabeza buscando una fórmula intrincada para decir las cosas, basta con decirlas. Este tipo de expresiones dichas con tono amistoso son fáciles de colar en una conversación y tampoco son excesivamente comprometedoras, si es que eres tímida.

3. Caerse y levantarse.

Es habitual sentir una aplastante sensación de fracaso cuando la pareja potencial nos ve haciendo el ridículo. He visto a muchas chicas diciendo cosas como "tierra trágame" porque dijeron algo inconveniente en presencia del guaperas de turno o porque tenían un trozo de lechuga entre los dientes o cualquier otra variante de ridículo. Pero lo cierto es que hacer un poco el ridículo no es necesariamente tan desastroso. A veces, cuando vemos a una chica cometiendo un error y poniéndose consiguientemente colorada lo que pasa por nuestra cabeza no es "¡has cometido un error! ¡aléjate de mi!", sino que sentimos una gran empatía (casi seguro que el chico de tus sueños también ha cometido algún error en su vida). Nos da un poco la risa (sin querer), pensamos "pobrecilla, qué apuro debe estar pasando" y nos entran ganas de ayudar (en cierto modo, una mujer que hace el ridículo también es una "dama en apuros"). A veces, ver a una persona en una de estas situaciones de vulnerabilidad es lo que nos hace darnos cuenta de que es un ser humano, no un bicho raro al que no sabemos si deberíamos acercarnos. No me malinterpretes: tampoco es cuestión de pasarse el día haciendo el tonto, sólo digo que si metes la pata de manera fortuita no es el fin del mundo. No sé qué imagen de tipos duros damos desde fuera pero, creeme, los hombres podemos ser muy comprensivos.
_________________________________________________
Pues con esto voy a terminar la entrada, que ya me estoy cansando y además me empiezo a sentir avergonzado por escribir una entrada tan a lo Cosmopolitan (ahora que lo pienso, creo que nunca he leído una Cosmopolitan. Una vez intenté leer una Vogue... pero eso os lo cuento otro día).
Pues eso, ahora que llega el calor primaveral, espero que te apliques el cuento y pongas en marcha tus habilidades seductoras. ¡Tú sí que molas, nena!. 

domingo, 14 de abril de 2013

Polémicas superventas

Los asuntos relacionados con los derechos de las personas homosexuales llevan relativamente poco tiempo en la conciencia de la sociedad, así que todavía generan cierta polémica. Seguro que a todos nos suenan, por ejemplo, las leyes que regulan el matrimonio entre personas del mismo sexo y las manifestaciones a favor y en contra que se crean en todos los países donde se instauran. La experiencia con otros derechos que ya están más asentados nos dice que toda esta polémica se irá calmando con el tiempo y con la visibilidad de la comunidad homosexual. A medida que la gente vea que existen personas homosexuales en el mundo y que eso no implica ningún cataclismo extraño, todo esto dejará de ser un tema de actualidad y pasará a ser un tema de historia, igual que ocurrió (por ejemplo) con los matrimonios interraciales en su momento (hoy en día ningún político serio estaría en contra de que una pareja se case por el simple hecho de que uno sea blanco y la otra negra, o viceversa). Para contribuir a esta habituación hacia las personas homosexuales dentro de la sociedad, el mundo del arte cada vez va introduciendo más personajes y situaciones que incluyen a personas homosexuales en la cultura popular. Seguro que te suenan películas como Brokeback Mountain (una peli bastante mala, por cierto).

En el mundo del cómic, cada poco hay alguna polémica relacionada con esos "trasgresores" personajes homosexuales que se cuelan de vez en cuando en las viñetas. Una bastante sonada y que seguramente recuerdes haber visto hace poco en los medios de comunicación generalistas fue la que rodeó al número de Astonishing X-Men en el que dos de sus personajes varones se casan. Con menos revuelo, también se han encontrado otros personajes homosexuales en el mundo de los cómics superheroicos, como el personaje de Karolina en Runaways, o los Hulkling y Wiccan de Jóvenes Vengadores. En los últimos días el debate ha venido de la mano del comic Saga y la AppStore de Apple. En el número 12 de esta colección hay un par de viñetas en las que se puede ver claramente un pene durante una escena de sexo gay, y por este motivo los de Apple han decidido prohibir la venta de este tebeo es sus tiendas virtuales (si bien el tebeo sigue estando disponible, para quien lo quiera ver digitalmente, a través de la tienda de la editorial que lo publica, Image, y por supuesto también en papel). Por si tienes una morbosa curiosidad por ver tan traumáticas viñetas, puedes hacerlo en el artículo que le han dedicado al asunto en Zona Negativa (las imágenes de la polémica están en la pantalla que lleva en la cabeza uno de los personajes. Lo aclaro porque son tan pequeñas que quizá te pasen desapercibidas).

Dicho todo esto, ha llegado la hora de mi análisis crítico, en el que debo advertir que pienso hacer un poco de abogado del diablo. No debería hacer falta, pero antes que nada aclaro que en absoluto estoy de acuerdo con ningún tipo de censura hacia una obra artística que en ningún momento atenta contra ninguno de los derechos humanos, y que estoy a favor del reconocimiento de los derechos de las personas homosexuales (por ejemplo, el matrimonio: creo que cada uno debe poder casarse con quien le de la real gana siempre que ambos sean adultos, estén en posesión de sus facultades mentales y así lo deseen).

Pero mi análisis va en la linea del uso comercial que se hace de estos asuntos. Por supuesto me parece que está bien que haya personajes homosexuales en los cómics, y no hay inconveniente por mi parte en que aparezcan en actitud cariñosa si la trama lo requiere (igual que cuando ocurre lo mismo con personajes heterosexuales). Pero no puedo evitar pensar que muchas de estas escenas homosexuales, lejos de estar hechas en un acto de normalidad e integración, tal como proclaman algunos de sus autores, están realizadas con la actitud justamente opuesta. En un cómic de ciencia-ficción no pinta nada una escena de sexo homosexual en mitad de una viñeta. Apuesto a que si viviéramos en un mundo en el que la homosexualidad y la desnudez estuvieran plenamente aceptadas en la sociedad, jamás habríamos visto esas viñetas, puesto que su único objetivo es utilizar la supuesta defensa de unos derechos para vender tebeos. Del mismo modo, creo que el tebeo de la boda entre Estrella del Norte y Kyle (así se llaman los personajes) en Astonishing X-Men, dos personajes secundarios y no demasiado interesantes, no está ahí para demostrar que una boda entre personas del mismo sexo es algo normal, sino por motivos muy diferentes: está ahí para generar publicidad y vender tebeos en medio del revuelo.

De todos modos, esperemos que todo esto solo sean pasos intermedios en el camino hacia una auténtica normalización de estos asuntos, alejada del efectismo, la publicidad y la polémica. Seguramente dentro de unos años veremos muchas de estas obras artísticas y nos reiremos, del mismo modo que hoy nos entra la risa cuando vemos las películas del destape español de aquellos locos años 70, que supuestamente pretendían demostrar lo normal que era la libertad de expresión y los bikinis.

sábado, 13 de abril de 2013

Superpoderes en un fotograma

Estaba claro que iba a hacerse realidad en algún momento: los superpoderes de cómic ya son auténticos. Y si no me crees, mira estas fotografías:



El hadokening es una moda que ha salido recientemente de Japón y que consiste en que dos o más personas se hagan una fotografía simulando un superpoder espectacular e intentando lograr un efecto curioso. (Puedes ver más imágenes desde este enlace).

lunes, 8 de abril de 2013

El accidente más marchoso

Me he dado cuenta de que últimamente no hago tantas entradas de chorradas de internet como antes, así que hoy voy a remediarlo. Antes de empezar quiero recordar a todo el mundo que no me gusta nada reirme de la gente, así que la entrada de hoy sólo la hago porque me ha hecho gracia y no me parece que tenga intención de ofender. Es decir, que tal como yo lo veo, me rio con el protagonista, no de él.

La historia es la siguiente: este hombre circulaba con su vehículo cuando otro le embistió desde la parte de atrás ocasionando un accidente bastante aparatoso que incluyó un buen golpe, un vehículo volcado y un susto considerable. Así explicaba el accidente el principal involucrado (recomiendo verlo, aunque esté en inglés sólo dura 2 minutos y lo que nos interesa no es tanto entender cada palabra sino el tono con que las dice):


Lo que no sospechaba este conductor es que en internet su gran expresividad iba a causar furor e iban a convertir su odisea y posterior explicación en todo un éxito musical. ¡Prepárate para la marcha!:


Pero aquí no acaba todo. Si algo caracteriza a internet y su fauna autóctona de frikis es que nunca tienen suficiente, así que el fenómeno ha seguido creciendo día a día. He aquí algunos ejemplos del gran derroche de arte que se puede derivar de un accidente de tráfico:


Pues eso, que tengas buena semana y no olvides conducir con cuidado!. ;)

viernes, 5 de abril de 2013

Rompiendo la cuarta pared

La expresión "romper la cuarta pared" hace referencia a esas situaciones que se dan a veces en cine, televisión o incluso algunos tipos de literatura (cómic, principalmente) en las que los personajes parecen darse cuenta de que se encuentran dentro de una obra de ficción e interactuan con el espectador de tú a tú. Es una técnica que se utiliza de vez en cuando para dar un toque simpático a algunas escenas, para lograr una mayor complicidad con los espectadores o incluso para crear una atmósfera aún más inquietante. La expresión hace referencia a la imaginaria cuarta pared formada por la pantalla de cine (o el televisor) respecto al escenario que se muestra (el escenario prototípico está formado por dos paredes a los lados y una al fondo, así que la cuarta pared es aquella desde la que mira el espectador, es decir, la pantalla de cristal de la tele). El siguiente video recopila algunos de estos momentos, procedentes de películas muy conocidas. Curioso.

lunes, 1 de abril de 2013

Identidades

La identidad es algo muy importante para los seres humanos. Nos definimos a nosotros mismos y a los demás según una identidad. Parte de ella permanece inalterable y otra parte cambia según el contexto, pero en cualquier caso nos ofrece un marco de conducta, un atajo a la hora de comportarnos que nos facilita mucho la vida.

Si nos deshiciéramos de nuestra identidad e intentásemos comportarnos en cada situación de acuerdo únicamente a criterios objetivos, nuestra vida sería muy complicada. A cada instante deberíamos decidir cómo nos sentimos, qué persona nos cae mejor o peor, qué es correcto para cada momento, qué es lo próximo que vamos a pensar, etc. En lugar de eso, lo que hacemos es crear una identidad, interpretar un personaje concreto que se comporta de manera parecida en situaciones parecidas. Uno puede considerarse a si mismo tímido, extravertido, optimista, pesimista, de derechas, de izquierdas, pijo, sencillo, prudente, atrevido... y un montón más de adjetivos que describen cómo soy. Del mismo modo, los demás también nos verán (nos clasificarán) de acuerdo a una descripción parecida.

La creencia general es que primero está la identidad y después el comportamiento. Por ejemplo, "Fulanito siempre cuenta chistes porque es muy alegre" [alegre=identidad; contar chistes=comportamiento]. Sin embargo, no hay nada que indique que la relación sea tan lineal ni tan unidireccional. No es nada descabellado pensar que en algunos casos lo que realmente ocurre es que "Fulanito es muy alegre porque siempre cuenta chistes". Es decir, que del mismo modo que nuestra identidad modula y, hasta cierto punto, controla nuestro comportamiento, nosotros también podemos influir en nuestra identidad (o nuestra personalidad si lo prefieres, no uso estas palabras en sentido científico estricto, es solo para entendernos) a través de lo que decidamos hacer con nuestro comportamiento. Solo tenemos que distanciarnos un poco e intentar ver lo que hacemos con cierta objetividad.

Puedes pensar que eres tímido (por ejemplo), pero debes recordar que eso no es más que parte de tu personaje en la vida. Ser tímido no es algo que forma parte de tí intrínsecamente, es sólo parte de esa identidad, de ese atajo comportamental que ha escogido tu cerebro para ayudarte a decidir con rapidez como comportarte. Es una sugerencia de tu mente, te sugiere que no hables con la gente o que te sientas agitado cuando estás en una situación social. Pero no debes olvidar que puedes decidir hacer caso o no a esa sugerencia (dentro de unos límites). Lo mejor si quieres cambiar esa parte de tu identidad es que empieces poco a poco a comportarte de otra manera, a hacer caso omiso de tu timidez en situaciones sencillas. Por ejemplo, si vas de compras con otra persona y tenéis que preguntarle algo al vendedor, sé tú (la persona tímida) quien pregunte. Si vas a un restaurante con otras personas, sé tú la persona que hable con el camarero para pedir la comida o la cuenta al acabar. Si suena el teléfono, sé tú quien lo coja y hable con quien sea. De esa manera, poco a poco, tu personalidad dejará de ser tan tímida. Tu comportamiento influirá en tu identidad, y no solo al revés. (Ahora, por favor, que nadie "coja el rábano por las hojas" y vaya a lanzar a una persona tímida de cabeza a una situación social complicadísima, que tampoco es cuestión de hacer sufrir al personal y además puede ser muy contraproducente. Las cosas hay que hacerlas poco a poco, con calma).
___________________________________________
Bueno, como ves hoy no se me ocurría nada que escribir pero tenía ganas de actualizar, así que he colado esta entradilla a lo Punset. En cualquier caso, quería pasarme a saludar, así que ¡hola!. Espero que te hayas adaptado bien al cambio de hora. Y como ya se acaba la entrada, ¡hasta luego! :D