Páginas

martes, 31 de diciembre de 2013

¡Feliz año!

Se nos acaba 2013. La Nochevieja está aquí al lado, las uvas nos esperan y dentro de unas horas estrenamos año. Así que me paso por aquí brevemente para desearos una noche muy divertida y una fenomenal entrada de año.

¡Feliz 2014!

domingo, 22 de diciembre de 2013

Mi novia extraterrestre (y otras apasionantes aventuras)

Se llama Liara, tiene 109 años y piel azul. Es una broker de información e historiadora galáctica, es muy inteligente y es una experta en tácticas. Seguramente te preguntas cómo hemos acabado juntos, y la verdad es que yo también me lo pregunto a veces. Al principio todo fue bastante confuso: la Tierra estaba sufriendo una invasión a gran escala por parte de unos seres sintéticos conocidos como Los Segadores y a mi me ordenaron salir en mi nave en busca de aliados por toda la galaxia. Una de las primeras amigas que encontré fue Liara, que estaba en Marte investigando algún medio para hacer frente a los invasores. Enseguida se unió a mi tripulación y juntos comenzamos a recavar apoyos y salvar vidas a lo largo y ancho del universo. Después de muchos viajes y de prestar nuestra ayuda aquí y allá, hemos logrado una gran alianza y creo que es posible que acabemos salvando a todos.

Me despierto en una habitación de una casa que ha conocido tiempos mejores. Estoy sobre una camilla y un hombre con bigote canoso me mira e intenta tranquilizarme. "Te he remendado lo mejor que he podido, chico", creo que me dice. Es el Dr. Mitchell y estoy en Goodsprings, un pueblecito del medio-oeste americano, alrededor del cual sólo hay piedras y lagartos mutantes. La Tierra se ha convertido en un agujero humeante de radiactividad y polvo, pero yo vuelvo a recordar algunas cosas. Soy mensajero, llevaba un paquete a New Vegas y fui asaltado por una banda liderada por el hombre del traje de cuadros. Me pegaron un tiro y me dieron por muerto. Ahora que estoy otra vez recuperado voy a buscar al hombre del traje: creo que me debe unas cuantas explicaciones...

En estos casos recuerdo el pasado. Las cosas eran más alegres entonces, aunque no estaban exentas de peligros. Recuerdo aquella vez en que me metí en un buen lío cuando menos me lo esperaba. Yo me dirigía a la universidad de Berkeley para presentar mi tesis, ella apareció de la nada y la atropellé con mi coche: a eso lo llamo yo empezar con mal pie. La llevé al hospital y allí me enteré de que unos hombres la estaban persiguiendo. Me las arreglé para sacarla de allí y acabamos viviendo una gran aventura mientras recorríamos los Estados Unidos de costa a costa, huyendo de mafiosos, saliendo de líos y encontrando los más inesperados amigos. Unos malos muy malosos, un jugoso botín, una chica preciosa y 6000 kilómetros de aventuras y risas. Buenos tiempos.
______________________________________
Cada vez juego menos con videojuegos. Supongo que a medida que me hago mayor cada vez tengo menos tiempo o me vuelvo más selectivo (o un poco de todo). Sin embargo me doy cuenta de que el videojuego se ha convertido en los últimos años en una forma más de arte. Del mismo modo que el cine, el teatro o la literatura, los videojuegos se han convertido en una buena plataforma para contar historias. No todo son disparos y "marcianitos". Cada vez más, la industria del videojuego cuenta con los servicios de guionistas, animadores y otros artistas procedentes del cine, la televisión y la literatura, y en ocasiones logran productos realmente notables llenos de aventuras y entretenimiento.

El relatillo confuso que he puesto sobre estas líneas es un compendio/resumen/plagio del argumento de tres videojuegos (Mass Effect 3, Fallout New Vegas y Runaway) y pretendo recordar con ello que a veces puede estar bien explorar otras plataformas de entretenimiento a parte de las más mayoritarias (cine, tele, literatura). A veces se encuentran gratas sorpresas en lugares menos frecuentados: cómics, juegos, museos...
________________________________________
Y como me ha quedado una entrada muy rara, ya para rematar (y sin venir a cuento), aquí dejo una muestra de otra plataforma alternativa desde la que se puede repartir algo de entretenimiento: los anuncios. Buen provecho. ;D

jueves, 19 de diciembre de 2013

Espines

Aviso: Se avecina una de mis entradas científicas-tostón. Si no te gustan estas cosas puedes pasar olímpicamente, pero recuerda que nunca se sabe si vas a necesitar estos conocimientos para ganarte un quesito del Trivial... :P

He encontrado una serie muy divertida y (un poco) empollona, titulada Paradoja Temporal, que seguro que gustará a los aficionados a la ciencia en general y a esas cosillas curiosas de la física moderna en particular. En ella sus dos protagonistas le echan mucha imaginación para doblegar las leyes del universo a su antojo desde el sofá de casa. A continuación dejo el capítulo titulado Espines, que nos acerca con mucho sentido del humor a algunos interesantes conceptos cuánticos como el espín y el Principio de Indeterminación (más o menos).



Dibujo esquemático de un átomo.
Pero, ¿qué es el espín?. Se trata de una de esas propiedades de las partículas cuánticas (partículas muy pequeñitas) que resultan difíciles de comparar con eventos de nuestra vida diaria. Para hacernos una idea del concepto de espín podemos empezar por imaginar un átomo según la imágen clásica que todos tenemos: se trata de una estructura formada por cierto número de electrones que giran entorno a un núcleo de protones y neutrones (véase imágen), de modo parecido a como los planetas del Sistema Solar giran entorno al Sol. En ese sentido podría decirse que los electrones realizan un movimiento de "traslación" alrededor del núcleo del átomo.

Pero en el caso del Sistema Solar, sabemos que los planetas (la Tierra, por ejemplo) no sólo giran entorno al Sol, sino que también lo hacen sobre sí mismos. La Tierra da vueltas sobre su propio eje (movimiento de "rotación") dando lugar a la noche y el día. ¿Sucede algo parecido con partículas como los electrones?. Err... vamos a pensarlo un poco.

Lo que pasa es que, si analizamos detenidamente un movimiento de rotación (el de la Tierra, por ejemplo) veremos que los puntos que se mueven son los que se encuentran entorno al eje de rotación, pero no los puntos que forman parte de ese eje. Si encontráramos el centro justo del eje de rotación de la Tierra, veríamos que ese eje extremadamente fino no se mueve, y sin embargo el resto de partículas entorno a él sí que lo hacen (de hecho, a medida que nos alejamos del eje, las partículas se mueven más rápido, puesto que esa es la única manera de "mantener el ritmo") (es lo mismo que un grupo de atletas que corren por sus respectivas calles en una pista de atletismo intentando mantenerse paralelos: el corredor de la calle interior [cercana al eje de rotación] puede ir más despacio, mientras que el corredor de la calle exterior debe correr más deprisa para mantenerse a la misma altura que el corredor del interior).

El corredor azul va más despacio que el rojo. Un corredor situado en el eje ni siquiera se movería.


 Lo curioso de las partículas elementales, como los electrones, es que son tan pequeñas que son como un único punto. Son "todo eje". El electrón no tiene parte exterior que gire, sólo tiene el eje que está justo en medio. Así que, ¿puede tener movimiento de rotación?. Tiene otra cosa: espín.

El espín viene a ser el equivalente del movimiento de rotación de un electrón. Se sabe que existe porque ciertos experimentos han demostrado que esa es la única explicación para ciertos comportamientos de la materia en relación a fuerzas como el electromagnetismo, por ejemplo.

Así que, entre nosotros (para entendernos), podríamos decir que el espín es el moviemiento de rotación de las partículas cuánticas.

Sin embargo conviene recalcar que el espín no es algo que les pasa a las partículas, sino una propiedad intrínseca de éstas. Un electrón no puede rotar más o menos deprisa, sino que rota siempre igual. El espín de un electrón forma parte de lo que es ese electrón. Si tuviera otro espín entonces no sería un electrón, sería otra cosa.

A veces, dos partículas muy parecidas en muchos aspectos (incluído el espín) pueden estar unidas de manera muy profunda a pesar de estar "situadas" en lugares muy lejanos en el espacio. Es como si se mimetizaran la una con la otra y el universo no supiera distinguirlas, permitiéndoles hacer algunos trucos realmente asombrosos sin que nadie se de cuenta. Pero de eso ya hablaré otro día... ;)

lunes, 16 de diciembre de 2013

Supertarambana

Los expertos ya están investigando el caso.
El mundo está lleno de eventos y personas extraordinarias. La ciencia observa, analiza y describe todos estos fenómenos con la intención de hallar explicaciones que nos ayuden a comprenderlos. Pero a veces, sólo a veces, la naturaleza pone ante nuestros ojos algunos misterios que quedan más allá de nuestra comprensión y nos llenan de perplejidad y picuetismo.

Últimamente me he dado cuenta de que yo mismo soy el depositario de una de esas características, llamémoslas "dones" o "superpoderes" si lo preferís, que desafían a la lógica del más inteligente estudioso y la imaginación del más inquieto cineasta.

Con mis nuevas habilidades recientemente descubietas todavía me pregunto las causas de mi suerte y mi maldición. Tal vez he sido mordido por un caracol kryptoniano, o soy descendiente de una antigua estirpe de dioses nórdicos (yo creo que va a ser esto) o quizás soy un antiguo ser inmortal que vive entre los humanos hasta el día en que otro inmortal me encuentre y debamos batirnos en un duelo a espada...

A estas alturas habrá quien se pregunte cuál es mi extraña habilidad no-tan-secreta. ¿Supervelocidad?. ¿Superinteligencia?. ¿Superfuerza?. En realidad es algo incluso más curioso. En el último par de meses me he medido tres veces, y las tres he medido distinto. De momento me muevo en una horquilla comprendida entre los 1,74 y los 1,77 m., pero seguiré entrenando para desarrollar mis superpoderes de crecimiento. Prometo usarlos para hacer el bien protegiendo a los débiles, impidiendo atracos y haciéndome gigante para poder avisaros cuando llueva. Estáis en buenas manos.

(Vale, reconozco que después de la introducción el superpoder ha resultado un poco mierder. Y reconozco que no es del todo imposible que la causa de los extraños acontecimientos sea que me han medido mal y no que yo haya crecido y menguado. Pero yo "quiero creer"). (Y además el otro día vi una araña que tenía pinta de ser radiactiva, así que no descartemos ninguna opción).

martes, 10 de diciembre de 2013

Un par de segundas partes

Durante el pasado puente he visto un par de pelis relativamente nuevas, así que he pensado en contar por aquí mis impresiones sobre ellas. Como siempre, procuraré no desvelar las tramas.

Thor: El Mundo Oscuro

En un momento dado de este puente me encontraba yo en casa, sin nada que hacer y viendo un capítulo de Los Simpson. En el capítulo en cuestión Homer se iba al cine él solo y Marge se sorprendía de que no hubiera ido con ella. Y yo, que tengo a Homer por un auténtico modelo de conducta me dije "¡ea! yo también me voy al cine solo". Dicho y hecho: puse rumbo al centro comercial y acabé viendo las nuevas aventuras del Dios del Trueno junto a un animado grupito de quinceañeros.

En esta ocasión nuestro musculitos asgardiano favorito tiene que hacer frente a Malekith y los elfos oscuros, una antigua especie alienígena que lleva desde el principio de los tiempos intentando sumir al universo en la oscuridad con ayuda de una sustancia muy peligrosa llamada "éter".

Para empezar debo decir que la peli es entretenida y que si te gustan los paisajes bonitos, los superhéroes y los efectos especiales, te lo puedes pasar bien porque tiene un guión bastante sólido y un desarrollo adecuado. Sin embargo en todo el metraje no he podido evitar pensar que se han equivocado de historia. Me explico: mi idea de Thor es la de un personaje mitológico, fantástico y mágico. (Nótese que he dicho "mágico", palabra de la misma familia que "magia", que es un concepto al que los cineastas marvelitas parecen ser alérgicos). Sin embargo en esta peli, en un absurdo intento por dar "realismo" a la trama (porque la historia de un melenas rubio que va por ahí volando agarrado a un martillo tiene que parecer real, como todos sabemos), no paran de reventar cualquier situación mágica o maravillosa dando una explicación pseudocientífica que aclare que estos o aquellos personajes no son dioses o monstruos, sino alienígenas con una tecnología desconocida. El resultado es que, lo que podría haber sido una aventura épica y fantástica, al estilo de El Señor de los Anillos pero con más acción y humor, se ha acabado convirtiendo en una especie de Star Trek a medio gas. Normalmente no me quejo de que las películas tengan estética espacial y científica, pero en esta ocasión creo que han errado el enfoque.

De todos modos, lo dicho, si te adaptas a la deriva del guión y te acostumbras a ver a Thor y sus amigos como seres más parecidos a E.T. que a los de las antiguas mitologías, el filme no está mal. Es bastante previsible y realmente no ofrece una historia especialmente nueva, pero está llevada con solvencia, con coherencia y, cuando no lo estropean con explicaciones innecesarias o chistes torpes, un cierto sentido de la maravilla que puede hacer disfrutar a nuestro niño interior.

Lo mejor: Loki (Tom Hiddleston). Frigga (René Russo) y su relación con Loki. Aunque no estoy de acuerdo con el enfoque, las escenas de ciencia-ficción con naves espaciales y tecnología futurista son muy bonitas.

Lo peor: Jane Foster (Natalie Portman) sobra por completo: si todo lo que le ocurre a ese personaje le hubiera pasado a Sif (Jamie Alexander) la peli hubiera ganado muchos puntos. Un enfoque más mítico y menos científico (o, por lo menos, que se hubiera mantenido más neutral entre las dos cosas, como pasó en la primera peli) hubiera favorecido al film y al personaje.



Gru 2: Mi villano favorito

Este finde largo también he visto la segunda parte de Gru: mi villano favorito. Ya había visto la primera, que me había gustado mucho con ese estilo pasota, gamberrete y tierno tan peculiar, y quería comprobar si en la segunda han mantenido el tipo.

En Gru 2, el villano calvorota más simpático se ha convertido en todo un padrazo que prácticamente ha abandonado su vida de superdelincuente para criar a sus tres simpatiquísimas hijas. Sin embargo el robo de una peligrosa sustancia por parte de un nuevo villano desconocido hará que una organización secreta contra el crimen solicite los servicios de Gru dada su experiencia como ex-malo.

Si bien es cierto que Gru 2 ya no puede sorprender como la primera parte, también es verdad que conserva su particular sentido del humor y sus toques distintivos. Los gags protagonizados por los minions siguen dando un toque gracioso a la película, Gru sigue siendo igual de delicadamente bruto y torpemente cariñoso, y las tres niñas siguen siendo igual de adorables que antes. Además, el nuevo villano, aunque no alcanza el nivel del inimitable y tronchante Vector de la primera parte, también tiene unos cuantos puntazos.

En resumen, si te ha gustado la primera peli, seguro que disfrutas también de esta, que no supera a su predecesora pero sí que la iguala o se le acerca bastante.

Lo mejor: La niñas. Eduardo el mexicano (y su hijo). La historia de El Macho y su última "machada".

Lo peor: El villano y su plan flojean un poco.

jueves, 5 de diciembre de 2013

Trailers

Últimamente ando algo desconectado (literalmente: he tenido problemas con la conexión a internet, pero parece que todo se va normalizando), así que he pensado en pasarme por aquí a saludar y... ejem... no sé... hablar de... ¿qué tal está el tiempo por ahí?. Porque aquí está fresquillo, pero supongo que es normal porque estamos en otoño... o.O

Hala, y ahora que hemos roto el hielo vamos a ver trailers frikis, que para eso estamos aquí.

Empiezo por una peli de cuya existencia me enteré hace poco y de la cual todavía no tengo claro qué esperarme. Se titula Monuments Men, y cuenta una historia basada en hechos reales de un curioso equipo de soldados que durante la II Guerra Mundial se dedicó a localizar y recuperar obras de arte de manos de los nazis. Podremos verla a partir del 21 de febrero del año que viene.


También tenemos trailer de las nuevas aventuras del Capitán América, que esta vez se las verá con el Soldado de Invierno. A priori no tiene tan mala pinta como había pensado en un primer momento (y si además sale Robert Redford, más buenas noticias). Eso sí, Scarlett Johanson será muy guapa y todo lo que queráis, pero no tiene la pinta de rusa fría y mortífera que debería ser la Viuda Negra... Estreno previsto para el 28 de marzo de 2014.


La nueva peli de Spider-Man también ha empezado ya su ronda de trailers. En esta ocasión el arácnido favorito de todos se enfrentará a Electro (y al Rino y al ¿Duende Verde?). No sé si no estaré un poco saturado de superhéroes para cuando se estrene esta peli, pero igualmente dejo el trailer por aquí, a ver qué opináis. El estreno será el 16 de abril del año próximo.


Espero que tengáis buen puente y, por mi parte, intentaré volver con la programación habitual cuanto antes.