Páginas

lunes, 3 de marzo de 2014

Ande yo caliente...

"Ande yo caliente y ríase la gente", que decía Quevedo en uno de sus poemas. Es una frase que recuerdo a veces, cuando pienso en la necesidad de ser prácticos o, como mínimo, de no sacrificar demasiada comodidad en favor de cuestiones estéticas o del "qué dirán".

En ocasiones la gente puede llegar a soportar verdaderos suplicios para proteger su imagen. Darse una vuelta por algún evento social en el que la gente vaya un poco "arreglada" da una idea de estos sacrificios estéticos: zapatos de tacón imposibles, vestidos claramente incómodos, pelotazos de gomina en la cabeza... 

Aunque últimamente hay muchos varones muy sacrificados en temas estéticos (algunos hasta se depilan las piernas... que ya hay que tener ganas :P), la verdad es que tradicionalmente las chicas solían ser las más comprometidas con esto de la estética. La ropa, el maquillaje, el cuidado del pelo y hasta la actitud al relacionarse con los demás son susceptibles de ser controlados para estar más guapas a costa de la naturalidad y la comodidad.

Sin embargo últimamente me estoy encontrando con cada vez más chicas que parecen aplicar eso de "ande yo caliente y ríase la gente". Hace poco me enteré del caso de una conocida que llevaba una bufanda de fútbol. La chica necesitaba abrigarse el cuello y se encontró con la bufanda que usa el novio de su compañera de piso para animar a su equipo, así que la tomó prestada y la utilizó durante varios días a modo de prenda de abrigo normal, para salir a la calle. Probablemente a la gente de su entorno le haya parecido una idea extraña, pero lo cierto es que ella no pasó frío durante el invierno.

Otro caso es el de una vecina de barrio que durante unos días decidió utilizar la bici como medio de transporte (últimamente la usa menos, creo que se ha encontrado con demasiadas cuestas). Utilizar una bici no tiene nada de antiestético... salvo que sea esa bici en concreto. No sé de donde la sacó: se trata de una bicicleta de paseo viejísima, bastante hortera y llena de adornos extraños. Es uno de esos cacharros que hacen que la gente se gire para mirar. Pero ella vio que le podía resultar útil y ahí iba casi todas las mañanas montada, con su ropa normal de calle, su gorrito de lana... y su bici llamativa.

Tal vez estos ejemplos sean los más extremos, pero en todo caso creo que muchas chicas (al menos en mi entorno) cada vez prestan menos atención a los sacrificios estéticos excesivos y optan por la comodidad, la practicidad y la naturalidad. Y debo decir que me encanta que así sea. Me inspira mucho respeto y me hace pensar que eligen opciones más inteligentes. Esto no significa que dejen de estar guapas o que descuiden su aspecto, simplemente quiere decir que han optado por acotar más lo que están dispuestas a sacrificar por la belleza, que han decidido que hay otras cosas más importantes. Tampoco quiero decir con esto que me parezca menos inteligente que otras chicas opten por "arreglarse" más: de hecho también está muy bien que se pongan guapas si así lo desean y se sienten más cómodas (eso también es, a su manera, un "ande yo caliente y ríase la gente", ¿no?).

Supongo que he escrito todo esto a modo de reflexión propia, así que no me hagáis mucho caso. Pero si quieres extraer una conclusión de todo esto, es que tal vez aquello de sé tú misma no sea tan mal consejo después de todo. Por lo menos a mi me gusta, y no creo que yo sea tan raro... ;)

13 comentarios:

  1. pues, estoy contigo, yo prefiero una de estas chicas, que se ponen una bufanda futbolera o pasean en un espantajo de bici sin temer el qué dirán antes que las que pasan horas arreglándose para jugar al padel y llevan más postizos que mr potato.

    ResponderEliminar
  2. ¿Una chica que lleva una bufanda de un equipo y otra que va con una bici antigua te parecen casos extremos?.

    Veo que desconoces el maravilloso mundo de los leggins.

    ResponderEliminar
  3. ¿¿¿¿Bea por qué????? Esa frase la decía una profesora nuestra que debía tener alzheimer y cada día venía repitiéndola y con intenciones de explicar lo mismo del día anterior... asi que se me quedó bien gravada jajaj
    Yo la verdad es que con una bufanda de un equipo no iría por la calle como algo normal, distinto es ir con una camisa claro xD
    De todas formas el antes muerta que sencilla me lo paso por ahí... y suelo ir bastante cómoda
    Pimiento

    ResponderEliminar
  4. Raúl, pues sí, mucho mejor. No está mal arreglarse un poco, pero tampoco hay que exagerar.

    Doctora, pero llevar leggins como esos no puede ser cómodo: llevan las piernas como si fueran morcillas ahí atrapadas. :D
    En cualquier caso, mejor optar por el término medio: estar cómoda pero dejar algo de lugar a la imaginación. :P

    Pimiento, ¿qué frase? ¿"veo que desconoces el maravilloso mundo de los leggins"?. Debían ser unas clases la mar de entretenidas. xD
    No, la verdad es que yo tampoco voy por ahí con la bufanda del fútbol, así que no digo que eso sea lo normal.

    ResponderEliminar
  5. Sí que son cómodos, vas como si no llevarás nada, pero claro, los leggins es que no son mallas y aún así, no a todo el mundo le quedan bien.

    ResponderEliminar
  6. Me gusta que en general las personas se arreglen (sobretodo que huelan bien, pero no es que este muy pendiente de eso. Lo de la bicicleta me mola mucho ;D

    También me cuido. Básicamente porque debo tener una imagen de salud. Imagina decirle a un paciente que haga algo cuando no lo ve en mi...No daría confianza como médico

    Saludos

    ResponderEliminar
  7. Yo voto por el término medio, no voy a comprar el pan en tacones pero tampoco me pondría una bufanda de fútbol, salvo que que hubiese ganado mi equipo y el jefe/a de la panadería fuese del equipo perdedor jaja
    Por cierto, Pimiento se refería a la frase de ándeme yo caliente... jajaja
    Besos!
    Tomate

    ResponderEliminar
  8. Doctora, jaja, "estúpido Flanders y su erotismo". :D

    Manuel, estoy de acuerdo. Aclaro que me parece muy importante que todo el mundo vaya, como mínimo, limpio y aseado (es algo básico). Además en el trabajo o en ciertas situaciones sociales es necesario arreglarse más (por ejemplo, hay trabajos en los que es necesario llevar corbata, y no es que la corbata sea una prenda práctica o cómoda precisamente). En cualquier caso, es importante tener cierto "decoro" en todo momento.

    Tomate, estoy de acuerdo: hay que encontrar el término medio.
    Y ya veo que tienes claro cuál es el uso correcto de las bufandas de fútbol: fastidiar a los aficionados del equipo rival. :D
    jajaja, vale, aclarada la frase (tiene mucho más sentido) :D
    Besos.

    ResponderEliminar
  9. Siempre he sentido mucha admiración por aquellas mujeres que teniendo trabajo/clase a las 8:00 (o incluso antes) tienen la voluntad de despertarse a horas intempestivas para arreglarse, pintarse y hacerse peinados chachis. Los hombres lo tenéis mucho más fácil, basta con que os afeitéis (si lo hacéis) el día anterior y todos bellos.

    ResponderEliminar
  10. Jill, pues sí, la verdad es que hay gente que tiene una moral tremenda para esas cosas.
    Y, sí, lo de afeitarse el día anterior para no tener que hacer prácticamente nada por la mañana es la estrategia perfecta (yo la practico mucho). xD
    De todos modos vosotras también vais la mar de "bellas" sin demasiados retoques: si acaso ordenar un poco el pelo y ya está (y sin restregarse cuchillas afiladas por la cara, que tampoco está mal). ;D

    ResponderEliminar
  11. Las reflexiones porpias son las más agradecidas de leer.

    ResponderEliminar
  12. Yo soy de las que van comoda, jamas me veras con tacones, aunque envidio la facilidad de algunas para andar con ellos, pero no es mi estilo. Sobre lo de la bici.... ya he visto alguna que otra montadas en ella con zapatos de tacon de aguja!! Y eso a mí me saca los ojos... No soy de maquillarme salvo cuando salgo y tampoco te creas que invierto mucho tiempo. Madre mía, diciendo esto parezco una chica desastre!

    ResponderEliminar
  13. Jordim, me alegra leer eso, porque suelo poner alguna que otra por aquí.

    Nube, me parece muy bien, seguro que así vas más cómoda y sigues estando estupenda.
    Lo de los tacones y la bici tiene que ser complicado (yo también he visto a alguna) pero hay gente pa tó.
    Y no creo que parezcas "una chica desastre", yo creo que eres práctica y eso está muy bien. :)

    ResponderEliminar