Páginas

jueves, 26 de junio de 2014

Semana Ci-Fi: Videojuegos

En esta Semana de la Ciencia Ficción ha llegado la hora de hablar de otro medio de gran éxito para la difusión de historias de este género. Mueve más dinero que el cine y reune a miles de aficionados de todo el mundo: me refiero a los videojuegos. Para representar a la ci-fi dentro de este mundillo he elegido la saga Mass Effect.

Muestra de la gran variedad de personajes de Mass Effect
Hace tiempo leí en algún sitio que, así como el buque insignia del cine de ciencia ficción es la saga Star Wars y el de la televisión es Star Trek, Mass Effect sería el máximo representante de este tipo de aventuras en el universo gamer. Con un estilo muy cinematográfico que presta gran atención a una trama rica y compleja frente a los simples shooters (o juegos "de tiros"), Mass Effect lleva más de 7 años ganándose la atención y el corazón de cientos de aficionados de todo el mundo.

En Omega sólo hay una regla: "No jodas a Aria"
Durante la aventura, en los tres videojuegos que componen la saga Mass Effect, dirigiremos el destino del comandante Shepard, de quien nosotros decidiremos el nombre de pila, la apariencia, las habilidades e incluso el sexo. Destinado a descubrir y combatir una antigua amenaza para todo el universo conocida como Los Segadores (antiguas máquinas vivientes de origen desconocido que aparecen una vez cada 50000 años con el objetivo de "purgar" toda vida de la galaxia), Shepard se verá envuelto en las más variadas situaciones, siempre rodeado de personajes interesantes. Grupos con oscuras intenciones como Cerberus nos lo pondrán dificil, mientras que los amigos y compañeros que iremos conociendo a lo largo de la trama nos salvarán el pellejo en más de una ocasión. Por otra parte, los mafiosos y delincuentes galácticos también tendrán su papel, un papel cuya importancia a favor o en contra de nuestros intereses decidiremos nosotros mismos en función de nuestro comportamiento.



El Dr. Mordin Solus es un tipo... peculiar
A lo largo de la historia, ambientada en un futuro utópico y tecnológico, descubriremos una amplia mitología llena de planetas curiosos y extraterrestres diversos. Cada civilización tiene su historia y sus "filias y fobias" respecto a las demás, proporcionando mucho juego en las labores diplomáticas que nuestro personaje deberá realizar para reunir las fuerzas necesarias para combatir a Los Segadores.

Los tipos duros también tienen corazón
Al mismo tiempo, los personajes llenos de carisma que nos acompañan durante la historia harán las delicias de cualquier jugador, ya que en función de nuestras acciones y las decisiones que tomemos durante los diálogos podremos entablar distintas relaciones con cada uno de ellos (y, quién sabe, tal vez incluso llegar a ser "más que amigos"). De hecho este extremo es el que ha hecho ganarse cierta fama de polémico a este videojuego, ya que la libertad de acción y relación es amplísima, incluyendo las escenas de sexo (muy suaves, no os preocupéis) y las relaciones homosexuales si es que el jugador así lo desea.

Alternativas
Pero en el mundo de los videojuegos existen muchas y muy notables alternativas para los aficionados a las aventuras de ciencia ficción. Una de las más importantes es la que representa la saga Fallout y, en especial, sus dos últimas entregas: Fallout 3 y Fallout: New Vegas, que con una apabullante libertad de acción nos sitúa en un futuro post-apocalíptico, hostil y decadente en el que debemos buscarnos la vida mientras decidimos si queremos contribuir a hacer del mundo un lugar mejor o simplemente preferimos aprovechar cada situación para sacar el máximo beneficio propio. Por otra parte, con un estilo completamente distinto también tenemos Starcraft, el juego de estrategia para ordenador en el que podremos enfrentar a varios ejércitos en multitudinarias guerras al tiempo que administramos los recursos y diseñamos la mejor estrategia posible para derrotar al enemigo antes de que nos aniquile. Y, ya puestos, aprovecho para mencionar un juego que ya tiene muchos años pero que, en su día, me hizo pasar muy buenos ratos: se trata de la bonita aventura gráfica The Longest Journey, en la que dirigiremos el destino de April, una chica capaz de saltar entre dos mundos, Stark y Arcadia, uno regido por la ciencia y la tecnología y el otro por la magia y el arte.

6 comentarios:

  1. es impresionante el nivel de los juegos actuales, con la nueva generación de consolas asustan ya, guiones, gráficos, doblaje de voces, música, nada que envidiar a las grandes superproducciones cinematográficas.

    ResponderEliminar
  2. Jamás en mi vida he oído hablar de este videojuego.
    Cuando salió estuve jugando al Final Fantasy 8, que en su momento fue bastante revolucionario, pero no sé si es más fantástico que ciencia ficción.

    ResponderEliminar
  3. A veces, en la publicidad de los vídeojuegos actuales, impresionan que son películas.

    Este no lo he jugado. Realmente juego poco. Mi hijo tiene amplia experiencia.

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Raúl, efectivamente. De hecho muchos videojuegos tieneden a parecerse cada vez más al cine, con lña diferencia de que nosotros podemos decidir lo que hacen los personajes. A mi este tipo de juegos, los que cuentan una historia interesante, son los que más me gustan.

    Doctora, yo lo descubrí de casualidad. Empecé por Mass Effect 2 y luego me hice con Mass Effect 3, y me enganchó. Todavía me vicio de vez en cuando. :D
    Sin embargo de la saga Final Fantasy no jugué a ninguno, y eso que son famosísimos. Intentaré probar Final Fantasy 8 si se me pone a tiro. :)

    Manuel, sí, hay muchos videojuegos que tiene una apariencia cada vez más cinematográfica. De hecho algunos hasta intercalan escenas rodadas con actores de cine.

    ResponderEliminar
  5. Doctora, jeje, sí, lo miré antes cuando leí tu comentario. Me refería a que intentaré probarlo si encuentro un emulador o algo (para jugar en el ordenador).

    ResponderEliminar