Páginas

martes, 26 de agosto de 2014

Hombres y mujeres y viceversa (versión internet)

Nota: He escrito una parrafada tremenda sobre el asunto de moda en internet: el sexismo y esas cosas. Es un rollo tremendo así que lo entenderé perfectamente si no quieres leerlo (probablemente yo no lo haría). Así que, decidas lo que decidas, que lo disfrutes. :)

Últimamente navegando por internet he notado que está de moda un debate muy extraño. En resumidas cuentas, la cosa suele consistir en que un grupo de hombres y otro de mujeres se juntan en un mismo foro a despotricar los unos de los otros.

Por una parte tenemos a unas supuestas feministas. Digo lo de "supuestas" porque, aunque se autodenominen feministas, no lo son. El feminismo defiende la igualdad de oportunidades y derechos entre hombres y mujeres, la convivencia pacífica y la justicia social. Estas supuestas feministas de internet no defienden nada de esto, sino que se limitan a sospechar y odiar de manera incomprensible y generalizada a todos los hombres y a pensar que las mujeres son, en general y por definición, mejores que éstos. En este sentido no es de extrañar que estén en contra de conceptos como el de custodia compartida de los hijos en casos de separación o que apoyen sin ningún pudor la violencia contra los hombres con frases como "machete al machote" y otras grandes ocurrencias de ese nivel. Es curioso que se posicionen como firmes detractoras del machismo, dado que ellas mismas hacen exactamente lo mismo que los machistas solo que intercambiando los sexos. De hecho podríamos denominarlas hembristas (el equivalente femenino de un machista).

Por otra parte tenemos a la némesis natural de las hembristas: los gañanes. Aunque se llevan fatal con ellas tienen características muy similares: sus razonamientos suelen ser simples y estar llenos de generalizaciones, y suelen cuajar sus debates de descalificaciones hacia sus adversarias en vez de argumentos racionales. La consigna estrella entre estos "grandes poetas" suele ser el sencillo y sonoro "¡a fregar!" dirigido a toda mujer que quiera leerlo. Su razonamiento de fondo suele incluir la idea de que las feministas son unas exageradas y una paranoicas, y que no merecen el más mínimo crédito en sus reivindicaciones.

Decía al principio que me parece un debate extraño porque, sinceramente, no lo comprendo. Yo siempre he ido a colegios/instituto públicos. Siempre he compartido mi vida, mis estudios y mi ocio con chicas, y siempre he permanecido en ambientes en los que hombres y mujeres tenían los mismos derechos y deberes y se enfrentaban a los mismos retos y dificultades. En mi entorno lo normal es que hombres y mujeres vivan juntos y en paz. Por eso me resulta muy extraño (y podría añadir que hasta antinatural) que estos grupos de personas se empeñen en separar a las dos mitades de nuestra especie de una manera tan abrupta y agresiva.

Obviamente también hay gente razonable debatiendo en internet acerca de estos temas. Hay auténticas feministas que, lejos de la generalización fácil y el insulto malsonante, esgrimen argumentos y estadísticas racionales acerca de las diferencias de género que aún persisten en nuestra sociedad, tales como la brecha salarial en ciertos sectores económicos, los datos sobre acoso sexual u otros datos de menor precisión matemática pero igualmente considerables, como la percepción por parte de las mujeres acerca de su propia vulnerabilidad física y social. También hay auténticos/as defensores/as de la justicia social pero con otro punto de vista que rebaten algunas de las propuestas defendidas por los grupos feministas tales como las leyes de paridad que obligan por decreto a situar a cierto número de mujeres en puestos de mando o algunos aspectos de ciertas leyes de violencia de género que otorgan un grado de protección mayor a las víctimas mujeres que a las víctimas hombres por el hecho de ser mujeres y no por el hecho de ser victimas de un acto violento o injusto. Todo esto, debatido con corrección y educación, me parece perfectamente normal y respetable y creo que es muy sano que existan estos debates y que todos/as nos esforcemos por comprender los puntos de vista de los demás y llegar a acuerdos. En eso consiste la democracia y en eso consiste la capacidad humana para aprender, adaptarse y cooperar.

Por mi parte, creo que hombres y mujeres deben tener los mismos derechos y deberes y que todos deberíamos convivir juntos y sin menospreciarnos los unos a los otros. Estoy completamente en contra de las generalizaciones de género: ni las mujeres son unas locas manipuladoras ni los hombres somos unos violadores en potencia. Por supuesto que hay hombres malos y mujeres malas, pero en el 99% de los casos esto no es así. Para el otro 1% debemos poner todo de nuestra parte para que los sistemas de control y protección sean cada vez más precisos y garanticen la seguridad física y juridica tanto de hombres como de mujeres. 

Y ya, para terminar de crearme enemigos, dejo dos videos. El primero está dedicado a las feministas-hembristas (no a las que son razonables y justas). Sólo decir que, aunque no estoy de acuerdo con las formas (dice un montón de tacos), estoy de acuerdo con el fondo. Y que donde dice "feministas" debería cambiarlo por "hembristas" para no dar lugar a equívocos: (activa los subtítulos en español en la parte inferior derecha del cuadro de video)



Y el segundo es para todos esos tipos que opinan que las mujeres son unas exageradas descerebradas y que ningún tipo de feminismo tiene razón de ser:

12 comentarios:

  1. Mmmm... no sé en qué sitios te has estado metiendo para ver estos debates, pero vamos... gente con estas mentalidades tan extremas ha habido siempre y no creo que ahora se hagan notar más que antes.

    A mí al menos no me influye. Siempre hay gente con ganas de discutir, lo mejor es hacerse a un lado y ya.

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que yo intento no ser radical, pero hay en ocasiones en que hay comentarios o hechos que apestan pero que están tan normalizados que da igual cómo lo intentes explicar... y deprime mucho... y te desesperas y acabas mandando a la caca a todo el mundo.

    A veces hablas de feminismo y ya te salen por debajo de las piedras personas que se ofenden como si les estuvieras atacando directamente. Mi intención no es atacar, es fomentar la igualdad de todos y romper con los estereotipos de género que limitan nuestra conducta y que nos castigan al salirnos de la norma. El machismo no perjudica sólo a las mujeres, también perjudica a los hombres castigando a todos aquellos que se salgan del modelo de hombre cabrío.
    "Los hombres no lloran".
    "Los hombres no sienten".
    "Hay que ser un macho alfa".

    Para mí las custodias se dan a las mujeres por machismo, no por feminismo o el supuesto "hembrismo". Se asume que las mujeres son más aptas para el cuidado de los hijos por ser mujeres... cuando es algo aprendido que también pueden aprender los hombres. Soy partidaria total de las custodias compartidas y de que si se debe dar una custodia única se haga en interés máximo del menor, evaluando qué progenitor es el más apto y tiene mayores posibilidades para darle bienestar al menor.

    Después hay otras medidas que sí que hacen una discriminación positiva hacia la mujer, pero cuya finalidad comprendo, creo necesaria y considero fácilmente explicable. Pero claro, intenta explicárselo tú a un energúmeno que te tiene a priori como su enemigo mortal, no dispuesto a escuchar o a razonar y encima en 140 carácteres por tweet. Imposible y desesperante.

    Lo dicho... hay tanto trabajo por hacer en esta cuestión que al final muchas pierden la cabeza. Es tirar la toalla o acabar totalmente desquiciada. xD

    ResponderEliminar
  3. Interesante reflexión que comparto. Los mujeres y las hombres (jejeje) tenemos los mismos derechos y deberes. Nunca entenderé ni en este tema ni en otros a aquellos que basan su posición en hacerla contraria al de enfrente...
    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Hola Tarambana:

    Una reflexión interesante. Creo que todo esto dependen del cristal con que se mire. Las conductas son aprendidas y definitivamente el uno sin el otro no puede perpetuar la especie, así que somos necesario. Si vivo en un ambiente misógino, donde se menosprecie el valor de las mujeres, lo veré normal, si es el contrario, no será diferente.

    En casa no hay tares de mujer y/o/u hombre, solo hay tarea que la hará el que este disponible (limpiar el baño, o lavar el coche). Fue así desde pequeño y se lo inculco a mis hijos. Es nuestra contribución a que realmente todos. seamos iguales, no iguales a media porque fumemos o conduzcamos coches o tengamos el sueldo principal en la casa...

    Saludos

    ResponderEliminar
  5. Amén, amén, amén, amén!!!
    Pues sí, tienes razón en todo pero me parece importante dejar claro que "feminista" y hembrista no es lo mismo.

    A ver si dejamos de oír frases como "Yo no soy feminista, pero estoy a favor de la igualdad", ergo sí... eres feminista.


    ResponderEliminar
  6. Doctora, me encanta tu pragmatismo. Tienes toda la razón del mundo: cuando la gente se pone en plan extremo no merece la pena intentar discutir porque no atienden a razones. Mejor dejarlo estar.

    Jill, ya sé que tú no eres radical: sé que estos temas te interesan mucho pero los debates con argumentos e inteligencia. Desgraciadamente no todo el mundo lo hace así.
    El problema del feminismo es que se le han metido por el medio unos tiburones muy negativos (esas que llamo "hembristas"). No me parece sorprendente que mucha gente diga que está harta de las feministas si hace 5 minutos ha estado en una web de "supuestas feministas" que, por ejemplo, cargan contra los hombres por asistir a manifestaciones a favor del derecho al aborto, porque según ellas no pintamos nada allí (obviamente no entienden lo que es actuar por respeto a unos principios y no por simple oportunismo). El hombre que lee eso acaba un poco quemado, y tiene que esforzarse mucho por recordar que esas webs no representan a las feministas de verdad.
    Sobre la "discriminación positiva", sinceramente a mi eso me suena un poco como "agua seca" o "subir pa abajo". Vamos, que no me termina de convencer. Opino que si hay una injusticia lo que hay que hacer es acabar con esa injusticia, no crear una nueva. Porque entonces no solo no arreglamos la injusticia inicial, sino que pasamos a tener 2 injusticias. (Pero, por supuesto, todo esto se puede debatir). Pero, como dices, estas cosas es imposible debatirlas en Twitter y con gente que no atiende a razones. De hecho mi consejo es que no gastes energias en intentarlo porque no merece la pena. :D

    Leon, efectivamente, hay gente que ni siquiera parece tener una idea propia que defender. Toda su argumentación se basa en oponerse a cualquier comentario de su supuesto rival. Es muy dificil y agotador discutir con esta gente.

    Manuel, efectivemente, estas conductas se aprenden. De hecho cuando veo a gente tan extremista respecto a estos temas, la eplicación que se me pasa por la cabeza es que están ofuscados por alguna mala experiencia. Tal vez han tenido un novio o novia que los ha tratado mal, y han concluido que toda la gente del mismo sexo que esa expareja es igual de mala. En estos casos solo puedo esperar que se percaten de su error.
    Me parece muy bien que en casa se reparatan las tareas y se vean estas cosas como algo normal. Es la manera de que los niños se acostumbren a ver como normales estos comportamientos justos y positivos.

    Loque, efectivamente, feminista y hembrista no es lo mismo. De hecho las hembristas perjudican gravemente a las feministas.
    De todos modos, si te soy sincero, a mi no me gusta mucho aplicarme la palabra "feminista". Sé que mis ideas concuerdan, pero "FEMInista" viene de "fémina", así que da una sensacion un poco excluyente para los hombres y es normal que de lugar a equivocos. No es más que una cuestion estética, pero prefiero otros términos como "justicia", "igualdad de oportunidades", etc. Me parecen más precisos. (Pero aclaro que no es más que una cuestión semántica, que las feministas "de verdad" me caen muy bien y coincido mucho con ellas).

    ResponderEliminar
  7. Hola Tarambana,

    Me ha resultado interesante tu reflexión y suscribo lo que ha dicho Doctora.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
  8. Me gustaría ver a toda esa gente fuera de un foro, reunidos tomando unas cervezas en un bar... seguro que tenían bastante en común :D
    Mucha gente se oculta tras su pantalla y como se aburre, entra a sitios a generar polémica o discutir, simplemente por pasar el rato.

    ResponderEliminar
  9. en principio sí, deberíamos tener los mismos derechos, y, después de muchos años de lucha (hasta hace bien poco, históricamente hablando, las mujeres no podían votar), parece que estamos logrando la no discriminación de género. otra cosa ya es el mundo islámico, por ejemplo. todavía queda muchísima tela por cortar, vamos.

    ResponderEliminar
  10. Eowyn, pues eso, siempre está bien que haya debate, porque siempre se puede aprender e intercambiar ideas. Pero hay que hacelo con calma e intentando comprender a todas las partes.

    Jatz, fuera de un foro de internet (en la vida real) seguro que son todos finísimos. Pero es lo que dices: ocultos detrás de la pantalla hay gente muy exagerada.

    Raúl, efectivamente, hay zonas del mundo en que estos asuntos están todavía muy atrasados. De todos modos, las polémicas de las que hablo en la entrada eran todas entre personas occidentales.

    ResponderEliminar
  11. Estoy con Jatz, seguro que luego bien se tocan las campanas mutuamente o vaya usted a saber...
    Hay gente pa tó, dicen...

    abrazos!

    ResponderEliminar
  12. David, es verdad que con el anonimato de internet hay gente que pierde las formas muy facilmente, lo cual es una lástima. Pero la buena noticia es que también hay gente sensata, así que habrá que procurar fijarse en estos...

    ResponderEliminar