Páginas

jueves, 16 de octubre de 2014

En verso

Hoy me gustaría compartir con vosotros un extracto de un poema que siempre me ha gustado mucho y que no está de más recordar de vez en cuando. Lo escribió Francisco de Quevedo en el siglo XV para dedicárselo a un censor de su época, pero tiene uno de esos mensajes que nunca pierde vigencia.

No he de callar, por más que con el dedo,
ya tocando la boca, o ya la frente,
silencio avises o amenaces miedo.

¿No ha de haber un espíritu valiente?
¿Siempre se ha de sentir lo que se dice?
¿Nunca se ha de decir lo que se siente?

Hoy, sin miedo que, libre, escandalice,
puede hablar el ingenio, asegurado
de que mayor poder le atemorice.

En otros siglos pudo ser pecado
severo estudio y la verdad desnuda,
y romper el silencio el bien hablado.

Pues sepa, quien lo niega y quien lo duda,
que es lengua la verdad de Dios severo,
y la lengua de Dios nunca fue muda.

Hala, que tengáis buen día. :P

8 comentarios:

  1. Me voy al salón
    a comer salchichón.


    chinpún

    ResponderEliminar
  2. Speedy, sí, tiene muchas muy buenas. Y algunas muy divertidas además. :)

    Doctora, pues espero que disfrutes mogollón
    con tu rico salchichón. :P
    (El lunes hablaré de recomendaciones para La Fiesta del Cine, que es más de tu "especialidad"). ;)

    ResponderEliminar
  3. Y aun escrito en el siglo XV, no sé por qué es tan actual...

    Saludos

    ResponderEliminar
  4. Ya solucioné lo del splog que entraba al blog...

    ResponderEliminar
  5. Que bonito. Tengo un libro de poemas de Quevedo, que es una delicia.

    En cuanto al próximo post de las recomendaciones para la fiesta del cine, interesante. Yo tengo mi acreditación hecha.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  6. Un buen mensaje, aunque he de confesar que la poesía no es lo mismo, siempre me ha costado muchísimo entenderla. Biquiños!

    ResponderEliminar
  7. Manuel, estos mensajes nunca pasan de moda...
    Ya he visto tu "nuevo" blog. Ha quedado muy bien. :D

    Eowyn, es lo que tenía Quevedo, que era bueno por las dos partes: el fondo y la forma.
    Está bien que ya estés preparada para la Fiesta del Cine. Yo también tengo la acreditación, que hay que aprevechar la ocasión. :D

    Cris Mandarica, yo tampoco es que me pase el día leyendo poesía precisamente... Pero hay algunas que sí que me gustan. Y Quevedo tiene algunas con mucho mensaje y otras muy graciosas, así que es bastante disfrutable casi siempre.

    ResponderEliminar