Páginas

martes, 29 de abril de 2014

Literatura pendiente

Tengo un problema con esto de planear lecturas futuras. Siempre que alguien me recomienda un libro digo cosas como "¡me lo apunto!" o "¡buena pinta! ¡lo leeré en breve!". Y el caso es que en el momento lo digo de verdad, esa es mi auténtica intención. Pero, a la larga, siempre lo acabo dejando "para luego" y al final no leo un pimiento. Pero que no se diga que dejo de intentarlo. A continuación dejo una lista de lecturas pendientes que espero disfrutar dentro de muy poco tiempo (pero no prometo nada).

1. Miracleman. Se acaba de confirmar la reedición en España para este verano de Miracleman, uno de esos cómics que, según los expertos de este mundillo, es una auténtica maravilla. Es un tebeo de superhéroes pero que prima los temas profundos, sociales y psicológicos frente a la simple acción. Como curiosidad, decir que está escrito por Alan Moore (creo), que es un guionista de cómic gruñón y raruno pero mayoritariamente considerado como una especie de genio, pero que se enfadó con la editorial y prohibió que pongan su nombre en el libro. Si acaso, lo que menos me gusta es que leo por ahí que van a editarlo en un "formato de lujo", y eso hace que mi cartera tenga miedo...

2. Mejor Manolo. Seguramente seáis unos cuantos los que, como yo, guardan gratos recuerdos de sus ratos de lectura cuando eran (más) pequeños gracias a los libros de Manolito Gafotas. Pues su autora, Elvira Lindo, tampoco se ha olvidado de nosotros y ha continuado la historia del vecino más famoso de Carabanchel (Alto) y sus amigos, pero esta vez ya de mayor. No tengo muchas referencias sobre esta secuela, así que todavía ignoro si es una gran novela o una historia del montón, pero desde luego me han entrado ganas de leerlo y saber que ha sido de Manolito, perdón, Manolo, después de todos estos años.

3. Rachel Rising. Normalmente no me gustan las cosas de terror per se, pero de este libro me han hablado muy bien. En formato cómic, el escritor y dibujante Terry Moore cuenta una historia de intriga y suspense acerca de una chica que emerge del suelo junto a un rio y que no recuerda cómo ha llegado allí, pero que tiene unas feas marcas de estrangulamiento entorno al cuello. Todo apunta a que Rachel ha vuelto de entre los muertos, y su situación suscita muchas preguntas. Una obra que ha recibido excelentes críticas tanto del público como de la prensa especializada, y que se caracteriza por una historia intrigante y una altísima calidad gráfica. Aunque la sinopsis asusta un poco, hay bastante consenso en que la historia es muy interesante, así que he pensado que debería comprobarlo.

4. Cien años de soledad. Me da hasta vergüenza no haber leído todavía esta aclamadísima novela del escritor Gabriel García Márquez, por la que ganó el premio Nobel de Literatura en 1982. Está considerada como una de las mejores y más valoradas obras de la literatura en lengua española del siglo XX (y de todos los tiempos). Y casi todo el mundo que la ha leído dice maravillas de ella. Por mi parte, he intentado abstraerme todo lo que he podido para no saber prácticamente nada sobre ella y descubrir todas las sorpresas cuando la lea. Que la leeré. Algún día. Pronto.

5. El gran diseño. Últimamente tengo un poco abandonada la divulgación científica, pero sigue gustándome mucho. Es muy curioso descubrir un montón de ideas sobre el funcionamiento del universo cuando te lo explican de manera clara y sencilla (ya decía Einstein que si realmente lo entiendes, debes poder explicárselo hasta a tu abuela) (tomen nota de eso, profesores del mundo). El gran diseño es el último libro de divulgación de Stephen Hawking, que sigue la estela de Historia del tiempo, pero actualizando algunos datos y aportando nueva información. Además ha estado rodeado de cierta polémica porque en sus páginas insinúa que no hay motivo científico para creer en la existencia de un Dios que haya creado el universo, y que éste puede haberse formado y regido siempre por principios naturales y leyes físicas, sin acudir a explicaciones religiosas. De todos modos la controversia religiosa es lo que menos me interesa, a mi lo que me gusta es saber más cosas sobre el funcionamiento de las cosas.

Y, por el momento, aquí lo dejo. Espero ponerme con estas lecturas muy pronto y pasar muchos ratos de entretenimiento con ellas. ¿Me recomiendas alguna más?.

domingo, 27 de abril de 2014

Vuelven las Tortugas Ninja

Ya hace unos cuantos días que está circulando por internet el trailer la nueva peli de las Tortugas Ninja (cuyo estreno en cines está previsto para el día 26 de septiembre). Puedes verlo a continuación.




Estos simpáticos personajes me traen muchos recuerdos de la infancia. Cuando era pequeñín veía la serie de dibujos animados en la tele y, en el cole, jugaba con mis amigos a las Tortugas Ninja (debía ser una estampa graciosa ver a un montón de niños de Primaria dando patadas voladoras y enfrentándose a enemigos imaginarios). Yo siempre me pedía a Donatello, porque me parecía igual de duro que los demás pero además era el listo y científico del grupo. Los demás niños casi siempre querían ser Leonardo, que es el jefe y tiene espadas chulas. A continuación está la intro de la serie, para provocar un poco de nostalgia. :)

miércoles, 23 de abril de 2014

The amazing Spider-Man 2: El poder de Electro

No lo decidí hasta el último momento, pero finalmente me animé a ver la nueva película del trepamuros favorito de todos. A continuación cuento brevemente de qué va y después mi experta (¡of course!) opinión. Todo ello sin spoilers, claro.

Peter Parker ya se ha acostumbrado a ser Spiderman, así que se columpia con sus redes por la ciudad de Nueva York como Pedro por su casa. También se ha acostumbrado a las atenciones de su novia Gwen Stacy, aunque no puede evitar sentirse culpable cuando está con ella, porque ser la novia de un superhéroe conlleva muchos riesgos. De todos modos la vida relativamente tranquila Peter/Spidey se verá alterada cuando un ex-empleado de Oscorp adquiera superpoderes eléctricos y se obsesione con él, y cuando se entere de que su viejo amigo Harry Osborn quiere algo que sólo Spiderman puede proporcionarle...

En primer lugar debo reconocer que antes de ver la peli estaba lleno de prejuicios contra ella. Durante la promoción vi muchas cosas que me hacían desconfiar: temía que hubiera demasiados villanos, que el villano principal (Electro) no fuese lo suficientemente interesante, que Gwen Stacy resultara demasiado cansina, que Peter Parker resultara demasiado soso o demasiado cantamañanas (el exceso es negativo por los dos extremos)... Sin embargo, una vez hube logrado aparcar todas estas reticencias y sencillamente intenté disfrutar de lo que estaba viendo, me di cuenta de que nos encontramos ante una peli de superhéroes muy entretenida, con buen ritmo y mucha diversión para quien esté dispuesto a darle una oportunidad.

En esta ocasión nos encontramos ante un filme con cuatro subtramas. Una se centra en la relación Peter-Gwen y tiene un estilo de comedia romántica en la que no falta el amor, las rupturas, las reconciliaciones y todas las sonrisas y lágrimas propias de una relación de pareja de cine que se precie. Otra de las subtramas se centra en Electro, y sigue un esquema muy básico de enfrentamiento entre héroe y villano, aunque está fuertemente apoyada por las imponentes escenas de acción (y la música) en las que está involucrado Electro, y que le convierten en un personaje fuerte dentro del filme. La tercera es la relativa a la investigación de Peter Parker acerca de su pasado y el de sus desaparecidos padres, que mantiene un clima de suspense bastante acertado, logrando que nos pique la curiosidad cada vez que Peter piensa en sus progenitores. Por último, la subtrama relacionada con Harry Osborn es quizás la más comiquera, en la que el superhéroe debe tomar difíciles decisiones y pondrá a prueba tanto su moral como su físico.

La peli tiene muchos aciertos destacables. Para empezar, por fin tenemos a un Spiderman carismático, que hace bromas y nos divierte cada vez que sale a escena. Gwen Stacy, si bien tiene demasiadas escenas muy parecidas que pueden llegar a empachar un poquito, hay que reconocer que está excelentemente defendida por Emma Stone, que tanto por su vestuario como incluso por sus rasgos, parece sacada directamente de un cómic (de uno muy bien dibujado). Electro, aunque es uno de mis villanos "menos favoritos", tiene una fuerza arrolladora en la película: cada vez que aparece en escena, la música, los efectos especiales y las batallas espectaculares hacen que se le pongan a uno los pelos de punta y disfrute como un niño pequeño.

En lo relativo a los puntos débiles de la cinta, cabe destacar una relación Peter-Gwen que a veces se hace un poco cansina (se ponen muy tontitos cuando están juntos, cosa normal en un par de jovencillos enamorados, pero que tampoco hace falta sacar tan a menudo en pantalla). La historia de los padres de Peter es un poco rocambolesca, aunque está bien resuelta. También destaco como punto débil la última aparición del pequeño Jorge, que me había caído muy simpático en su primer momento (incluso me recordó un poco a la historia de El chico que coleccionaba Spiderman, aunque no tenga nada que ver), pero que acaba situado en una posición bastante estúpida y tópica.

Lo mejor: Ver a un Spiderman carismático y cuya máscara permanece en su sitio todo el tiempo (¡aleluya!). La escena final de Gwen Stacy tiene toda la fuerza y la emotividad necesaria, creo que está excelentemente rodada. Todas las escenas de acción son trepidantes, es una peli muy entretenida.

Lo peor: El Rhino no pinta nada (tampoco es un villano importante, así que no importa mucho). La conversión de Electro en malo está hecha un poco atropelladamente (también la del Duende Verde).

Por cierto, durante la película presentan a una tal Felicia. Espero que le tengan reservado un buen papel para películas venideras... ;)

lunes, 21 de abril de 2014

Re-conexión

A veces es agradable desconectar de la rutina diaria: yo lo conseguí el pasado fin de semana. Ya desde el jueves se notaba el ambientillo festivo, pero el sábado y el domingo han sido de cambio de aires completo. He estado de viaje con unos amigos que son más majos que las pesetas y, a la vuelta, es como si hubiera pasado una eternidad. Ahora estoy descansado, más activo y creo que más alegre. Vamos, que esto de desconectar hay que hacerlo de vez en cuando.

Pero ahora, de vuelta al "mundo real" hay que ponerse otra vez con los quehaceres habituales. Uno de ellos consiste en "pelearse" con los bancos, cosa que he terminado de hacer esta mañana (la versión corta es que tenía una cuenta con un acuerdo de que no me iban a cobrar comisiones y, ¡oh, sorpresa!, me han cobrado un montón de comisiones; así que la he cancelado) (lo que más me cabrea es que no me he comprado un cómic de 18 € porque me parecía caro y ahora los de La Caixa se han quedado con más de de esos 18 €).


En fin, que no se nos quite la alegría y el alboroto post-puente por culpa de los bancos, que no merece la pena. Espero que hayáis pasado un puente muy entretenido y que tengáis una buena semana primaveral de vuelta a la vida normal.
_________________________________________________
¡Ah!, y si quieres ver unas cuantas frikadas, acuérdate de que ahí está el Tumblr. :P

miércoles, 16 de abril de 2014

Anuncios y preguntas

Hoy voy a aprovechar el blog para recavar información de todos vosotros, porque sé que sois personas cultas, intuitivas y generosas siempre dispuestas a compartir vuestra sabiduría. (Es curioso que cuando uno dice tantas cosas buenas seguidas todo acaba sonando a pitorreo... Pero, vamos, que de verdad que os tengo en alta estima). :P

La cosa es que tengo un ordenador viejuno que está en las últimas. En su día, allá por el año 2005, fue un lustroso portátil de gran potencia y fácil transporte (bueno, tampoco exageremos), pero hoy por hoy es un mamotreto lento, que se recalienta, que se ha quedado anticuado y... ¿he dicho ya que se recalienta?. Vamos, que va siendo hora de jubilarlo. Y aquí es donde entra vuestra sabiduría informática ancestral, queridos amiguetes.

Quería pedir consejo a alguna alma caritativa para que me diga un par de cosas:
a) ¿Qué me recomendáis hacer con el ordenador viejo? ¿Lo llevo a alguna tienda de informática a ver si me pueden cambiar el disco duro y alguna pieza más y todavía lo aprovecho? ¿Llamo al ayuntamiento para que lo recojan en un punto limpio? ¿Emprendo un viaje hasta Mordor y lo arrojo al Monte del Destino?. Supongo que lo que realmente quiero saber es si habéis tenido algún portatil viejo del que os hayáis deshecho para que me contéis la experiencia. (Y si no tenéis experiencia, imaginadla, que lo importante es participar). :P

b) ¿Qué ordenador nuevo me recomendáis? (sobremesa, portátil, tablet...). En este sentido debéis tener en cuenta un par de cosas: lo uso principalmente para hacer trabajillos con Excel y Word, visitar páginas de internet, publicar chorradillas en el blog, hacer garabatos con el Paint y poco más. Si se puede jugar a algún videojuego, pues estupendo (pero tampoco es obligatorio). Y otra cosa más: no soy multimillonario, así que absténgase el troll que quiera recomendarme una tarjeta gráfica del copón y cosas así.

_______________________________________________
Y, hecha esta consulta, llega el momento de anunciar que en uno de mis arrebatos de ociosidad he creado una cuenta de Tumblr. Realmente no sé muy bien como funciona y me parece que no voy a tener tiempo para tanta cosa de internet, así que es fácil que lo acabe abandonando dentro de poco o que lo actualice más bien poquito, pero de momento ahí está (ya tiene cosillas programadas hasta el domingo). Casi todo lo que tiene son reblogueos (copias o extractos) de otros Tumblr, pero a lo mejor te hace gracia echarle un vistazo. Si te apetece, haz clic en el logo siguiente y podrás acceder.
Espero que descanses y te lo pases muy bien durante los días festivos que tenemos esta semana. Nos veremos a la vuelta de las mini-vacaciones. :)

lunes, 14 de abril de 2014

Viejas costumbres

Hoy es lunes: día laborable, principio de semana. Es momento de ser productivos, trabajadores, eficaces... Bah, voy a hablar de ocio, que es más entretenido.

Últimamente mi ocio casero ha vuleto a los orígenes. Aquello de ver series raras ya ha pasado a la historia y ahora he vuelto a lo seguro. Estas dos (de momento) nunca me han fallado:

Person of interest. La premisa es que el gobierno americano ha creado una máquina capaz de espiar a todo el mundo y predecir actos violentos. La utilizan para prevenir ataques terroristas, pero obvian los avisos de la máquina cuando ésta advierte de que hay personas corrientes en peligro. Para ayudar a esas personas corrientes están Finch y Reese, dos hombres misteriosos y expertos en sus respectivas especialidades. A mi es una serie que me tiene bastante enganchado, con sus luchas de poder, sus diversas facciones de espías, mucha acción y, últimamente, la misteriosa y peligrosa Root, que pone los pelos de punta a cualquiera con su sonrisa "inocente". Si te gustan las películas policiacas y de espias, deberías darle una oportunidad.

Último aviso (Burn Notice). El ex-espía Michael Westen ha sido abandonado y desprestigiado por sus compañeros. Ahora, ayudado por un amigo un poco loco, una ex-novia "de gatillo fácil", un compañero al que traicionó en el pasado, y su propia madre, utiliza sus habilidades para ayudar a personas que lo necesitan, al tiempo que busca a aquellos que le tendieron la trampa. Una serie sencilla, pero llena de personajes carismáticos y momentos divertidos, en la que priman las ocurrencias, las réplicas ingeniosas y los timos sobre la acción (aunque también hay disparos). A mi me gusta mucho.

Bonus - Videojuegos
Mass Effect 3. Hace tiempo que tengo bastante abandonados los videojuegos (consumen demasiado tiempo... y a veces pienso que también neuronas), pero el Mass Effect 3 siempre está a mano para echar alguna partidilla y salvar la galaxia. Además, se pueden jugar partidas relativamente breves en modo multijugador y cooperar con otros jugadores para combatir a los invasores extraterrestres. Por cierto, si tienes este juego avísame y algún día podemos echar una en multijugador (con un micro y unos auriculares podemos hablar y es muy divertido decir cosas como si estuvieras en una peli, en plan "¡cúbreme!" y cosas asi) (aunque advierto que soy muy torpe y un poco kamikaze, así que probablemente te pases el día haciendo de médico para mi personaje). :P

En fin, aqui lo dejo. A ver si otro día traigo algo más interesente... De momento, espero que todo el mundo tenga una semana muy entretenida (y corta) y ¡a divertirse mucho!.

jueves, 10 de abril de 2014

Susan Storm y la senda de la supermujer normal

Portada de Los 4F #45
Hay personajes de ficción a los que se les coge cariño. Seguro que te ha pasado alguna vez mientras leías un libro o veías una película: que algún personaje te cae simpático. A mi esto me pasa con Los 4 Fantásticos (también apodados como "la primera familia" de Marvel). Y es que los comic-books de este grupo, además de relatar aventuras épicas y muy imaginativas, suelen estar imbuidas de un tono familiar y hogareño muy especial.

Pero hoy quiero hablar de un personaje en particular de este curioso cuarteto, de la única mujer del grupo (y muy querida por los lectores): Sue Storm, también conocida como La Mujer Invisible, cuya historia a lo largo de los años ha ido paralela, en gran medida, a la historia de muchas mujeres occidentales del último medio siglo.

Sue y Reed se casaron cuando Nick Furia todavía era blanco.
Allá por el año 1961, cuando Stan Lee y Jack Kirby inventaron a Los 4 Fantásticos, Sue Storm era un personaje muy secundario. Al principio sus poderes se limitaban a su capacidad para volverse invisible y, por tanto, esconderse de los villanos y, si acaso, tenderles alguna emboscada. En cualquier caso, aquella Chica Invisible (todavía no era La "Mujer" Invisible) era un personaje frágil e ingenuo que tenía que ser continuamente rescatada por sus compañeros varones, y cuya labor en el grupo se limitaba a ser algo así como una becaria o un ama de casa (tengo una reedición de un comic de esta época en el que Sue se presta a hacerles la cena a los chicos después de una misión) (no es que esto tenga nada de malo de por sí, pero es una escena un poco sonrojante por lo gratuita que resulta, máxime desde la perspectiva actual).

Sue y Reed cuidan de su primogénito, Franklin.
Sin embargo, el papel secundario de Sue pronto quedaría atrás. Y es que en los años 60 y 70 las cosas estaban cambiando. Algunas mujeres andaban por ahí quemando sus sujetadores y hablando de ese concepto tan curioso que es "la liberación de la mujer". Sue Storm no tardó en subirse al carro de las mujeres fuertes e independientes, aunque siempre a su manera. Porque lo curioso de Sue y sus compañeros de Los 4 Fantásticos es que no eran sólo un supergrupo, sino que eran una familia. Sue siempre se ha caracterizado por ser no sólo una superheroína, sino también una esposa y madre modelo. Y compaginar todo esto con el rol de mujer moderna no era fácil. Hay un cómic de estos años (no recuerdo ahora mismo el número, pero puedo buscarlo si os interesa) en el que una reportera le hace una entrevista a Sue y le recrimina que su papel como miembro femenino de los 4F no deja en buen lugar a las mujeres del mundo porque siempre parece estar a la sombra de los chicos y dando una importancia prominente a sus roles de esposa y madre. Ella defiende su posición con gran brillantez, asegurando que es una de las superheroínas más poderosas y respetadas del mundo (en este momento ya poseía la capacidad de crear campos de fuerza, por lo que sus habilidades no sólo consistían en esconderse, sino también en colaborar de manera más proactiva) y que además aún le quedaba tiempo para ser una mujer romántica y una madre dedicada. En otras palabras, que no necesitaba parecerse a los chicos (ni separarse de ellos) para demostrar que es una persona fuerte e independiente y una "mujer liberada". Por último, animaba a todas las mujeres a decidir su camino por sí mismas, sea en su vertiente más tradicional o la más aventurera (o una mezcla de ambas). Tal vez lo menos feminista de la Sue Storm de aquellos años era que tuviera que justificar sus decisiones de esta manera, que tuviera que "demostrar" que no era una mujer florero. Pero, desde luego, quedaba claro su etapa de chica delicada y sumisa había quedado atrás.

En la actualidad, los 4F siguen con sus aventuras. Ya han tenido algún paso por el cine (aunque muchos preferiríamos olvidarlo) y preparan una nueva película para el año que viene. En los cómics, Sue Storm es una mujer de éxito del siglo XXI. Superheroina, aventurera, empresaria, exploradora, esposa, madre... pocos son los roles que no haya probado ya con éxito esta ficticia supermujer. Y además, es una de las pocas superheroinas que nunca ha necesitado un uniforme escotado para triunfar. En resumen, un personaje muy querido que ha acompañado y sigue acompañando a varias generaciones de aficionados al cómic que disfrutamos de sus aventuras, al tiempo que deja en muy buen lugar a las mujeres del mundo. ¡Buen trabajo, Sue!.

Kate Mara interpretará a Sue Storm en la peli de 2015, ¡una gran responsabilidad!.

lunes, 7 de abril de 2014

Las pequeñas diferencias

Si lo piensas, la mayoría de nosotros nos parecemos bastante. Casi todo lo que hacemos, decimos e incluso pensamos a lo largo del día es mucho más frecuente de lo que parece. Casi todos hemos vivido experiencias parecidas y prueba de ello es el éxito de todos esos chistes y monólogos en los que bromean con situaciones cotidianas que a todos nos resultan familiares (buscar en la nevera una y otra vez cuando tenemos hambre, el "no me engañáis a mi, os engañáis a vosotros mismos" de nuestras profesoras de primaria, discutir con tus hermanos [si tienes], etc.). Aunque en la intimidad de nuestra casa tenemos cierta tendencia a sentirnos únicos, lo cierto es que casi todos nos comportamos de manera similar. Y en el fondo lo sabemos.

Quizá sea por eso que, cuando compartimos momentos cotidianos con otras personas con las que habitualmente no los compartimos, nos sorprenden las pequeñas diferencias. Porque nos parecemos en lo esencial, pero nos diferenciamos en las pequeñas cosas. Y es muy divertido darse cuenta.

Hace poco cierta Doctora aficionada al cine y a los blogs hablaba con mucha gracia de una de estas pequeñas diferencias: guardar los plátanos en la nevera. Esta actividad cotidiana ha resultado ser toda una rareza para algunos y una actividad la mar de normal para otros. De hecho, concretamente a mi ver cualquier fruta en la nevera me parece inusual, porque es algo que en mi casa ocurre muy raramente (aqui comemos mucha fruta y no suele pasar por la nevera, sino que permanece en un frutero a temperatura ambiente). Estoy acostumbrado a ver vegetales en la nevera: lechugas, tomates, puerros, etc., pero no frutas dulces.

Otro campo en el que me he encontrado pequeñas diferencias es el de los yogures de sabores. En su día me llevé una sorpresa tremenda cuando un amigo mio dijo con tono de exasperación que no entendía por qué se siguen fabricando yogures de coco cuando, según él, a nadie le gustan. Una vez más las pequeñas diferencias entran en escena, y es que yo soy uno de esos que se comen los yogures de coco con todo el placer del mundo. (En realidad en esto no soy objetivo: ya comenté en alguna ocasión que tengo cierta debilidad por los yogures en general...).

También hay ocasiones en que las pequeñas diferencias son, objetivamente, costumbres extrañas. Pero están tan arraigadas que salen a relucir en el momento menos pensado. Un caso muy simpático de estos (pero que me apuesto un huevo un céntimo a que no es único en el mundo) es el de una compañera a la que vimos estrenar un libro recién comprado: fue sacarlo de su plástico, abrirlo... y aspirar su aroma como si estuviera hecho de Channel Nº 5. El gesto fue completamente automático: se conoce que la chica siempre que abría un libro nuevo lo disfrutaba con los 5 sentidos. Toda la gente que había alrededor (éramos unos cuantos) nos estuvimos riendo de la situación un ratillo, aunque también es cierto que a ninguno nos pareció una conducta especialmente extraña... Y es que, aunque yo no soy aficionado a olisquearlos, reconozco que tampoco me molesta el olor a libro nuevo. (Esto de los olores es muy subjetivo y cada uno tiene sus preferidos. Algunos de los más "polémicos" son el olor a coche nuevo, el olor a mueble nuevo, etc.).

En fin, que hay muchas pequeñas diferencias en las costumbres cotidianas de la gente, pero tampoco es cuestión de sacarlas todas a relucir ahora. Que también es bueno dejar algo de misterio...

martes, 1 de abril de 2014

El Gran Hotel Budapest

Decidido a amortizar mi acreditación de la Fiesta del Cine, hoy he vuelto a ver una película en pantalla grande. La elegida ha resultado ser esta chocante historia que se titula El Gran Hotel Budapest. Como de costumbre, voy a explicar brevemente el argumento y a contar mis impresiones de la película, siempre procurando no desvelar ninguna sorpresa de la trama.

Un escritor que se hospeda en el antaño esplendoroso Gran Hotel Budapest se entrevista con el dueño del establecimiento, un anciano solitario que va a contarle la historia de su adquisición. El relato se remonta a principios de siglo y a la vida del peculiar y encantador conserje del hotel en aquellos tiempos, Monsieur Gustave, y la misteriosa muerte de una anciana ricachona que le deja un valioso cuadro en herencia.

El Gran Hotel Budapest es una película extraña y con un estilo muy original que se caracteriza principalmente por sus contrastes. Desde lo más puramente estético, como los colores y las formas que vemos en pantalla al pasar de unas escenas a otras, hasta las situaciones que se muestran, pasando por su variadísimo elenco de personajes, todo está salpicado de contrastes minuciosamente situados para atraer nuestra atención y hacer que nos sorprendamos, nos enternezcamos y nos carcajeemos.

Si bien una de las señas de identidad del cine de su director y de esta película en particular es la presencia de gran cantidad de personajes, el protagonista indiscutible de esta cinta es Monsieur Gustave, el conserje del Gran Hotel Budapest de los años 30, interpretado por un colosal Ralph Fiennes que tan pronto hace que le respetemos como un recatado caballero como que le veamos como un carismático rufián. También cabe destacar al villano de opereta interpretado por Adrien Brody con una asombrosa seriedad, el policía de alta alcurnia y escasa intuición al que Edward Norton presta sus rasgos o la chica de inocente pero fuerte carácter interpretada por Saoirse Ronan en un papel pequeño pero espléndido.

Pero si hay algo que caracteriza a esta película es su sentido del humor basado, una vez más, en los contrastes. Constrastes entre las situaciones y diálogos más clásicos, protocolarios, recatados y barrocos y otros mucho más vulgares que aparecen de manera sorpresiva, haciendo que se nos escape la risa por lo inesperado de estos cambios. No me malinterpretes: El Gran Hotel Budapest no es una comedia, es más, yo la calificaría como un cuento de aspecto (que no fondo) clásico que pretende contar una historia, pero de vez en cuando logra hacernos sonreir al recordarnos de las maneras más espontáneas y ridículas que hasta sus más encorsetados personajes también son humanos.

Una película realmente especial y difícil de describir cuyos defectos tal vez vengan precisamente por ahí: por su originalidad. Y es que ese estilo de narración tan peculiar que durante casi todo el metraje sirve para atraer nuestra atención y encandilarnos puede hacer que en algunos momentos nos cansemos. No osbtante, si es que esos momentos negativos llegan a presentarse, quedan enseguida sepultados por el aluvión de personajes interesantes, situaciones surrealistas, chsipazos de humor y cambios de tercio que salpican todo el metraje. Aunque en esta ocasión debo decirlo con prudencia por tratarse de una película de estilo muy peculiar que puede gustar más a unas personas que a otras, creo que puedo decir que es recomendable en tanto que, como mínimo, es una peli original.

Lo mejor: Muchas situaciones descabelladas. Los encuentros entre los personajes de Fiennes y Brody.

Lo peor: El peculiar estilo del director Wes Anderson puede llegar a ser empalagoso a veces.

Esta vez no pongo trailer porque te destripan media peli y me parece que es una faena. Pero, vamos, que en YouTube los hay, por si alguien tiene muchas ganas.