Páginas

viernes, 27 de marzo de 2015

El listo, el guapo y el swami

Estos días he aprovechado los ratos libres para leer una de las últimas novelas de Eduardo Mendoza, que se titula El enredo de la bolsa y la vida. A continuación resumo brevemente el argumento (sin spoilers) y os cuento mis impresiones.

Después de haber pasado varios años en un manicomio, nuestro protagonista lleva ya tiempo en libertad y regenta una muy poco exitosa peluquería de señoras. Pero su pacífica existencia dará un giro inesperado cuando descubra que su viejo amigo Romulo el Guapo ha desaparecido y que este hecho está relacionado de alguna manera con un complicado caso de terrorismo internacional. Ahora resolver la desaparición y evitar un atentado será el doble objetivo del poco ortodoxo detective/peluquero que protagoniza la historia.

El enredo de la bolsa y la vida es una novela de detectives muy poco convencional que logra combinar la intriga y los giros argumentales propios del género policíaco con un sentido del humor realmente divertido que roza la carcajada en algunas páginas.

El principal punto fuerte de la historia está en sus personajes, todos parias procedentes del estrato más bajo de la sociedad, pero imbuídos de una personalidad y un magnetismo muy especial que hace que les tengamos cariño a todos. Además las referencias a la actualidad de nuestro entorno (es una novela del año 2012) y a muchos detalles de la vida cotidiana hacen que todo suene cercano y entrañable.

Como extra, también hay un aliciente para los que vivís o conocéis bien la ciudad de Barcelona, donde trascurre la acción. Mendoza da una visión poco glamourosa de la ciudad condal pero llena de carisma y hasta ternura que nos hace encariñarnos con sus habitantes menos famosos pero que también forman parte, en cierto modo, del alma de la ciudad. (Para los que no conozcáis la ciudad tampoco hay problema: yo solo estuve dos o tres veces en Barcelona y la novela me encantó).

Otro aliciente extra es que el protagonista es el mismo detective anónimo que protagonizó las novelas El misterio de la cripta embrujada y El laberinto de las aceitunas. Si leíste esas novelas, seguro que encuentras algunas referencias a ellas (pero tampoco es necesario: yo no las leí y sin embargo pude seguir la trama de la historia que nos ocupa perfectamente).

En resumen: tenemos aquí una historia entretenida, bien escrita, con un ritmo ágil y con unos toques de humor muy bien conseguidos que puede hacerte disfrutar mucho. Me parece muy recomendable.

Lo mejor: Los personajes. Los toques de humor.

Lo peor: El final no es malo, pero no está a la altura de la diversión que ofrece el resto de la novela.

16 comentarios:

  1. Novela negra con esa parte cómica y absurda procuro leer poca, no es que no me gusten, pero prefiero la novela negra al completo. Biquiños!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi también me gusta la novela negra "seria" (en su día leí unos relatos cortos de Sherlock Holmes en inglés que son la cumbre de este estilo, al menos en lo que conozco). Pero esta es muy divertida. Son estilos diferentes, está claro.

      Eliminar
  2. Tengo el libro, pero aún no me lo he leído. El que sí tengo y me gustó de este mismo autor es: "Sin noticias de Gurb". Que es muy bueno.

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ese no lo he leído, y eso que me han recomendado libros de Mendoza por activa y por pasiva. Pero próximamente leeré más titulos suyos, seguro. Añado Sin noticias de Gurb a la lista.

      Eliminar
  3. Eduardo Mendoza me encanta en su faceta de escritor de comedias. De lo mejor que he leído nunca. Mis prefes son "Sin noticias de Gurb" (que me lo habré leído unas 30 veces fácilemente), y "Las aventuras del tocador de señoras", que se parece mucho a este que reseñas. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, tiene momentos muy graciosos, se pueden pasar ratos muy divertidos.
      Me apunto tus recomendaciones, por supuesto.

      Eliminar
  4. Yo sólo he leído de este hombre "Sin noticias de Gurb" y veo que es muy similar a este, em ambos el prota va buscando a un amigo suyo por Barcelona. Sin noticias de Gurb tiene sus puntos, pero no me entusiasmó mucho, la verdad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Veo que Sin noticias de Gurb es famoso por aquí. Y por lo que cuentas el estilo de Mendoza está bastante claro. De todos modos supongo que tiene libros mejores y otros peores (como todos los escritores). A mi me han hablado muy bien de La verdad sobre el caso Savolta, así que intentaré darle una oportunidad también y aviso si resulta bueno.

      Eliminar
  5. Ahora leo novela histórica (tengo momentos). Parece interesante. Me lo apuntaré para el verano.

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hay novelas históricas muy buenas. Si están bien escritas pueden ser realmente interesantes. No suele ser el primer género que me planteo a la hora de buscar libro, pero reconozco que tiene títulos muy buenos.

      Y, sí, el de Mendoza está bien para el verano: ligero, entretenido... y la historia trascurre en verano. :D

      Eliminar
  6. Mendoza es siempre una buena idea... me lo apunto

    ResponderEliminar
  7. Anda! Tiene buena pinta siendo del mismo escritor que sin noticias de gurb y en mi tierra tengo que leerlo. Genial la recomendación.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues espero que te guste, que tiene momentos muy divertidos. Y además está eso: que seguramente verás guiños simpáticos sobre Barcelona.

      Eliminar
  8. Amo a Eduardo Mendoza, especialmente a su serie del detective anónimo (además de Gurb, por supesto). Después de la Aventura del Tocador de Señoras que me decepcionó un poco (no un mucho, solo un poco en relación a lo magníficas que fueran las dos primeras novelas), este Enredo me ha gustado mucho.

    SPOILER






    Curiosamente el final, siendo algo amargo, me ha parecido magnífico, creo que es algo maravilloso que el protagonista, que siempre ha sido un desastre, demuestre que sí hay algo bueno por lo que es capaz de sacrificarse y el hecho de que decida que merece la pena esperar a Quesito, me encanta.

    En un futuro ella podría volver a necesitarle y entonces comenzar una nueva aventura, no? ;-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que leer más novelas suyas. Me las llevan recomendando toda la vida pero por H o por B siempre lo acabo dejando para otro momento.

      Sí que es verdad que el final tiene cosas interesantes: da una oportunidad de sentar la cabeza al protagonista. Y Quesito es graciosísima (siempre con sus Magnum) y un personaje que ayuda a sacar siempre lo mejor del detective (es gracioso como durante toda la historia el detective se preocupa de ella, aunque sea de manera algo desordenada, pidiéndole que estudie, se duche, coma bien, etc.).

      Eliminar