Páginas

jueves, 1 de octubre de 2015

Crepúsculo

Odiada por algunos, amada por otros... la peli Crepúsculo alcanzó un éxito considerable hace unos años, pero yo no la he visto entera hasta hace unos días. Así que os voy a contar qué me ha parecido.

Bella Swan se muda a un pueblo de la América profunda llamado Forks (Tenedores) con su padre. Allí va a un nuevo instituto en el que conoce a  unos alumnos pálidos de aspecto sospechoso. A pesar de la suspicacia inicial, Bella no tarda en enamorarse de uno de esos paliduchos cuando la salva de un atropello.

Aunque me tienta hacer una reseña en plan graciosete resaltando los defectos y los tópicos que se encuentran en gran cantidad a lo largo del metraje, creo que sería más justo tomarse la historia en serio y destacar también sus virtudes. Y es que a pesar de ser una película para adolescentes y de tener un argumento bastante simplón, también se nota el intento por deslizar algunas ideas que podrían gustar a los más optimistas. Hablo de la caracterización de su protagonista, que es una chica insegura y melancólica, tal como probablemente cabe esperar en una adolescente cuyos padres se han divorciado recientemente y que se muda a un pueblo desconocido para ella. También la sensación de incertidumbre y peligro que provoca el vampiro combinada con el encaprichamiento mutuo que desarrolla la joven pareja protagonista podría verse como una metáfora del amor adolescente, en el que todo es nuevo e incierto.

Pero, bah, ¿a quien quiero engañar? La peli es mala. Sobre todo es lenta y parece que sea más larga que un año sin pan. La pareja protagonista carece del más mínimo carisma y se vuelven aburridísimos con su perpetua pose pensativa y retraída. Hay un par de momentos en que Bella hace algún amago de chiste, pero incluso en esos momentos permanece cabizbaja y aburrida.

Y si muerdes a un zombi, ¿él se convierte en vampiro o tú en zombi?
Los vampiros también resultan insulsos y poco atractivos. Parece que la idea era hacerlos pasar por seres misteriosos, peligrosos y sofisticados, pero solo parecen un grupito de las Nuevas Generaciones del PP al que le haya dado poco sol.

En cuanto a la historia, hay poco que contar. Solo trata del encuentro entre la chica y los vampiros, pero carece casi por completo de incidentes o conflictos que la hagan interesante. Solo hacia el final hay un poco de acción, cuando se encuentran con un vampiro rival que tiene ganas de comerse a Bella, pero incluso eso resulta bastante anodino.

Lo mejor: Los compañeros de clase y los vecinos indios (porque al menos parecen seres humanos, capaces de sonreir de vez en cuando).

Lo peor: Muy lenta (probablemente se podría haber contado lo mismo en un corto de 15 minutos). La pareja protagonista no tiene carisma, la peli no consigue que el espectador los quiera demasiado.

9 comentarios:

  1. La vi en TV...Creo que me quedé dormido...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me extraña, es muy lenta. Yo aguanté, pero estuve tentado de zapear varias veces. :D

      Eliminar
  2. Ayer, celebrando mi cumple con unas amigas. Mientras tomábamos un café y un trozo de tarta, hablamos precisamente de esta peli. Qué risas nos echamos! Porque no tiene ni pies ni cabeza el argumento. La actriz más sosa no puede ser.... y él ya no digamos.

    Saludos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Aunque sea un poco tarde, ¡felicidades Eowyn!
      Respecto al argumento, por mucho que intenten explicarse, yo sólo podía pensar en esto. :D

      Eliminar
    2. Gracias :D Jajajajajaja, la de veces que me he visto ese video. Soy fan de Ernesto!

      Eliminar
  3. Pues nada... no seré yo quien trate de llevarte la contraria. Tampoco es que la haya visto, así que no puedo ponerme a despotricar con juicio :P

    ResponderEliminar
  4. En su día vi 50 sombras de Grey porque me pudo la curiosidad, aunque sabía que era mala y no iba a gustarme.

    Pero de Crepúsculo paso totalmente, y eso que sale Dakota Fanning (aunque me parece que en la primera parte no).

    A las nuevas generaciones del PP no les da mucho el sol de por sí. Es más, creo que uno de los objetivos del PP a largo plazo es destruir el sol.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues haces bien, no te estás perdiendo gran cosa.

      No creas, en el PP sí que tienen bastante apetencia por el sol. ¿Recuerdas las fotos veraniegas del Pequeño Nicolás? ¿O las de Rato en el barco? De todos modos sí que han empezado los trámites para privatizarlo (true story).

      Eliminar