Páginas

viernes, 30 de enero de 2015

Jugando a las películas (fantásticas)

Durante las pasadas navidades me hice con el juego The Elder Scrolls V: Skyrim, del que había oído excelentes críticas. Además se trata de un RPG (role-playing game), uno de esos juegos que a mi me gusta clasificar como juegos cinematográficos porque tienen trama: se parecen a ver una película en el cine, con la diferencia de que nosotros podemos influir en el devenir de los acontecimientos.

El juego nos sitúa en la fría y montañosa región de Skyrim, al norte de Tamriel (una especie de Tierra Media de videojuegos), que se encuentra al borde de la guerra civil entre los Imperiales (actuales gobernantes) y los Capas de la Tormenta (nórdicos que aspiran al trono supremo de Skyrim). A todo esto, una nueva amenaza tiene en vilo a los habitantes de la región, y es que los dragones, seres que llevaban siglos sin ser vistos, han regresado y amenazan con reducir a cenizas a toda la civilización. En estas circunstancias aparecemos nosotros, manejando el destino de un hombre (o mujer) que tendrá una importancia capital en el desenlace de ambos problemas ya que se trata del legendario sangre de dragón...

Ciudades, mares, montañas... Skyrim tiene de todo.
Desde el comienzo del juego Skyrim se presenta como una aventura muy cinematográfica, llena de situaciones de película, personajes carismáticos y diálogos interesantes que nos harán avanzar en la trama de manera diferente según nuestras decisiones. Y este es precisamente el mayor punto fuerte del juego: la libertad de tomar decisiones. La región de Skyrim está presentada como una amplísima extensión de terreno que podremos explorar a placer, decidiendo aceptar diversas misiones, ayudando o perjudicando a sus habitantes o simplemente paseando para disfrutar de los impresionantes paisajes.

Aquí, en casa con mi señora, tomando el aperitivo.
La trama, lejos de estar constreñida a la tradicional división entre el bien y el mal, abre un amplio abanico de grises. Por ejemplo, en el conflicto entre Imperiales y Capas de la Tormenta, ambos bandos tienen sus razones y ninguno tiene la razón total. Será decisión nuestra elegir a quien ayudamos: a los ambiciosos y ricos imperiales pero que aceptan a todas las razas y promueven una política basada en la cultura y el intercambio, o a los Capas de la Tormenta, que luchan por la libertad de su tierra y sus tradiciones, pero que tienen tendencias más belicosas y, en ocasiones, rozando el racismo contra todo aquel que no sea nórdico. Como suele pasar en la vida real en estos casos, ambos tienen razón y ninguno la tiene.

Puedes combatir con armas o magia, o con las dos cosas.
En lo relativo al sistema de juego, cabe destacar una dificultad muy ajustada, cosa que se agradece sobre manera en cualquier juego: ni es demasiado dificil (cosa que podría resultar frustrante) ni es demasiado fácil (es importante que represente un reto para el jugador, para que no nos aburramos). Además la libertad de elección de trama se complementa con una gran libertad de elección del tipo de personaje que manejamos. Además de elegir entre diversas razas, podemos optar por diferentes maneras de resolver los problemas. Nuestro personaje puede decantarse por la especialización en armas y la fuerza bruta o puede decidirse por el uso de diversos poderes mágicos. También existe la opción de aumentar habilidades como el sigilo y la elocuencia, que nos hará resolver cualquier situación de manera más sutil. Por último, la economía también puede ponerse de nuestro lado si ahorramos lo suficiente como para comprar mejor equipamiento, alquilar los servicios de un mercenario que nos ayude o incluso comprar una casa para almacenar nuestros tesoros.

¿Estás preparado para iniciar tu aventura?
En resumen, tenemos ante nosotros un juego muy completo y lleno de posibilidades que nos asegura muchísimas horas de entretenimiento entre la trama principal y las diversas búsquedas secundarias. Si acaso, por la parte negativa, se echa de menos algún secundario realmente carismático, al estilo de Garrus en Mass Effect o incluso de Khelgar en Neverwinter Nights 2. También, otro error imperdonable en un juego cinematográfico es la ausencia de un final apoteósico con una buena escena cinemática. (El final es un último combate que está muy bien pero después de terminar uno se queda con cara de "¿y ya está?").

Lo mejor: La enorme libertad de acción. Visualmente es muy bonito. Dificultad ajustada y una trama interesante y aventurera.

Lo peor: La falta de un final como es debido.

martes, 27 de enero de 2015

Llegan Los 4 Fantásticos

Hace meses que se lleva hablando de la nueva película de Los 4 Fantásticos. La mayoría de  los aficionados se temían que fuera un pestiño importante porque, a pesar de que se estrenará el próximo mes de agosto, hasta ahora no habíamos visto ni una sola imagen o trailer. Además, algunas noticias que indicaban que se habían tenido que rodar escenas a última hora, deprisa y corriendo, tampoco auguraban nada bueno. Pero por fin el trailer ha llegado y muchos fans de la primera familia de Marvel han renovado sus esperanzas de encontrarse con una peli de ciencia ficción bonita. ¿Qué opináis vosotros?


viernes, 23 de enero de 2015

Seguridad no garantizada

Se busca: Alguien para retroceder en el tiempo conmigo. No es una broma. Se pagará después del regreso. Debe traer sus propias armas. Sólo he hecho esto una vez antes. Apartado de correos 322, Oakview, California 93022. Seguridad no garantizada.

Este es un anuncio real que apareció en la sección de anuncios por palabras de la revista Backwoods Home Magazine en el año 1997 y que, aún hoy, sigue recibiendo cartas todos los años de candidatos que se ofrecen voluntarios para el viaje y curiosos que preguntan si va en serio. Este llamativo anuncio ha inspirado la película de la que voy a hablar a continuación.

Poco puedo contar de la sinopsis de esta peli para no destripar el argumento. Solo que los empleados de una revista de variedades descubren un anuncio similar al que he transcrito antes y deciden investigarlo. Un periodista un poco caradura y un par de becarios inadaptados se deciden a indagar sobre tan curioso anuncio que sólo puede ser obra un loco... ¿verdad?

Seguridad no garantizada es una de esas pelis a las que te acercas con cierto grado de escepticismo. Es una peli independiente, de esas con bajo presupuesto y que, a veces, da la sensación de ser un poco amateur. Sin embargo la premisa (un anuncio tan chocante) resulta llamativa. También resulta llamativa la clasificación que le da la crítica: situada en un punto intermedio entre el drama, el romance, la comedia y la ciencia ficción. Aunque con un ritmo a veces un poco irregular, la peli está pensada para enganchar. Nos atrapa con un estilo lúcido y muy actual, lleno de pequeños momentos divertidos salpicados por todo el metraje y un montón de referencias actuales con las que resulta fácil identificarse (esa becaria explotada laboralmente que protagoniza la cinta va a hacer que mucha gente se sienta representada). 

Pero sobre todo, lo que queda después de verla, es la agradable sensación de haber visto algo bonito. Una historia sobre las personas, sobre el amor y sobre la vida, envuelta en un argumento extraño, imaginativo y, en ocasiones, alocado. Una de esas pequeñas películas independientes que merece la pena ver para despertar nuestra curiosidad y para demostrar una vez más que lo realmente importante no son los efectos especiales sino las ideas.

Por la parte negativa podemos resaltar algunos altibajos en el desarrollo, cuando da la sensación de que la peli no sabe a dónde quiere llegar. Afortunadamente, cada vez que hay un "bajo" también suele llegar un "alti", así que podemos perdonar esos momentos y disfrutar de una historia original, romántica e imginativa... y mucho menos previsible de lo que pensamos.

Lo mejor: Es una peli bonita, y está bien ver pelis bonitas. Todos los personajes acaban cayéndonos bien a su manera. La escena en la que el supuesto viajero del tiempo roba los materiales (es una chorrada, pero me hizo mucha gracia).

Lo peor: El ritmo sufre algunos altibajos que hacen que la peli no quede redonda y que pueda hacerse larga en algunos momentos.

miércoles, 21 de enero de 2015

Lo que baja por ahí...

Hola. Vengo a saludar y a compartir con vosotros una terrorífica historia basada en hechos reales que le pasó a... esto... un amigo mío. Para que la enténdáis mejor, la he representado en un formato artístico de precisión máxima hecho con un programa nuevo de alta tecnología que se llama Paint: 


Con esta mezcla de terror por la historia y admiración por el arte con que está contada, os dejo hasta otra ocasión. ¡Ta luego!

jueves, 15 de enero de 2015

Runaways, pequeños fugitivos con grandes problemas

Esta pal Feisbuc
Estos días he desempolvado unos comics que tenía en mi colección y de los cuales ya no me acordaba así que, aunque técnicamente era la segunda vez que los leía, me he entretenido como si fuera la primera. Hablo de Runaways, la serie ambientada en el universo Marvel pero protagonizada por un curioso grupo de adolescentes a la fuga. Una serie muy interesante para todos aquellos a los que les gusten los cómics de superhéroes pero estén un poco hartos (o simplemente quieran cambiar un poco) de leer historias parecidas.

La historia es sencilla: los padres de Alex, Nico, Chase, Gertrude, Karolina y Molly se reunen una vez al año para hablar de negocios. Pero todo se vuelve mucho más complicado cuando los pequeños presencian un siniestro ritual y descubren que sus padres son en realidad supervillanos. A partir de ahí comienza una huída desesperada para salvar la vida y derrocar a la siniestra organización de sus progenitores.

¡Ah! ¡Adolescentes problemáticos!
Aunque en la actualidad parece que poca gente la recuerda (hasta que hagan la película, verás), en su día esta serie tuvo un éxito bastante importante. Y no es de extrañar teniendo en cuenta la frescura y la originalidad que ofrece. A pesar de estar ambientada en el mismo mundo que Spiderman, Los Vengadores y compañía, Runaways huye del estilo santurrón y super épico de los cómics tradicionales de superhéroes para ofrecer una visión distinta, híbrida entre las historias de ciencia ficción y fantasía juveniles como Buffy Cazavampiros y las series de televisión cómicas y también las más reconocibles acerca de los conflictos de la "edad del pavo" (poned vosotros el ejemplo que queráis de series de adolescentes). Todo ello resulta en una curiosa mezcla de acción, conflicto adolescente y toques de comedia, agitados con unos cuantos superpoderes (y hormonas).

No cabrees a Molly
Pero no sólo lo que cuenta está impregnado de un toque de originalidad (toda la serie va, en resumidas cuentas, de rebelarse contra la autoridad), sino también el cómo lo cuenta. Los guiones de Brian K. Vaughan (y posteriormente los de Joss Wheedon) están llenos de diálogos ingeniosos, que mezclan la inocencia propia de unos protagonistas tan jóvenes (la menor tiene 12 años y el mayor 17), las ocurrencias más divertidas que podrían salir de boca de cualquier chaval de instituto y un montón de referencias a la cultura popular actual (música, series de televisión, películas, etc.). Además el dibujo de Adrian Alphona ilustra de maravilla las aventuras de estos jóvenes, con un estilo a medio camino del cartoon más divertido y el pulp más serio capaz de darle un toque dramático u oscuro cuando hace falta y sin renunciar al dinamismo en las escenas de acción, y todo ello coloreado con las últimas técnicas digitales, logrando un resultado tremendamente colorido y vistoso (alguno dirá que soy un ingnorante por fijarme en algo tan nimio como el color, pero es que hay páginas preciosas con noches estrelladas o el brillo multicolor de los poderes de Karolina).

"¡Agarraos bien!"
La serie se desenvuelve igual de bien en los momentos más frívolos, cómicos y desenfadados que en los más tristes, angustiosos y serios. Y es que, además de diversión, los guionistas no se olvidan de que sus protagonistas son adolescentes fugados con problemas de adolescentes. La convivencia entre ellos, el aprendizaje sobre el mundo, las dudas sobre sí mismos, la pena por la pérdida de sus padres, etc. también están presentes, y todo ello mientras se enfrentan a todo tipo de peligros. Sin embargo la amistad, el compañerismo y el sentido del humor equilibran la balanza hasta conseguir una obra de lo más completa. Tal vez, por buscarle un "pero", podríamos hablar de la rotundidad con que Vaughan (el guionista) trata algunos temas. Así, el mensaje acerca de la necesidad de ser críticos (que aquí está llevado hasta las últimas consecuencias, al criticar hasta a los propios padres) queda un poco exagerado al representar a todos los adultos como seres susceptibles del mal, de tal modo que parece que sólo los niños pueden albergar auténtica inocencia y bondad.

Lo mejor: Los guiones son muy ingeniosos y muy fluídos, estos cómics se leen volando. Los dibujos son muy bonitos casi siempre.

Lo peor: Algunas historias o escenas tienen un aire pesimista que en mi opinión es innecesario en un cómic de vocación tan alegre.

domingo, 11 de enero de 2015

Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)

He visto Birdman, la película de Alejandro G. Iñarritu que ofrece una visión curiosa y tragicómica del mundo del cine y de los éxitos artísticos. A continuación está la sinopsis y la crítica:

Riggan Thompson es un actor de cine conocido por haber interpretado al superhéroe Birdman en los años 90 y haber conseguido un gran éxito de taquilla con ello. Ahora, cuando ronda los 60 años, pretende ganarse un auténtico prestigio como actor dirigiendo y protagonizando una obra de teatro en Broadway, cuya preparación sacará a la luz sus anhelos y preocupaciones, y que amenaza con poner a prueba sus nervios.

Probablemente mi sinopsis sea la más aburrida que hayáis leído sobre esta película, pero quería poner de relieve el hecho de que la historia que cuenta no es tan especial como puede parecer según vemos la peli. Entonces, ¿por qué me ha gustado tanto? ¿por qué opino que Birdman es una pequeña maravilla? Intentaré explicarme enseguida.

Lo primero que cabe destacar de esta peli es cómo está contada. Toda la trama está hilvanada como un continuo, casi como un gran plano-secuencia sin cortes (he dicho "casi") en el que pasamos de una cosa a otra, de unos personajes a otros, como deslizándonos por los pasillos y los entresijos del teatro en el que transcurre casi toda la historia. Esto hace que la peli resulte chocante al principio y nos haga temer por un momento que vaya a ser lenta o excesivemente filosófica o parlotera. Nada más lejos de la realidad: en cuanto nos aclimatamos al estilo del film, éste despega y ya no vuelve bajar su ritmo, sorprendiéndonos y mostrándonos ideas interesantes casi con cada escena, con cada personaje y con cada diálogo.

El principal punto fuerte de la función son los actores. Y no sólo porque todos interpreten su papel de manera excelente (que lo hacen), sino porque son exactamente los indicados para cada personaje. Ese personaje que es un actor perfeccionista y altanero es perfecto para Edward Norton, esa actriz guapa pero insegura en busca de un poco de reconocimiento parece creada para Naomi Watts, esa hija chulilla y descocada en busca de atenciones es perfecta para Emma Stone, y ese (gran) actor ex-superhéroe de cine venido a menos que sigue en busca del papel que le otorgue un gran prestigio como artista es justo el personaje que tenía que tener Michael Keaton. Y es una maravilla que todos ellos interpreten a estas caricaturas (con licencias) de sí mismos y lo hagan totalmente en serio, demostrando así una gran profesionalidad y un sentido del humor magnífico. Bravo, señoras y señores.

Pero, ¿qué cuenta Birdman? ¿de qué va? Pues es una crítica, una parodia y una reflexión acerca del arte de la industria del cine, acerca de las grandes producciones multimillonarias de Hollywood y las pequeñas obras de teatro artesanal, acerca del público, de la crítica y del entretenimiento. Porque Birdman no deja títere con cabeza (genial ese momento en el que Keaton se gira hacia la cámara justo después de habernos ofrecido la única pero espectacular ración de "fuegos artificiales" de la película y se rie de nosotros los espectadores, pero logrando que nos guste la llamada de atención y no nos suene sabihonda, todo un mérito). La peli se rie del público que se deja pastorear por la publicidad y las grandes superproducciones, y de los actores que "venden su alma" por un taquillazo, pero también de los críticos que se creen por encima de este mundano entretenimiento. Porque el mensaje de la peli no es que ver películas de superhéroes sea cosa de borregos, sino que lo que es cosa de borregos es ver (y hacer) exclusivamente pelis de superhéroes (o taquillazos basados en la publicidad, sean cuales sean; y esto se aplica a todas las facetas de la vida, no solo el cine). Y este mensaje está contado de manera curiosa, de tal modo que la historia nos enganche y nos sorprenda, los personajes acaben pareciéndonos entrañables (porque todos lo son a su manera, al tiempo que desmitifican a los grandes actores de Hollywood) y nos riamos de vez cuando gracias a las situaciones absurdas y divertidas que están salpicadas por todo el metraje con mesura y acierto.

Lo mejor: El casting. Muchas situaciones que parecen previsibles acaban resultando sorprendentes y teniendo más enjundia de lo que parece. Toda la peli está llena de bonitas lecciones sobre el éxito, el materialismo y la egolatría para quien sepa encontrarlas.

Lo peor: Tiene un estilo muy peculiar, no a todo el mundo le gustará. Tiene muchos guiños a la actualidad de Hollywood, así que la gente que no esté muy puesta en lo relativo a cine tal vez se pierda algunas referencias.

jueves, 1 de enero de 2015

Cartelera 2015

El año 2015 ha comenzado así que, con los propósitos de año nuevo todavía sin incumplir (espero) y el cerebro revitalizado por las vitaminas de las uvas y por las expectativas de un año potencialmente maravilloso, ha llegado la hora de hacer la tradicional previsión cinematográfica para los próximos 12 meses. A ver qué opináis de la selección:

Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia). Una atípica película con el tema de los superhéroes como telón de fondo, acerca del éxito, la fama y las relaciones. Trata de un actor de cine que se hace famoso por interpretar a un superhéroe. Después de haber saboreado el éxito, le toca preparar una obra de teatro en Broadway y volver a reencontrarse con su familia. Drama y comedia se ponen al servicio de esta película acertadamente protagonizada por Michael Keaton (actor que, recordemos, obtuvo un gran éxito en la vida real al interpretar a Batman en su día) y que está recibiendo críticas muy favorables. Estreno el 9 de enero.


Los Vengadores 2: La era de Ultron. Después del incontestable éxito de público y crítica de Los Vengadores, los héroes más poderosos de la Tierra regresan en esta secuela para enfrentarse a uno de sus villanos más icónicos: el sádico y ambicioso Ultron. Aunque en esta versión cinematográfica los orígenes de Ultron difieren un poco de los mostrados en el cómic en que se basa, la peli promete mantener las características esenciales del villano, que seguro que dará mucho juego. Estreno el 30 de abril.


Mad Max: Furia en la carretera. Aunque no es la peli que más ganas tengo de ver (hasta que la publicidad me convenza), reconozco que viene precedida de una gran expectación. El mundo salvaje, violento y post-apocalíptico de Mad Max vuelve a la pantalla grande esta vez sin Mel Gibson pero con más efectos especiales y "burradas" varias. Carreras, disparos, explosiones y acción a raudales en una cinta protagonizada por Tom Hardy y que cuenta con una durísima Charlize Theron. Estreno el 15 de mayo.


Inside Out. La peli de animación de Pixar de este verano nos adentra en el mundo de las emociones de una niña y su familia. Representadas como unos simpáticos seres de colores, las emociones de toda la familia trabajan todos los días en el interior de la cabeza de las personas para que todo se desarrolle como es debido. Una peli de animación que tiene pinta de ser divertida y muy emocionante, perfecta para disfrutar en familia. Estreno el 14 de agosto.


Star Wars: El despertar de la fuerza. El episodio VII de la famosísima saga de ciencia ficción llegará a las salas a finales de año con una trama y un aspecto que homenajea a la trilogía original pero que le añade dinamismo y espectacularidad gracias a los efectos visuales actuales. Además contará con el regreso de algunos de los personajes más carismáticos de las películas de los años 70. Estreno el 18 de diciembre.


Pero no acaban aquí las opciones cinéfilas para este año. A partir del 16 de enero podremos ver La teoría del todo, un biopic (bastante bien recibido por la crítica) del científico Stephen Hawking basado en la historia de amor con su esposa y en las dificultades que tuvo que atravesar durante su vida a causa de la ELA, la enfermedad que fue arrebatándole poco a poco la movilidad. El 6 de febrero se estrenará El destino de Júpiter, la peli de ciencia ficción de los hermanos Wachowski que ya debería haberse estrenado en 2014. Si lo que queremos es volver a disfrutar de un envejecido pero todavía carismático Arnold Schwarzenegger en Terminator Genesis tendremos que esperar hasta el 10 de julio. Por su parte, el 22 de julio llegará otra peli Marvel de superhéroes, esta vez Ant-Man, cuyo accidentado rodaje contó con actores como Michael Douglas o Paul Rudd. Por último, también hay buenas noticias para los fans de 007 porque Spectre, la nueva peli de James Bond, llegará a las salas de cine el 6 de noviembre.

¡Feliz 2015!