Páginas

lunes, 30 de marzo de 2015

Calor


Pues eso, que parece que ya llega el calor primaveral. Así que a pasarlo bien y a no achicharrarse demasiado, que los rayos ultravioleta son muy puñeteros. ¡Buena semana!

viernes, 27 de marzo de 2015

El listo, el guapo y el swami

Estos días he aprovechado los ratos libres para leer una de las últimas novelas de Eduardo Mendoza, que se titula El enredo de la bolsa y la vida. A continuación resumo brevemente el argumento (sin spoilers) y os cuento mis impresiones.

Después de haber pasado varios años en un manicomio, nuestro protagonista lleva ya tiempo en libertad y regenta una muy poco exitosa peluquería de señoras. Pero su pacífica existencia dará un giro inesperado cuando descubra que su viejo amigo Romulo el Guapo ha desaparecido y que este hecho está relacionado de alguna manera con un complicado caso de terrorismo internacional. Ahora resolver la desaparición y evitar un atentado será el doble objetivo del poco ortodoxo detective/peluquero que protagoniza la historia.

El enredo de la bolsa y la vida es una novela de detectives muy poco convencional que logra combinar la intriga y los giros argumentales propios del género policíaco con un sentido del humor realmente divertido que roza la carcajada en algunas páginas.

El principal punto fuerte de la historia está en sus personajes, todos parias procedentes del estrato más bajo de la sociedad, pero imbuídos de una personalidad y un magnetismo muy especial que hace que les tengamos cariño a todos. Además las referencias a la actualidad de nuestro entorno (es una novela del año 2012) y a muchos detalles de la vida cotidiana hacen que todo suene cercano y entrañable.

Como extra, también hay un aliciente para los que vivís o conocéis bien la ciudad de Barcelona, donde trascurre la acción. Mendoza da una visión poco glamourosa de la ciudad condal pero llena de carisma y hasta ternura que nos hace encariñarnos con sus habitantes menos famosos pero que también forman parte, en cierto modo, del alma de la ciudad. (Para los que no conozcáis la ciudad tampoco hay problema: yo solo estuve dos o tres veces en Barcelona y la novela me encantó).

Otro aliciente extra es que el protagonista es el mismo detective anónimo que protagonizó las novelas El misterio de la cripta embrujada y El laberinto de las aceitunas. Si leíste esas novelas, seguro que encuentras algunas referencias a ellas (pero tampoco es necesario: yo no las leí y sin embargo pude seguir la trama de la historia que nos ocupa perfectamente).

En resumen: tenemos aquí una historia entretenida, bien escrita, con un ritmo ágil y con unos toques de humor muy bien conseguidos que puede hacerte disfrutar mucho. Me parece muy recomendable.

Lo mejor: Los personajes. Los toques de humor.

Lo peor: El final no es malo, pero no está a la altura de la diversión que ofrece el resto de la novela.

viernes, 20 de marzo de 2015

Interstellar

Después de haber visto Interstellar, la superproducción de ciencia ficción del año pasado dirigida por Christopher Nolan, he escrito una reseña para que sepas qué te vas a encontrar si te decides por esta peli.

Interstellar nos sitúa en un futuro próximo en el que la contaminación, la sobreexplotación de los recursos naturales y la aparición de una virulenta plaga han deteriorado enormemente la calidad de vida en el planeta Tierra. Un ingeniero y piloto de la NASA reconvertido en granjero y su hija aficionada a la ciencia, se verán involucrados en un último gran proyecto para explorar el espacio y buscar un nuevo planeta al que la humanidad pueda emigrar antes de que la Tierra quede completamente inhabitable.

Interstellar es una película que tiene una clara vocación de superproducción. Se nota que está pensada a lo grande, con la intención de hacer algo especial e importante. Desde el principio el cineasta se plantea grandes metas a nivel creativo: busca tocar los grandes temas (amor, supervivencia, relaciones humanas, ciencia, etc.) y exponer un argumento relevante y enorme. Estos objetivos ambiciosos se agradecen porque son esenciales para crear buenas películas, sin embargo también suponen un riesgo: el de no alcanzarlos y que la peli quede en un quiero y no puedo. En el caso de Interstellar hay de todo: se alcanzan parcialmente las metas propuestas (lo que hace que la película sea innegablemente interesante y disfrutable) pero no logra rematarlo todo debidamente ni mantener el ritmo durante el extenso metraje (lo que deja a ratos una sensación agridulce por no decir incluso "aburrida" o "decepcionante" en escenas puntuales).

En lo relativo a los aciertos, tenemos ante nosotros un argumento enorme no tanto por su originalidad como por sus detalles y desarrollo. Tanto los precedentes como el nudo de la película son sólidos y llevan a un final interesante y bien planteado (aunque no del todo bien presentado en la práctica por ciertas limitaciones que comentaré luego). Ciertos detalles científicos, como la inclusión de los efectos de la Relatividad en los viajes de larga distancia en el espacio o en las inmediaciones de un agujero negro, contribuyen a dotar de empaque y realismo la trama y se agradecen mucho ya que no quedan retratados como un mero adorno, sino como parte fundamental del devenir de los acontecimientos. También conceptos como la posibilidad de la existencia de más dimensiones en el universo que las cuatro que conocemos en la práctica o la posibilidad de que existan entes capaces de entenderlas y transitarlas, son ideas tremendamente atractivas que hacen que la peli nos enganche. Si a todo esto unimos unos actores que, sin estar desbordantes, sí que hacen un trabajo más que solvente, la cinta tiene elementos de sobra para brillar.

Sin embargo no todo es perfecto en este producto. El afán de crear una superproducción demasiado super hace que el metraje sea excesivamente largo (169 minutos), cuando la historia podría haberse relatado en un par de horas perfectamente. Además, la insistencia en crear personajes profundos y "humanos" (ya sea para que los actores se luzcan o para dar aspecto de emotiva a la historia) hace que se pierdan demasiados minutos en escenas insulsas y hasta aburridas ambientadas en granjas americanas o casas familiares. Por otra parte el interesantísimo argumento que ponía antes como un acierto, también se vuelve por momentos (al final, sobre todo) un arma de doble filo. Y es que hablar de temas tan complejos que, a día de hoy, la ciencia real no ha sido capaz de resolverlos ni de teorizarlos completamente siquiera, hace que resulte poco menos que imposible plasmarlos de manera satisfactoria en una pantalla de cine. La solución adoptada por el cineasta es ingeniosa, acudiendo a una explicación parcial que implica a las conexiones humanas (amor padre-hija, en sentido social y evolutivo), pero irremediablemente decepcionante después de habernos preparado para el mayor descubrimiento de la historia de la humanidad.

Lo mejor: Produce curiosidad y es bonita. El agujero negro y la Relatividad.

Lo peor: Es una peli demasiado larga. El ritmo sufre altibajos (hay momentos que se hacen largos, sobre todo en escenas que transcurren en la Tierra).

jueves, 19 de marzo de 2015

El tupé

Esta primavera el peinado de moda es el tupé au naturel.


lunes, 16 de marzo de 2015

La octavilla sospechosa

Hoy quiero compartir con vosotros una octavilla de publicidad que encontré en el buzón de mi casa hace unas semanas. Se trata de un anuncio de uno de esos comercios de "compro oro" que es digno del mismísimo tendero de la 13 Rue del Percebe. Esta es la octavilla:

La octavilla completa.
Os prometo que esta octavilla es 100% real y no la he manipulado de ninguna manera (solo le he borrado las partes donde estaba el nombre del comercio). ¿Qué opináis? ¿Está claro lo que ofrecen? Fijémonos mejor:

Detalle con su "no se deje engañar..." y su asterisco.

"No se deje engañar por falsos precios", nos advierte el anuncio. Y después de un diminuto "por ejemplo", pone unos falsos precios de tamaño extra-grande.

A ver, que técnicamente han sido sinceros pero... ¿soy yo muy quisquilloso o la octavilla conduce a error? ¿No parece claro que está diseñada para que pensemos que pagan el oro a 46 y 34 €, cuando en realidad esos son los precios falsos de los que supuestamente no deberíamos fiarnos?

En fin, que me produce una curiosa mezcla de risa (por lo cutre que es todo) y tristeza que haya gente por ahí intentando timar a incautos de esta manera. Máxime sabiendo que los principales clientes de estos compro oro es gente que se encuentra muy apurada y por eso vende sus joyas familiares como último recurso.

En cualquier caso la moraleja es que hay que tener mucho cuidado y leer siempre la letra pequeña.

sábado, 14 de marzo de 2015

Mejor pensado...

A veces cambio de opinión, sobre todo en temas cinéfilos y, en especial, con cine de acción. Supongo que mi mente impresionable queda aturdida por los fuegos artificiales que ve en pantalla y eso desvía su atención de cualquier posible fallo, así que casi siempre que voy al cine acabo encantado con lo que veo. Sin embargo, cuando mi cerebro se recupera de esa primera impresión y reanuda su funcionamiento óptimo, suelo darme cuenta de que algunas pelis no son tan encantadoras (o lo son más). Hoy recopilo algunos cambios de opinión que he experimentado últimamente respecto a algunas pelis de superhéroes de los últimos tiempos.

El hombre de acero
Antes: Me parece una gran película de superhéroes. Como película de acción es sencillamente espectacular: pocas veces se ven en el cine unos supercombates como los que contiene esta cinta, tanto en calidad como en cantidad (duración). Además el actor elegido para encarnar a Superman tiene cara de buenazo y un físico a la altura de su personaje, así que parece la mejor elección posible. Y el villano es un ser ambicioso y poderoso que supone un buen reto para el protagonista.
Ahora: Cierto que la peli tiene muchos y grandes combates, pero los combates deben tener sentido. Opino que se han pasado de la raya: de hecho la batalla final contra Zod parece casi un epílogo innecesario, un derroche de efectos especiales que no aporta nada a la historia. Digamos que he dejado de creer en aquello de "burro grande, ande o no ande". En cuanto al actor principal, aunque sigo reconociendo su sobradamente adecuada apariencia física, también creo que es demasiado inexpresivo, que no aporta a Superman ninguna sutileza u originalidad. Es cierto que Superman no es un personaje dado a las innovaciones, pero se echa de menos a alguien que le de una personalidad propia, como hizo Chistopher Reeve en su día. En cuanto al villano, su plan carece de sentido (ya que sólo quiere  conquistar la Tierra porque tiene "prisa". Desde el principio Superman demuestra que es posible la coexistencia entre kryptonianos y humanos). Además hay una serie de metáforas de corte religioso que están de más (no veo la necesidad de que Superman simbolice de manera tan evidente a Jesucristo, incluyendo sacrificio por el bien de la humanidad, brazos en cruz e incluso edad de 33 años).
Sentido del cambio de crítica: A peor
Resumen: Sigo pensando que es una buena película si quieres divertirte un rato viendo combates repletos de efectos especiales. Pero la historia y el desarrollo flojean bastante.

Iron Man 3
Antes: Tal vez fui a verla con las expectativas demasiado altas, pero me ha decepcionado un poco. Tony Stark sigue siendo el mismo personaje que en las anteriores pelis, el mismo vacilón, aunque ahora tenga un (poco creíble) estrés post-traumático a raíz de lo ocurrido en Los Vengadores. Además la película destroza de manera injustificada al principal villano de Iron Man en los cómics: el temible Mandarín. Por último, incluso los efectos especiales me han parecido malos para una peli de la que se espera lo mejor en el apartado visual: en la batalla final las armaduras son destruídas de manera poco creíble, parece que estuvieran hechas de plástico, ni siquiera la física de sus destrozos está bien representada.
Ahora: Sigo pensando que Robert Downey Jr. se pone en "piloto automático" para interpretar a Tony Stark, así que no es demasiado bueno pero tampoco demasiado malo. Sin embargo algunos actores secundarios sí realizan trabajos dignos de elogio, como Guy Pierce y Ben Kingsley. Además la vuelta de tuerca que le dan al Mandarín, aunque polémica, hay que reconocer que es sorprendente, valiente y divertida, y está bien que el cine nos sorprenda. No debemos ser rancios: hay que animar a los cineastas a que hagan cosas nuevas en vez de recorrer caminos ya transitados. El Mandarín de los comics permanece a salvo en las viñetas y en nuestra memoria, no hay nada de malo en que el cine haya decidido no fotocopiarlo. Además el argumento de la película, dentro de la sencillez que caracteriza al género superheroico (no podemos esperar tramas especialmente complejas o con mensajes excesivamente profundos) aprovecha para deslizar algunas ideas interesantes acerca de la política y los negocios que hay detrás de las guerras, que pueden despertar algo de curiosidad en el espectador atento. Por último, aunque sigo creyendo que he visto efectos especiales mejores, tampoco puedo decir que los de Iron Man 3 sean malos. Y desde luego se puede pasar un rato bien divertido viendo desfilar armaduras diversas y observando como hay un montón de cosas que explotan.
Sentido del cambio de crítica: A mejor
Resumen: Iron Man 3 no es perfecta, pero es una pelicula de superhéroes más que disfrutable para quien quiera darle una oportunidad y no ser demasiado quisquilloso con la precisión de la adaptación respecto al cómic.

Guardianes de la galaxia
Antes: La pelis de ciencia ficción y viajes espaciales siempre me han gustado, pero es que si además tiene unos personajes tan carismáticos como los de esta peli, entonces nada puede fallar. La cinta está desarrollada con un tono divertido a la vez que aventurero que la emparenta (aunque sea de lejos) con producciones míticas del estilo de Indiana Jones o Los Goonies. Además los preciosos y espectaculares escenarios de ci-fi en los que se desarrolla la acción y la presencia imponente de un par de villanos como Thanos y Ronan, hacen que el entretenimiento esté servido.
Ahora: Sigo pensando que es una gran película con la que se puede pasar un rato realmente divertido. Sin embargo hay que reconocer que en este espectáculo de luces también hay algunas sombras. Los personajes son carismáticos y los actores lo ponen todo de su parte para que la comedia funcione, pero el problema está en que la comedia en estas películas puede ser excelente como elemento accesorio pero no como elemento (casi) central, que es lo que ocurre aquí. A veces el afán por divertir se vuelve contraproducente para el desarrollo de la trama, como ocurre con algunos diálogos y situaciones en los que tanto chiste quita dramatismo a escenas que deberían ser más intensas (pienso en la cárcel de las Kyln o en el bochornoso bailecito de Starlord frente a Ronan en la batalla final). Además, aunque el aspecto de los villanos es impecable (tanto Thanos como Ronan aparentan maldad, poder y magestuosidad), ninguno de los dos está desarrollado como es debido. En el caso de Thonos es comprensible, ya que solo es presentado con vistas a su desarrollo en posteriores películas Marvel. Pero Ronan, que aquí hace las veces de villano principal, debería estar mejor explicado y sus planes y ambiciones mejor justificadas. En lugar de eso queda convertido en un villano poco claro y el momento en que es derrotado no produce la sensación de euforia que debería invadir al espectador cuando los buenos ganan. (Decir que los buenos ganan no se considera spoiler en una peli de estas, ¿no?).
Sentido del cambio de crítica: A peor
Resumen: Guardianes de la galaxia sigue pareciéndome una de las pelis más originales y divertidas en lo que a cine de superhéroes se refiere. Sin  embargo cierto abuso de sus recursos más diferenciadores, como son la comedia o el uso de canciones pop de los 70 y 80, hace que en ocasiones sus puntos fuertes sean precisamente los que se vuelven contra la peli y den lugar a momentos cansinos o casi ridículos.

miércoles, 11 de marzo de 2015

De dioses y hombres

Hoy voy a hablar de cómics. Ya sé que es un tema que no interesa a todo el mundo, pero me ha apetecido comentar unos cómics que he leído recientemente y que tenía pendientes desde hace tiempo. Se trata de la ya clásica etapa de Walter Simonson como autor completo de Thor.

Basado en el dios de la mitología escandinava, Thor se ha convertido en un superhéroe más dentro del universo Marvel, al estilo de un Spiderman, un Iron Man o un Hombre X cualquiera. Sin embargo las bases mitológicas del personaje ofrecen una oportunidad única para darle a este rubiales musculitos una dimensión, profundidad e interés que le diferencia de otros héroes americanos del noveno arte. En su día Stan Lee y Jack Kirby, los primeros artistas que se decidieron a convertir al dios del trueno en un superhéroe, ya vislumbraron las posibilidades del personaje, ambientando sus historias en tierras imaginarias y fantásticas, enfrentándolo a enemigos imposibles y dotándolo de un anticuado pero atractivo sentido de la aventura. En aquellos días, a principios de los 60, Thor alcanzó la popularidad en una serie cuyo título ya presagiaba esa mezcla de épica, intriga y aventura que marcaría las mejores historias del Thor comiquero. Se trataba de la serie Journey into mystery.

Sin embargo fue Walter Simonson quien, en los años 80, alcanzara las cotas más elevadas de calidad para el personaje en una etapa que aún hoy sigue estando considerada como una de las mejores (por no decir la mejor). Fue este hombre quien mejor supo captar la esencia de Thor, combinando sus características más clásicas con un toque de modernidad e incluso una pizca de humor, e involucrándolo en tramas épicas caracterizadas por la aventura, la acción y la intriga.

Padre e hijos se preparan para la batalla.
Para muchos artistas un personaje como Thor resulta difícil de manejar, puesto que es complicado lograr que el público empatice con un ser cuasi-perfecto (recordemos que solo alguien profundamente digno puede levantar el martillo de Thor), con un poder prácticamente ilimitado (es un dios) e incluso una nada despreciable belleza física (es un tipo guapo y rubio). Crear historias normales de superhéroes con un personaje así puede resultar harto aburrido (¿quién querría ver a un Don Perfecto evitando que un pringao robe un banco?), por eso Simonson se va al extremo contrario: decide rodear al dios del trueno de sagas épicas y enormes, de tal modo que incluso un personaje como este se vea superado por las circunstancias.

Thor se enfrenta a su destino.
Estas aventuras mezclan, como decía anteriormente, un estilo clásico y uno moderno. Las historias de aventureros valientes que cabalgan hacia el peligro desinteresadamente, que se enfrentan a monstruos terribles y rescatan damiselas en apuros se ven aderezadas (mejoradas) con personajes femeninos fuertes e inteligentes (ejemplos de esto los encontramos en el ánimo guerrero de la diosa Sif o el descarnado sadismo de la letal Hela) y con villanos cuyas motivaciones y planes van más allá de la avaricia simplona, dotándolos bien de una inteligencia superior (caso de Loki) o bien de un aura de legendaria predestinación (Surtur o Jormungand) que sienta de maravilla al tono pseudo-mitológico que impregna todas estas páginas. Los viajes a lugares fantásticos (desde cualquier rincón de la Tierra hasta la ciudad divina de Asgard, desde el calor infernal de Muspelheim hasta las heladas montañas de Jotunheim, desde las vastas tierras de Nornheim hasta las cuevas secretas del interior de la Tierra) y el uso de la magia y la fantasía, hacen el resto del trabajo en la creación de una atmósfera optimista y épica que hace a uno disfrutar de las aventuras con la imaginación de una buena novela y la espectacularidad de una buena película.

Antes y después de la restauración.
En resumen, hay aquí una grandísima etapa que ningún aficionado a este tipo de comics debería perderse. Además actualmente contamos con una edición remasterizada con colores restaurados que ha quedado muy bien. Muchos lectores tiemblan cuando leen la palabra "remasterizado", ya que a veces significa la inclusión de colores chillones que nada tienen que ver con los de la obra original. Sin embargo en esta ocasión se ha hecho un lavado de cara que refuerza la historia y la acción, mejora algunas texturas y fondos, y contribuye a modernizar la obra siempre desde el respeto a lo preexistente. (De hecho el colorista encargado es el propio Steve Oliff, que ya se encargó en su día de la mayoría de los originales).

Si queréis ponerle un "pero" podemos hablar de la extensión de la etapa (por otra parte, algo común en estos seriales americanos; en este caso la etapa completa son casi 1200 páginas) o el hecho de que algunas subtramas queden abiertas o cerradas sin demasiada convicción (subtramas secundarias en todo caso, como algún romance y cosas así).

Lo mejor: La épica y la aventura. 

Lo peor: Algún arco argumental de transición que resulta más "del montón".

lunes, 9 de marzo de 2015

Dedicado a mi ordenador

El siguiente dibujete hecho con el Paint se lo dedico a mi ordenador porque me tiene harto me ofrece muchos ratos de entretenimiento.


La verdad es que no me llevo tan mal con el ordenador pero... digamos que es muy suyo. En fin, otro día hablo de cosas más profundas. De momento os deseo buen lunes y buena semana. Y no os enfadéis con los objetos: es imposible discutir con ellos. :P

jueves, 5 de marzo de 2015

Nuevo trailer de Los Vengadores La Era de Ultron

Pues eso, que la fecha del estreno se acerca (30 de abril) y los trailers y promociones se van a intensificar. Aquí está el nuevo trailer de Los Vengadores: La era de Ultron, que destripa más trama de la que sería recomendable pero también hace que las ganas de ver la peli aumenten.


Ese personaje... sí ese. Ojalá quede una buena peli. :)

martes, 3 de marzo de 2015

Trailer de Anacleto Agente Secreto

Desde hace unos días está circulando por ahí este trailer al que recomiendo que le eches un vistazo:



¿Es cosa mia o tiene una pinta mucho mejor de la que cabía esperar? Sólo es un trailer de menos de 2 minutos, pero a mi me han entrado ganas de ver la peli. (Estreno el 4 de septiembre).