Páginas

jueves, 25 de junio de 2015

El destino de Júpiter

Hace poco he visto una peliculilla perronera de esas que dan para hacer una crítica polémica, así que aquí estoy. La peli se titula El destino de Júpiter (o Jupiter Ascending).

La historia es la siguiente: Júpiter es una chica de familia humilde que se dedica a limpiar váteres en un hotel, lo cual es un trabajo muy digno pero... ya sabéis, "mejor que lo haga otro". Paralelamente el universo es gobernado por una familia de aristócratas que compran y venden mundos a su antojo y que, mayormente, se dedican al negocio de la cirugía estética intergaláctica. La gracia está en que Júpiter, la chica humilde, posee en realidad la genética de una gran princesa espacial que podría cambiar el equilibrio de poder en el universo, así que una gran contienda comenzará entre aquellos que quieren eliminarla y aquellos que quieren salvarla.

Como sabéis, a mi estas pelis de cosas espaciales y tó eso me gustan más que a un tonto una gorra a cuadros. Sin embargo en El destino de Júpiter me he encontrado una peli bastante mediocre y tremendamente previsible.

Arreglá pero informal.
El argumento gira en torno al personaje de Júpiter (interpretado por Mila Kunis), que viene a ser algo así como una Cenicienta de ciencia-ficción: chica pobre (pero guapa, claro) que en realidad es de la realeza y que es continuamente rescatada por el maromo bueno que (ojo, spoiler) acabará siendo su pareja (¿a que no te lo esperabas?). Aquí toca hablar también del maromo en cuestión que es el aburrido-pero-cachas Channing Tatum, cuyo rasgo más característico en esta peli es que tiene orejitas puntiagudas.

Se tatuó el brazo para desviar la atención de sus orejas,
pero no funcionó.
En lo relativo a la estética, se nota la mano de los Wachowski que hicieron en su día la saga Matrix. El problema es que se ve más a los Wachowski de las recargadas Matrix 2 y 3 que a los de la sorprendente Matrix original. Vemos por tanto mucho vestido de estética gótica y mucho villano con cara de malo, pero pocos conceptos realmente sorprendentes.

Para ser un poco optimistas y resaltar los aciertos de la cinta, podríamos mencionar el trabajo de Kunis que, a pesar de trabajar sobre un personaje bastante soso, logra combinar bastante bien su atractivo físico y cierto toque de distinción que la acerca a la idea de realeza que trasmite la cinta pero sin perder una actitud de humildad y simpatía (un equilibrio dificil de conseguir). También podemos hablar en este apartado de cosas buenas de la interpretación de Sean Bean, también en un personaje algo desdibujado pero al que el actor logra conferirle una fuerza y credibilidad que el guión no facilita en absoluto. 

Lo mejor: Mila Kunis está guapilla. Cuando entran y salen de la base esa en el planeta Jupiter, el efecto de planeta gaseoso está bastante bien hecho.

Lo peor: Es una peli muuuuuy previsible. No tiene ninguna idea realmente original o resaltable.



___________________________________________
Aprovecho para agradecer a Eowyn el premio Bor Litarcihis, al que me nominó en su blog. Me alegra mucho que haya pensado en mi a la hora de repartirlo.

No hago una entrada aparte para celebrarlo porque ya hablé de este premio anteriormente y prefiero no empalagar a la gente con tanto éxito. :D
Pero lo que sí que voy a hacer es ponerlo en el menú, que me doy cuenta de que todavía no lo he hecho (soy un desastre).

Lo dicho, gracias a Eowyn y gracias a todos los que os pasáis por aquí de vez en cuando, que es una maravilla leeros.

lunes, 15 de junio de 2015

Ida y vuelta

Que tal, colega. Que... esto... voy a actualizar menos (sí, menos aún) durante unos días. Intenta relajarte durante ese tiempo aunque me eches de menos.

Piensa en mí cuando uses el Paint.

Pero tranqui, que volveré. ;)

miércoles, 10 de junio de 2015

Bor Litarcihis

El amigo Holden me ha tenido en cuenta a la hora de repartir el ilustre Premio Bor Litarcihis, que yo le agradezco mucho, y cuyo logo podéis contemplar debajo de estas líneas:


Eso de "Bor Litarcihis" tiene significado, según cuenta Holden:

BOR es por Blog Original, LIT de literatura, AR de arte, CI de ciencia e HIS de historia.
¡Casi ná!

Pero recibir semejante honor conlleva ciertas obligaciones sociales que transcribo a continuación.
Normas: 
1. Agradecer al autor y el blog que te lo concede. 
2. Publicar el premio en un lugar visible en tu blog.
3. Nominar al número de blogs que creas conveniente, indiferentemente de su número de seguidores. (10 blogs como máximo). 
4. Comunicar tu nominación a los blogs elegidos.

Lo primero y lo segundo ya está hecho. Lo tercero (y por extensión, lo cuarto) no lo voy a hacer porque ya sabéis que nunca hago lo de nominar, pero también sabéis que os lo dedico a todos y si a alguien le apetece ponerlo en su blog, que no dude en hacerlo.

De todos modos lo que sí que voy a añadir es un poco más de arte internetero a esta entrada, para que el premio no se sienta solo. ¿Conocéis los juegos de Grand Theft Auto (GTA)? Pues unos chicos de internet con mucho tiempo libre han decidido que casi todo lo que ocurre en el juego podría trasladarse a la vida real. El resultado es así de chulo:

lunes, 8 de junio de 2015

Internet


Hala, no os viciéis mucho con el internecio. :P

lunes, 1 de junio de 2015

Kung Fury

La semana pasada se estrenó una película que causó furor en internet. Se trata de Kung Fury, un mediometraje (dura sólo 31 minutos) que homenajea de la manera más absurda, exagerada y divertida a las películas de acción de los años 80.

Ambientada en 1985, cuenta la historia de un durísimo policía  experto en Kung Fu que se ve envuelto en la más delirante aventura que un chaval de los 80 se pueda imaginar. Videojuegos arcade que cobran vida, un pasado completamente surrealista, el mismísimo Hitler... son solo algunos de los retos a los que se tendrá que enfrentar nuestro infalible héroe.

Triceracop es uno de los tipos más normales de la peli
Kung Fury es un regalo para todos los que crecimos con reposiciones de películas de los años 80. Si metiéramos en una batidora un poco de Terminator, un buen puñado de Karate Kid (con algo de Dragon Ball) y le añadiéramos a Tron, Desafío Total y El coche fantástico... aún tendríamos que ponerle una buena cantidad de locura para acercarnos a lo que ofrece Kung Fury.

Pelea de manotazos entre un tiranosaurio y un águila gigante
Si bien es cierto que la peli está diseñada para hacer reir imitando los efectos especiales ochenteros y llevando sus exageraciones y tópicos al límite, también hay que reconocer que la factura del mediometraje es perfecta. Los efectos especiales, la interpretación de los actores, los juegos de palabras, la imitación de defectos de la cinta para que parezca grabada en VHS... todo ello está hecho con un mimo y una calidad asombrosa para imitar a la perfección el aspecto cutre de una peli mala. Porque, aclarémoslo, Kung Fury no es ni por asomo una peli mala, sino una peli muy buena cuyo objetivo es parecer mala.

En resumen, tenemos ante nosotros una curiosidad muy especial sólo apta para quien sepa verle el encanto y el humor, que logra proporcionarnos un rato realmente divertido y absurdo. Una auténtica genialidad que no deberías perderte.

Lo mejor: El origen de Kung Fury. Thor. El pequeño y curioso cameo de David Hasselhoff. El argumento, dentro de lo absurdo que es, tiene más lógica de lo que parece.
 
Lo peor: Está dirigida a un público que disfrute con este humor absurdo y pseudonostálgico, si no le pillas la gracia te parecerá una peli ridícula y absurda sin más.

A continuación puedes ver Kung Fury completa (está en inglés, con subtítulos en español):