Páginas

lunes, 31 de agosto de 2015

Arqueología casera

La postal de Cualquiercosa, la de BumBum
y la del grupo completo.
Haciendo un poco de arqueología casera (es decir, ordenar un cajón que estaba lleno de cosas desde tiempos antiguos) he encontrado unas postales del programa de televisión Pinnic. ¿Alguien lo recuerda?

Pinnic era un programa infantil de TVE que se emitía durante los años 90. Sus protagonistas (BumBum, Cualquiercosa, Fanzina y Tirant), vivían en un mundo surrealista en el que la ficción y la realidad se entremezclaban. La verdad es que apenas recuerdo los detalles, pero sí que me lo pasaba muy bien con ellos.

Una de las características más chulas del programa es que podías enviarles una carta a cada uno de los personajes y, a cambio, ellos te enviaban una postal y un pin. Para la mente de un Tarambanín de entorno a 8 años, molaba mucho.

sábado, 22 de agosto de 2015

Una semana con Tom Cruise

Ídolo de las quinceañeras (de varias generaciones), filón de la prensa rosa, playboy alocado, galán arrebatador, cienciólogo convencido... Muchas son las facetas que convierten a Tom Cruise en un tipo especial, pero su talento, su carisma y su habilidad para involucrarse en proyectos de éxito son las cualidades que le han hecho ganarse a pulso un puesto privilegiado entre las estrellas del cine más importantes de todos los tiempos. Por eso te invito a acompañarme en este recorrido en siete paradas por lo más destacado de la carrera de Tom Cruise.

1. Rain Man (1988). Tom se pone en la piel de un heredero egoísta y ambicioso que deberá hacerse cargo de su hermano autista, a quien acaba de conocer. A pesar de ser una peli sentimental y con la temática de la discapacidad y las relaciones familiares como trasfondo, nunca se deja tentar por el melodrama y tiene un ritmo muy asequible. Para muchos la auténtica estrella de la función es Dustin Hoffman, pero Tom Cruise no se queda a la zaga, logrando hacer a su personaje emotivo y animado, y contribuyendo a dar un ritmo más ágil a la película.


2. Algunos hombres buenos (1992). Esta vez Cruise se pone en la piel de un abogado militar con gran potencial (pero con predilección por las soluciones fáciles) que tendrá que defender a dos marines acusados de asesinato. Lo que aparentemente es un caso del montón, acabará adquiriendo tintes mucho más sospechosos e intimidantes cuando tenga que lidiar con el coronel Jessup (Jack Nocholson). Una peli de abogados y militares americanos pero con un ritmo trepidante y las interpretaciones colosales de Tom Cruise, Demi Moore y, sobre todo, Jack Nicholson. ¿¡Ordenó usted el código rojo!?


3. Misión Imposible (1996). La saga que ya lleva 5 entregas en su haber empezó aquí. El agente secreto Ethan Hunt, especializado en las misiones de espionaje más difíciles y peligrosas se enfrenta a un trabajo aparentemente imposible con el objetivo de evitar que un disco con información sensible caiga en manos equivocadas. Una película de suspense con un ritmo muy peculiar y un innegable atractivo. Las secuelas de la saga Misión Imposible optaron por un tono más propio de acción, pero conservando el carisma de su intrépido protagonista (de entre las secuelas recomiendo especialmente la cuarta parte, Protocolo Fantasma, una peli muy entretenida para los amantes de la acción y la espectacularidad visual).


4. Minority Report (2002). Basada en un relato corto de Philip K. Dick, Minority Report plantea un futuro en el que la delincuencia ha sido prácticamente erradicada gracias a un sistema que permite detener a los delincuentes antes de que cometan sus delitos. Un thriller de ciencia ficción lleno de acción y de ingeniosas vueltas de tuerca que garantiza 144 minutos de puro entretenimiento con un ritmo muy fluído y un gran cuidado visual.


5. Valkiria (2008). Alejado de los papeles vistosos y joviales a los que nos tiene acostumbrados, Cruise se pone en la piel de un oficial del ejército nazi que planea un atentado para derrocar a Hitler durante la II Guerra Mundial. Una absorbente peli de suspense y conspiración basada en hechos reales.


6. Oblivion (2013). En un futuro lejano, después de que la humanidad haya librado una guerra global contra una invasión extraterrestre y haya ganado a costa de la destrucción casi total, casi todas las personas se han ido del planeta. Sólo un técnico de mantenimiento y su compañera permanecen en el planeta azul realizando ajustes en las máquinas que la gente ha dejado atrás. Sin embargo descubrirán que la historia no es exactamente como se la habían contado. Una peli de ciencia ficción sin apenas acción y con un estilo muy peculiar, no apto para todos los gustos, pero con un argumento sorprendente.


7. Al filo del mañana (2014). En un futuro cercano la humanidad libra una lucha a muerte contra una invasión extraterrestre. Debido a un accidente, un soldado se verá forzado a repetir una y otra vez su primer día de combate y a encontrar el modo de derrotar al invasor. Podría decirse que estamos ante una entretenidísima versión de acción y ciencia ficción de Atrapado en el tiempo. Engancha de principio a fin.


Aquí acaba esta selección de 7 películas para pasar una semana de cine con Tom Cruise. Espero que te haya gustado y si te has quedado con ganas de más, recuerda que también hemos pasado Una semana con Clint Eastwood y Una semana con Bruce Willis.

viernes, 14 de agosto de 2015

Todo

Dibujete sacado de internet porque me hace gracia.
¿Me habéis echado de menos? Yo a vosotros sí. Pero es que he tenido una semana un poco rara.

En primer lugar, ha habido obras en casa. Eso de tener la casa llena de trastos esparcidos durante varios días, que entren obreros con martillos y cinceles y se carguen cachos de pared, y que todo acabe lleno de yeso y trocitos de lo que antes formaba parte del hogar, provoca cierta incomodidad. En defensa del sector de la construcción también tengo que reconocer que han trabajado muy bien y han reparado las averías con mucha profesionalidad. 

"Ya, Tarambana de mis entretelas, pero eso no es excusa para no venir por aquí ni a saludar", estaréis pensando. Es verdad, pero es que esta semana también se me ha roto el ordenador. El lunes, al intentar encenderlo, descubrí para mi desconsuelo que la pantalla permanecía negra. Por mucho que encendiera y apagara, conectara y desconectara, y pulsara botones como un descosido, aquello no hacía caso. ¡Qué mundo es este, en el que las cosas informáticas ya no se arreglan apagando y volviendo a encender! Total, que hubo que llevar el aparato a un experto que le echó un vistazo y llegó a la conclusión de que la pantalla está pidiendo la jubilación. Así que aquí estoy ahora, con el ordenador funcionando pero la pantalla en baja resolución (ahora veo internet como si estuviera detrás de una nube).

Pero lo bueno es que esta historia ha tenido un final feliz. Ahora es fin de semana, la obra ha acabado, el ordenador ha vuelto a casa (aunque no esté al 100%) y yo vuelvo a explayarme en internet. Colorín colorado, esta semana rara se ha acabado.

martes, 4 de agosto de 2015

El norte


Espero que tengáis muy buen verano y que el clima no os impida hacer lo que os apetezca.

¡Viva la geografía!