Páginas

domingo, 14 de febrero de 2016

Un beso cósmico

"Una pareja de agujeros negros baila enamorada el uno con el otro, hasta que se besan y se funden en uno solo radiando en décimas de segundo una potencia enorme de energía, más que cualquier otro acontecimiento jamás observado desde el Big Bang". Así describe Alicia Sintes, científica de la Universidad de las Islas Baleares y colaboradora del observatorio LIGO, el origen del descubrimiento del pasado 14 de septiembre, cuando se lograron detectar por primera vez las ondas gravitacionales.


Las ondas gravitacionales son (permitidme explicarlo a mi manera) "olas" en el espacio-tiempo. Albert Einstein descubrió hace 100 años que el espacio-tiempo es en realidad algo así como una gran piscina. Las estrellas, los planetas y otros objetos celestes enormes provocan deformaciones en el contenido de esa piscina cósmica y, como efecto secundario, tenemos la gravedad. Lo que han descubierto los astrónomos ahora son las olas que se forman en esa gran piscina cuando se le lanza una piedra.

Lo realmente magnífico del descubrimiento es que se ha podido detectar cómo el mismo universo se mueve. Es decir, no es que los científicos hayan detectado ondas que viajan por el universo, sino que han detectado cómo el tejido de la realidad vibra.

El fenómeno se ha podido observar gracias a la colisión de dos agujeros negros con masas equivalentes a varias decenas de soles cada uno, que giraron juntos y se unieron en uno solo hace unos 1300 millones de años (pero se han podido detectar desde la Tierra el pasado 14 de septiembre). La detección sólo ha sido posible gracias al uso de tecnología extremadamente sensible, ya que las ondas gravitacionales tienen una amplitud inferior a una milésima de átomo. Es decir, una onda gravitacional es más pequeña que un átomo en la misma proporción que una bacteria es más pequeña que un ser humano. Además, las ondas gravitacionales son fenómenos brevísimos que solo duran unas pocas milésimas de segundo.



El descubrimiento es importantísimo para la humanidad porque nos permite conocer con mucha más precisión la verdadera estructura del universo y las leyes que rigen en él. Además las ondas gravitacionales son tan básicas, forman parte del universo de una manera tan íntima que, probablemente, en el futuro puedan servirnos para conocer mucha más información sobre los orígenes del universo y sobre lo que hay en regiones remotas del mismo sin interferencias ni errores.

Feliz día de San Valentín. Ahora más que nunca, podemos decir que el amor mueve el mundo universo. ;)

8 comentarios:

  1. Y para qué quiero yo saber cuál es la estructura del universo si nisiquiera sé de qué están hechos los donuts?

    Feliz día de San Valentín

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uf, la composición de los donuts es uno de los grandes misterios del universo... :D
      ¡Feliz día!

      Eliminar
  2. Muy interesante el post, la verdad. Odio admitirlo, pero en física soy un 0 a la izquierda. Y es curioso porque en realidad me parece todo la mar de interesante, pero bueno, nunca lo he estudiado.

    Quizá estemos ante la que va a ser la mejor publicación amorosa del 14 de febrero de este año, te lo digo yo. Y por cierto, en serio que las próximas versiones de Windows no traerán el paint. :(

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo tampoco soy ningún especialista pero estas cosas de física me producen mucha curiosidad, así que intento aprender cosillas en plan "autodidacta". :D

      Estos de Windows son unos cenizos: siempre encuentran nuevas y creativas formas de decepcionar al personal. En fin, lástima, porque el Paint es muy útil teniendo en cuenta lo sencillo que es. :P

      Eliminar
  3. El otro día lo leí en el periódico. El universo me parece de lo más interesante.

    Feliz San Valentin!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, también lo ví en varios periódicos y televisiones. Estos días se ha hablado mucho del tema.
      ¡Feliz día!

      Eliminar
  4. Esto es algo así como cuando Newton explicó las leyes de la gravedad y los movimientos del universo cobraron sentido...
    Es posible que se viaje en el tiempo...O el hiperespacio...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Realmente la Relatividad de Einstein sustituye a la gravedad de Newton, así que la comparación es muy buena. Como mínimo, poder detectar las ondas gravitacionales permite obtener información de lugares muy lejanos en el espacio y el tiempo porque la materia no las modifica ni afecta de ninguna manera. Vamos, que una onda gravitacional nos llegará directamente desde su origen atravesando planetas, estrellas y cualquier otra cosa que se cruce en su camino. No es lo mismo que viajar a esos lugares lejanos, pero casi. :D

      Eliminar