Páginas

domingo, 2 de abril de 2017

Almibarado

Ya llega la primavera. Se nota porque hay más horas de sol, porque el tiempo esá loco y a veces hace calor y otras veces frío, y sobre todo porque en la tele lo dicen todo el rato. Pero en mi caso también se nota en la dieta. 

Physalis. Parecido a una uva exótica y un pelín ácida
envuelta en un saquito de hojas.
Últimamente creo que en vez de sangre debo tener almíbar. No es culpa mía: es el universo, que me pone cosas exquisitas por todas partes. Y, claro, ¿cómo voy a decirle que "no" al universo?

En primavera hay una gran variedad de frutas riquísimas a nuestro alcance. Todavía estamos en tiempo de naranjas y sin embargo los fruteros también empiezan a llenarse de kiwis, uvas, physalis y fresas. ¡FRESAS! Qué cosa más rica, muchachada.

A todo esto se suma la aparición repentina de varios bizcochos y tartas caseras en mi entorno. (Os recomiendo encarecidamente la Tarta Tatin: una sencillísima tarta de manzana y hojaldre que está espectacular cuando se hace bien).

Tarta Tatin. Modesta pero buenísima.
Y por si eso fuera poco, los supermercados siguen aprovisionándonos de yogures variados y empieza a abrirse la veda de los helados. 

En fin, supongo que tendré que ponerme comer ensaladas y cosas sanas antes de que me dé un pampurrio. ¿Y vosotros qué tal?

9 comentarios:

  1. Las cosas con almíbar me dan dolor de dientes y para mí es un poco pronto para empezar con los helados. Pero sí, la fruta es sana :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Dolor de dientes por el almíbar? Curioso: sabía que a mucha gente le pasa con cosas frias, pero no sabía que también podía pasar con almíbar. De todos modos no te pierdes gran cosa: hay muchos postres buenos que no lo llevan.

      Eliminar
  2. Yo también me apego al dulce...Y sobretodo esos que vienen con hojaldre :D

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que mezcla muy bien. Hay una pastelería en Oviedo especializada en pasteles de hojaldre que... bueno, mejor no pensar en ello porque voy a llenar el teclado de babas. xD

      Eliminar
  3. Aquí andamos, como siempre. Me obligo a comer fruta desde que me emancipé, ¿sabes? porque no me gusta nada ninguna. Así que me tomo un par de piezas al día como quien se toma con desidia unas pastillas para un catarro que no se acaba de ir. ¡Pero bien, gracias!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Imposible: con la cantidad de frutas distintas que existen es imposible que no te guste NINGUNA. Sigue probando, que seguro que acabas dando con algo buenísimo. ;D

      Eliminar
  4. Yo tomo fruta tres veces al día. El azúcar lo tengo que controlar que hay días que me atiborro a cosas que tengo prohibidas. Aunque ahora con la ortodoncia he de llevar cuidado con lo que tomo, porque esto de llevar doble arco (alambre pa'que nos entendamos) es un poco peñazo y a veces me dan ganas de no comer por no tener que cepillarlos uno a uno, jaja.

    Saludos y feliz Semana Santa o Semana... según prefieras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A veces es casi inevitable atiborrarse un poco. Pero bueno, luego se compensa con un paseo y un poco de lechuga... xD
      Sí, la ortodoncia a veces es un poco lata (yo también tuve una cuando era un teenager, así que te entiendo). Pero se puede compaginar con la comida rica. ;)

      Eliminar
    2. El sábado pasado me hice 8Km, para rebajar los excesos. A ver si esta semana saco un rato y subo el marcador. Que debjo de quitarme el kilo y pico que he pillado.
      Saludos!

      Eliminar