Páginas

domingo, 5 de marzo de 2017

Logan

...
¡Vale, vale! Ya sé que apenas se me ve el pelo últimamente y que debería venir más por aquí pero he estado falto de inspiración (y de horarios). De todos modos podemos quedarnos todo el día echándome en cara mi ausencia o podemos hablar de la peli de Logan, así que ¿qué preferís? Lo imaginaba: echar en cara mi ausencia ¡peli de Logan!

La historia se situa en 2029, cuando un Lobezno viejo y deteriorado se gana la vida como chófer de limousina mientras ahorra para proporcionar a su viejo (y ahora un poco senil) amigo Charles Xavier un retiro seguro. Pero en su camino se cruzarán una mujer y su supuesta hija, que son perseguidas por un despiadado grupo de mercenarios. Muy a su pesar, Logan tendrá que volver a entrar en acción para salvar su propia vida y la de los que le rodean.

Logan cambia completamente de registro respecto a las películas de X-Men e incluso a las anteriores en solitario del personaje. Abandonando el estilo superheroico, la cinta opta por un tono mucho más adulto, serio y pesimista. En esta ocasión Logan no duda en decir tacos, mutilar y asesinar (incluso se ven brevemente unas tetas), lo cual convierte a la peli en un producto no recomendado para menores de 18 años. Este Lobezno viejo, crepuscular, triste, frustrado y por momentos decrépito tiene el atractivo de la originalidad respecto a las anteriores encarnaciones del personaje de Hugh Jackman y del héroe duro y cascado. Pero sus puntos fuertes son también sus debilidades: en algunos momentos el empeño por mostrarnos la amargura del personaje lo vuelve demasiado pesimista, haciendo que la peli se resienta.

Tensión, acción, viajes por carretera y una niña mutante.
¿Qué puede salir mal?
Al protagonista le acompañan unos secundarios de excepción entre los que cabe destacar a la pequeña Dafne Keen en su papel de Laura que, sin ponerle muchas florituras a la interpretación, logra ser a la vez misteriosa, salvaje y adorable. Es una pena que el guión no ofrezca una relación aún más profunda de su personaje con el de Jackman (a mi me hubiera gustado que Logan fuese más padrazo, llamadme blando si queréis). En todo caso, gran acierto de casting. Por otra parte el veterano Patrick Stewart vuelve a dar vida al anciano Charles Xavier, dándole esta vez un toque tragicómico muy especial y, en mi opinión, acertado en el contexto de esta peli (aunque no ha dejado de chirriarme oirle decir tacos).

Por último los villanos cumplen correctamente con su función de ofrecerle a Logan unos rivales inabarcables y terroríficos, con su aspecto macarra, sus implantes cibernéticos y su falta de remordimientos.

Lo mejor: Buena y diferente peli. Aunque es larga, el ritmo es entretenido. Buenos secundarios.

Lo peor: Demasiado empeño en mostrar a un Logan demasiado decrépito y pesimista. La relación con Laura podría haber dado para más. Toda la peli podría haber dado para más, la sensación final es que la trama no está bien rematada.

Esta será la última vez que Hugh Jackman sea Lobezno. Ha demostrado mucho talento
y compromiso con el personaje durante estos casi 17 años. ¡Gran trabajo, Hugh!