Páginas

miércoles, 18 de octubre de 2017

Blade Runner 2049

Después de haber visto críticas de lo más diverso me decidí (no sin algunas reservas) a ver esta secuela tardía de Blade Runner, esta vez protagonizada por Ryan Gosling y con Harrison Ford como secundario de lujo.

Han pasado 30 años desde la aventura de Deckard. Los replicantes se rebelaron y fracasaron, y con ellos también se hundió Tyrell, la empresa que los fabricaba. En la actualidad un nuevo genio de la genética ha tomado el lugar de Tyrell y ha vuelto a fabricar estos esclavos artificiales, esta vez más modernos y más obedientes. En este mundo, un oficial replicante trabaja para la policía dando caza a los últimos de su especie que aún se rebelan contra los humanos cuando, investigando un caso, se verá involucrado en una conspiración con la que se sentirá especialmente concernido.

Con tanta gente diciendo que la peli se hace larga, y con Ryan Gosling a la vista (un actor con cierta tendencia a la sosez), la verdad es que mis expectativas sobre esta peli habían bajado considerablemente. Craso error por mi parte puesto que me ha encantado.

Cabe en primer lugar destacar el apartado visual y "ambiental". Blade Runner 2049 está fantásticamente ambientada para trasladar al espectador al futuro oscuro que describía Philip K. Dick en la novela original, pero al mismo tiempo sabe ser innovadora para que nada suene repetitivo respecto a la primera peli. Acompañando al protagonista descubrimos un mundo futuro que envuelve y absorbe al visitante, y que resulta terrible pero hermoso.

Las escenas de acción son breves pero bonitas y motivadas
La trama de la peli, con el estilo noir y futurista de la saga, está llevada con un ritmo pausado que parece que ha sacado de quicio a algunos críticos. A mi sin embargo me parece que todo sucede como tiene que suceder: con una cadencia de los acontecimientos que invita a la reflexión y ayuda a buscar lecturas entrelíneas e interpretaciones personales de lo que ocurre, pero con un buen uso del tiempo que también nos ayuda a empatizar con la manera de ver la vida que tiene el replicante protagonista. Con esto no quiero decir que la peli sea lenta (de hecho yo tuve la sensación de que siempre estaban pasando cosas) pero sí que hay que advertir que no es una peli de acción (aunque tiene algunas escenas de acción estupendamente rodadas y, además, con importancia argumental).

Hay escenas muy potentes visualmente que contribuyen a crear
una atmósfera muy especial
Ryan Gosling lo hace de maravilla. De hecho convierte sus limitaciones en virtudes y da vida a un ser duro, valiente y calmado pero en el que se pueden adivinar profundos sentimientos cuando se le sigue con atención. También es notable el desempeño de Ana de Armas, eso sí, en un papel más sencillo y amable, y el de Sylvia Hoeks, con un personaje tan capaz de provocar empatía como de provocar terror. Por desgracia el punto débil ha resultado estar en Harrison Ford, que no logra alcanzar el nivelazo que esta vez tienen Gosling y la mayoría de los demás intérpretes.

En resumen: gran película que parte del universo Blade Runner de la primera parte pero lo amplía y explora de manera novedosa y atractiva. Además cuenta una historia intrincada e interesante, llena de mensajes y recovecos filosóficos para que el espectador los rellene a su manera y, en todo caso, con una espléndida trama policíaca. Muy recomendable.

Lo mejor: La ambientación. Trama de investigación cargada de matices que te deja pensando después de salir del cine. Muy bien Ryan Gosling.

Lo peor: Un decepcionante Harrison Ford.

8 comentarios:

  1. Leí criticas positivas en casi todos los casos... Me gusta que un clásico tenga una digna segunda parte 👌

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí que es digna, ya te digo que a mi me ha gustado mucho. La historia te atrapa y no te suelta hasta el final. :)

      Eliminar
  2. No me gustan las historia intrincadas, llenas de mensajes y recovecos filosóficos, por eso dejé a medias las memorias de Belén Esteban...

    No me gustó nada la primera película y esta secuela no me llama nada la atención.

    Hay algo decadente en ver a Harrison Ford interpretando a los personajes que le hicieron famoso en su juventud. Él lo sabe y no se esfuerza nada. Yo creo que si fuera por él se habría retirado hace 10 o 15 años, pero le ofrecen millonadas y claro...

    Saludos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mientras escribía eso ya me imaginaba que me ibas a echar la bronca. ;D
      De todos modos hay que aclarar que la peli no me ha parecido filosófica en plan pedante, es solo que es de esas que te dejan pensando un ratillo después de verla.

      Sí, Harrison viejuno nos está dejando algunas decepciones importantes. Además es lo que comentas, da la sensación de que ni siquiera se esfuerza: sabe que ya es una estrella y va con exceso de confianza. En fin, siempre nos quedará Indiana Jones (las 3 buenas), Han Solo e incluso Jack Ryan. :)

      Eliminar
  3. Hola Tarambana:
    Esperaba tu crítica :D La voy a ver este fin de semana. Vi la primera y veremos que talme sienta está aunque a veces, segundas partes no me convencen.

    Yo también pienso que Harrison Ford ya anda de capa caída...

    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya te digo que yo tampoco iba con mucha confianza pero acabó por sorprenderme gratamente. Espero que la disfrutes.
      Saludos.

      Eliminar
  4. Ayyyy, mi Harrison, pobrete, que se está haciendo mayor y cada vez le cuesta más estar al nivel ;P

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, decepciona un poco después de haber interpretado a personajes tan queridos.

      Eliminar