Páginas

jueves, 17 de mayo de 2018

Tarta de limón fría

¡Hola queridos amigos, queridas familias! Bienvenidos a un programa más de Cocina Tarambanera. Hoy vamos a preparar un postre rico rico y con fundamento.

Antes de ponernos a ello veamos qué ingredientes necesitaremos:
- 1 limón
- 130 g. de galletas María
- 50 g. de mantequilla
- 2 sobres de gelatina de limón
- 500 ml. de "leche evaporada"
- Azúcar al gusto (alrededor de dos cucharadas)

Para la preparación yo recomiendo usar una máquina tipo Thermomix, pero también puedes hacerlo con una batidora, un microondas y un poco de maña.

1. Ponemos las galletas, la mantequilla y un poco de ralladura de la piel del limón en el recipiente de la máquina. Y trituramos durante diez segundos a velocidad 6 (para pulverizar). Luego sacamos la mezcla y la colocamos (bien apretada) en el molde donde vayamos a colocar la tarta. Esta mezcla de galleta triturada servirá de base para nuestra tarta.

2. Lavamos el recipiente de la máquina y ponemos 500 ml. de agua y 50 ml. de zumo de limón.Y calentamos durante 7 minutos a velocidad 1 y a 100º (temperatura varoma, si quieres decirlo en plan moderno). En este paso calentamos la mezcla de zumo y agua para que, más adelante, gelifique bien al añadir la gelatina.

3. Añadimos los 2 sobres de gelatina de limón y mezclamos durante 1 minuto a velocidad 3. Y reservamos esta mezcla para luego.

4. Ahora utilizaremos el recipiente de la máquina para mezclar la leche evaporada y el azúcar durante 1 minuto a velocidad 3.

5. Añadimos la mezcla de agua, limón y gelatina que habíamos reservado, y mezclamos durante 1 minuto a velocidad 3.

6. Por último ponemos esta mezcla sobre la base de galletas que habíamos hecho al principio. Y metemos la tarta en la nevera para que cuaje con el frío (lo mejor es dejarla durante la noche, así estará lista para comer al día siguiente).

El resultado será un tarta fría muy buena y ligera. Con las proporciones que he descrito dará para unas 6 u 8 raciones. 
_____________________________________________

Esta mañana he comido un poco de esta tarta y sentía que debía compartir la receta con vosotros. Espero que os guste. Pero tranquis: no voy a convertir esto en un blog de cocina. Tarde o temprano volveré con el frikerío habitual. ;D

sábado, 12 de mayo de 2018

Campeones

Aprovechando la primavera y la resaca heroica de Vengadores: Infinity War, hace unos días fui al cine a ver una peli muy especial que ha tenido muy buena acogida por parte de la crítica y del público. Se trata de "una comedia muy seria" de Javier Fesser que se titula Campeones.

Después de una serie de encontronazos con la autoridad, el entrenador de baloncesto Marco Montes es condenado a pasar 90 días de servicios a la comunidad con una organización que trabaja con discapacitados intelectuales. La labor de Marco allí será convertir a estos chicos en un auténtico equipo de baloncesto capaz de competir a nivel nacional. Pero antes tendrá que aprender a entenderse con sus jugadores.

Campeones es una película extraña pero muy hábil. Estamos acostumbrados a ver pelis que hablan sobre discapacidad y que tienen su puntito tierno, pero esta es diferente. Lejos de optar por la vía lacrimógena y moralista, Campeones se desenvuelve de maravilla en el terreno de la comedia, quitándoles hierro a las situaciones difíciles y dejando escenas muy divertidas. Además, una de las características que hace única a esta peli es que los actores que interpretan al grupo de discapacitados intelectuales tienen realmente alguna discapacidad. Esto le da una autenticidad tremenda a la peli, no solo por su forma de hablar y de moverse, sino porque también son excelentes intérpretes capaces de crear situaciones de verdadero caos y diversión con una naturalidad enorme. 

¡Equipazo!
Al reparto se une el veterano actor Javier Gutierrez, que se entiende de maravilla con sus compañeros para dar ritmo a la trama y crear un montón de situaciones encantadoras.

En resumen, una película chocante y muy divertda. Una joya del cine español que recomiendo a todo el mundo para pasar un rato realmente alegre, echarse unas risas y quedarse con una buena sensación en el cuerpo.

Lo mejor: Todo lo relacionado con el equipo de baloncesto: con ellos todo es inesperado y genial.

Lo peor: La subtrama un poco más ñoña del entranador con su esposa (por suerte tampoco se entretienen demasiado).